PUBLICIDAD

Iberdrola

Llegan a la central nuclear de Zaporiyia los primeros inspectores de la OIEA

El equipo, formado por 14 especialistas del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), llega al lugar el mismo día en que los bombardeos obligan a desconectar uno de los reactores
atalayar-equipo-OIEA-organismo-energia-atomica-nuclear-onu-rafael-grossi-mision-zaopriyia-ucrania-central

PHOTO/TWITTER vía @rafaelmgrossi  -   Equipo de inspectores y expertos del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) antes de su salida hacia la central nuclear de Zaporiyia, en el óblast ucraniano homónimo, el 29 de agosto de 2022

Después de casi seis meses bajo control ruso, la mayor central nuclear de Europa, la planta de Zaporiyia, recibía este jueves al primer equipo de inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA). “La misión de la OIEA ha llegado a la central”, confirmaba Fredrik Dahl, portavoz de la institución y parte del equipo enviado, para la agencia de noticias EFE. “Ahora tenemos una misión muy importante que cumplir”, apuntaba, por su parte, el director general de la OIEA Rafael Grossi. “Vamos a comenzar rápidamente a comprobar las condiciones de seguridad de la central, y a ponernos inmediatamente en contacto […] con los trabajadores del complejo”. 

Y es que, pese a que las infraestructuras y gran parte de los territorios vecinos –como Enerhodar, una ciudad satélite de la planta de Zaporiyia– se encuentran en manos del Ejército ruso, son los funcionarios ucranianos los que, desde el 4 de marzo, están a cargo de las operaciones de la central. 

Varias semanas de negociaciones han sido necesarias para que la unidad –formada por 14 expertos que llegaron al lugar, sobre las 14:15 hora local de este jueves, en un convoy de nueve vehículos– pudiese acceder a las instalaciones. Tras meses de combates preocupantemente próximos a las infraestructuras nucleares, el equipo de la OIEA espera poder analizar cuál es la situación de la central y de sus instalaciones dañadas, y evaluar así las posibilidades de un desastre atómico, durante una misión que, se espera, dure hasta el viernes 3 de septiembre, según afirmó el gobernador nombrado por Rusia para el territorio de Zaporiyia, Yevhen Balytskyi. 

atalayar-central-nuclear-zaporiyia-ucrania-guerra-rusia-ataque
Central nuclear de Zaporiyia vía YouTube/vía REUTERS  -   Las imágenes de una cámara de vigilancia muestran el aterrizaje de una bengala en la central nuclear de Zaporiyia durante un bombardeo en Enerhodar, Ucrania, el 4 de marzo de 2022, en esta captura de pantalla de un vídeo obtenido de las redes sociales

Además, el organismo dependiente de la ONU con sede en Viena, baraja también la opción de establecer una representación permanente en la central para controlar de manera independiente su situación y servir de freno ante un posible recrudecimiento de la violencia, temiendo que un accidente nuclear en Zaporiyia tendría una magnitud mucho mayor que el sucedido en Chernóbil. “Es hora de dejar de jugar con fuego y tomar medidas concretas para proteger estas y otras instalaciones de cualquier operación militar”, ha advertido el director general del Comité Internacional de la Cruz Roja, Robert Mardini, alegando que, en el caso de que se diese un desastre nuclear, la Cruz Roja no tendría las capacidades necesarias para proporcionar asistencia humanitaria necesaria. 

atalayar-rafael-mariano-grossi-director-general-oiea-organismo-internacional-energia-atomica-un-onu-zaporiyia-ucrania
PHOTO/RONALD ZAK  -   El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica, OIEA, Rafael Mariano Grossi
Más tarde de lo esperado 

Una tardanza de semanas –de negociaciones, acuerdos y persuasiones– en la llegada de los inspectores no evitó que, en el último momento, un aumento de los bombardeos en la región retrasase, tres horas más, la entrada del equipo de la OIEA en la planta

“Después de haber llegado tan lejos no vamos a parar”, sostenía Grossi desde Zaporiyia, a unos 120 kilómetros de la central nuclear homónima. “Sabemos que hay un área, la llamada “zona gris” entre la última línea de la defensa ucraniana y la primera línea de las fuerzas rusas, donde los riesgos son más significativos”. “Consideramos que tenemos las mínimas condiciones para desplazarnos, aceptando que el riesgo es muy, muy alto”, aseguró. 

atalayar-mapa-ucrania-zaporiyia-amenaza-nuclear-atómica-oiea-naciones-unidas-mapa-afp
AFP/AFP  -  Mapa de la central nuclear de Zaporiyia, en Ucrania, bajo control ruso desde marzo 
Nuevos ataques 

Y aunque Europa entera mantenga las miradas en la misión de la OIEA, la guerra no cesa. Los ataques continúan. Y Zaporiyia sigue siendo un escenario de batalla. Este mismo jueves, uno de los reactores –de los seis que componen la central – tuvo que ser detenido y desconectado del sistema energético ucraniano, como medida de precaución de emergencia ante un nuevo aumento de los bombardeos y los ataques en la zona. La planta, que ya fue desconectada de la red eléctrica del país el jueves pasado, mantenía hasta el momento solo dos reactores operativos. 

Las acusaciones volaron en todas direcciones. Por un lado, fuentes ucranianas culparon a Rusia de haber “estado disparando contra Enerhodar, la ciudad satélite de la central nuclear de Zaporiyia (ZNPP), desde las 05:00 hora local del 1 de septiembre”, en palabras del exalcalde ucraniano de Enerhodar, Dmytro Orlo, para obstaculizar la llegada de los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica a la planta de Zaporiyia. “Se pueden escuchar los ruidos de las ametralladoras”, subrayaba Orlov, lamentado, también, la presencia de civiles heridos y muertos. “El número de víctimas aún no ha podido ser confirmado”, agregó.  

atalayar-presidente-ucrania-volodimir-zelenski-invasion-rusia-zaporiyia-amenaza-nuclear
AFP/GENYA SAVILOV  -  El presidente ucraniano Volodimir Zelenski se dirige a los medios de comunicación internacionales en una estación de metro de Kiev el 23 de abril de 2022

Rusia, por su parte, afirmó que había sido Kiev quien había tratado de “tomar” la planta nuclear a través de grupos de sabotaje. “Hoy, alrededor de las 06:00 am, las tropas ucranianas [divididas] en dos grupos de sabotaje y en siete barcos atracaron en la costa del embalse de Kajovka [muy cerca de la ciudad de Energodar], tres kilómetros al noreste de la planta de energía nuclear de Zaporiyia, e intentaron apoderarse de ella”, eran las declaraciones de Ígor Konashénkov, portavoz del Ministerio de Defensa ruso. 

En cualquier caso –y ante unas acusaciones no confirmadas, hasta el momento, por ninguna fuente independiente– el país se prepara para un posible desastre. La viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, ha anunciado ya los planes de aumentar las evacuaciones obligatorias de lo civiles, mientras los residentes más cercanos a la central se encuentran recibiendo las primeras pastillas de yodo

“La situación sigue siendo muy arriesgada y peligrosa. Cualquier […] desconexión de la central de la red, cualquier acción de Rusia que pueda desencadenar el cierre de los reactores, pondrá de nuevo a la central a un paso del desastre”, eran las palabras del presidente ucraniano Volodímir Zelenski.