PUBLICIDAD

Iberdrola

Los bancos marroquíes conseguirán una mejor gestión de riesgo en 2022

BMCE Capital asegura que las entidades marroquíes serán capaces de establecer un mercado secundario que mejore su desempeño
banco-marruecos-remesas

REUTERS/YOUSSEF BOUDLAL  -   El Banco Central de Marruecos

La perspectiva de los bancos de Marruecos para el curso de 2022 pronostica buenos datos. BMCE Capital, una empresa de análisis y gestión financiera que opera en el Reino y tiene una de sus sedes en Casablanca, asegura que las entidades que trabajan con esta compañía serán capaces de mejorar su desempeño. Se prevé que los bancos serán capaces de gestionar el riesgo si se establecen una serie de condiciones que repercutirán en la economía nacional con buenos resultados.

Por otra parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) también ha comentado sobre el asunto y ha hecho una recomendación al Reino para que establezca un mercado secundario que cubra los préstamos incobrables para la mejora del riesgo. La entidad mundial pide al sector bancario de Marruecos que permita a las entidades comerciales cobrar estos créditos como productos financieros, que, posteriormente, se venderán a los inversores. 

dinero-remesas
PHOTO/REUTERS - Remesas de Marruecos

El riesgo supone un gran problema para el país alauí desde que se ha producido la presión del coronavirus y todos los efectos negativos que ha tenido tanto en la nación como a nivel mundial. Desde 2020, y pasando por 2021, los bancos marroquíes han tenido que enfrentarse a este gran desafío y las previsiones no eran favorables hasta ahora. Aunque todavía no hay una decisión tomada al respecto sobre qué van a hacer las entidades, si se aplican nuevas medidas se reducirá el nivel de riesgos, según afirman los expertos del sector económico.

Bank Al-Maghrib, el Banco Central de Marruecos, ha desvelado por su parte un documento en el que informa sobre cuáles van a ser las perspectivas económicas para este nuevo año en ciernes. Dejando atrás el sector económico, los bancos de la nación reflejan una desaceleración del crecimiento de los depósitos a la vista en los bancos. Estos, han pasado del 7,6 al 7,5%. Por otro lado, las participaciones en fondos del mercado monetario han bajado sólo un 0,5%. 

transferencia-remesas-marruecos
REUTERS/ELOISA LOPEZ - El número de marroquíes que residen en el extranjero es de aproximadamente 5 millones, la mayoría de ellos en Europa, lo que la convierte en la segunda comunidad más grande de un país africano

El documento también añade que los depósitos a plazo fijo han aumentado un 4,6% en comparación con diciembre que se encontraban los valores en 3,3%. Por otro lado, las divisas y la moneda extranjera han aumentado en un 5,8% y un 28,4% respectivamente.

Se prevé también un aumento del crédito bancario, que ha registrado una crecida del 2,8%. Asimismo, la disminución del crédito al sector financiero bajó en un 5% y se va a estabilizar los préstamos al sector no financiero. Este fue del 4,1%.

Otro de los puntos de las entidades que prevé una mejora, es la liquidez de estos. Los expertos prevén una gran mejora ya que en diciembre se redujo a 64.800 millones de dirhams. Otro de los puntos que crecieron a finales de 2021 fue el aumento de las reservas de divisas, se recaudaron 71.500 millones de euros; en este caso, la banca marroquí inyectó un total de 82.800 millones.  

dirham-marruecos
PHOTO/PIXABAY - Dírham de Marruecos

El Banco Central, a su vez, ha constatado una reciente atonía en la actividad de los bancos islámicos. Abdelatif Jouahri, gobernador del Banco Central Bank Al-Maghrib asegura que pese al aumento sostenible de los créditos que ofrecen estas oficinas, superando incluso los 17.500 millones de dirhams en agosto de 2021, los depósitos que gestionan estos solo llegan a los 4.500 millones de dírhams.  

“El problema de los bancos participativos está en el aumento continuo de la demanda, porque los fondos que gestiona solo satisfacen un tercio de la demanda" explicó el director de la Asociación Marroquí de Finanzas Islámicas, Abdeslam Balaji. Por su parte, también asegura que la crisis sanitaria del coronavirus enturbió el auge de estas.
La pandemia ha traído muchas consecuencias negativas, pero las autoridades competentes señalan que Marruecos va a empezar a vivir un crecimiento económico a partir de 2022. “La recuperación económica debería continuar en los próximos años, a pesar de las secuelas de la pandemia”, afirmó Roberto Cardarelli, jefe de la misión del FMI para Marruecos.

Este también asegura que las reservas de divisas del Reino están siendo fortalecidas a pesar de la pandemia. “Aunque estas perspectivas siguen estando marcadas por la incertidumbre, vinculada particularmente a la evolución de la pandemia, que constituye la principal fuente de riesgo, unas reformas estructurales eficaces y rápidas deberían acelerar el crecimiento a medio plazo”, concluyó el director.