Llegan a Ruanda los primeros 66 refugiados africanos evacuados de Libia

Es el primer grupo de migrantes reubicado tras el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Ruanda, la Unión Africana (UA) y ACNUR
Centro de detención para refugiados en el distrito de Abu Salim, en las afueras de Trípoli, Libia

AP/MANU BRABO  -   Centro de detención para refugiados en el distrito de Abu Salim, en las afueras de Trípoli, Libia

Un primer grupo compuesto por 66 refugiados y solicitantes de asilo africanos, hasta ahora atrapados en centros de detención en Libia, fueron evacuados anoche a Ruanda, según informó este viernes la Agencia de Refugiados de la Organización de Naciones Unidas (ACNUR).

"(Han) aterrizado. El primer grupo de refugiados vulnerables ha sido evacuado de forma segura de Libia y ha llegado a la pista del aeropuerto de Kigali. Finalmente están a salvo y recibiendo ayuda y asistencia", expresó pasada la medianoche el portavoz global de ACNUR para África y el Mediterráneo, Charlie Yaxley.

Se trata del primer grupo de migrantes en ser reubicado tras el memorando de entendimiento firmado el pasado 10 de septiembre entre el Gobierno de Ruanda, la Unión Africana (UA) y ACNUR, gracias al que este pequeño país africano se comprometió a recibir a más de 500 migrantes varados en centros de detención en Libia.

El grupo, que aterrizó en el aeropuerto internacional de Kigali alrededor de las 21:30 hora local (GMT), incluye un bebé de tan solo dos meses nacido en un centro de detención en Libia; además de otros 25 menores refugiados, casi todos no acompañados.

"Uno de los evacuados no había salido de un centro de detención durante más de cuatro años", detalló durante esta jornada en un comunicado el portavoz de ACNUR, Babar Baloch, quien especificó que todos los migrantes son "sudaneses, somalíes o eritreos".

"Esto es una fantástica demostración de solidaridad del Gobierno ruandés y de su pueblo así como un buen ejemplo de liderazgo africano", destacó, por su parte, el representante de ACNUR en Ruanda, Ahmed Baba Fall. "Realmente apreciamos este gesto basado en una responsabilidad compartida, (la voluntad de) salvar vidas y la garantía de un gran liderazgo", continuó Fall.

Por el momento, estos refugiados han sido alojados en el centro de tránsito de Gashura, localizado a unos 55 kilómetros al sur de Kigali, donde muchos manifestaron "su alivio de estar finalmente a salvo, (y de) haber recuperado su libertad", según Yaxley.

Una vez en Ruanda, los refugiados que se acojan voluntariamente al acuerdo podrán ser reubicados a terceros países, viajar a aquellos donde el asilo les haya sido concedido o regresar a sus países en caso de que se trate de una alternativa segura.

También hay quienes podrán quedarse a vivir en Ruanda si consiguen el permiso de las autoridades; en un país que ya acoge a más de 145.000 refugiados y solicitantes de asilo, según cifras de ACNUR de 2018, sobre todo de la República Democrática del Congo (RDC) y Burundi.

Se espera un segundo vuelo de evacuación en las próximas semanas fletado por ACNUR, organismo que además instó a la comunidad internacional a apoyar este gesto de solidaridad de Ruanda proporcionando apoyo financiero y lugares de reasentamiento.

De acuerdo con la ONU, más de 4.500 personas necesitan ser evacuadas de urgencia de los centros de detención libios, donde soportan condiciones de vida "inhumanas" -según organizaciones pro derechos humanos- además de riesgo de muerte, al situarse a muy poca distancia de los combates entre las fuerzas gubernamentales en Trípoli y las del opositor mariscal Haftar.