Los bandos del conflicto libio instan a la comunidad internacional a apoyar la transición política nacional

Marruecos acogió una nueva sesión de contactos entre las partes libias enfrentadas
Reunión en Marruecos entre las partes libias enfrentadas

AFP/FADEL SENNA  -   Reunión en Marruecos entre las partes libias enfrentadas

Las facciones enfrentadas en el conflicto nacional libio abandonaron Rabat, la capital de Marruecos, sin un acuerdo claro sobre el proceso político orientado hacia unas futuras elecciones a finales de año tras la última ronda de contactos encaminada a garantizar un proceso electoral normal en el país que sirva para acabar con la situación de guerra que lleva sufriendo la nación norteafricana desde 2014 y que está asolando el país. 

La situación política en Libia se volvió convulsa en las últimas fechas a pesar de que fue elegido un Gobierno interino presidido por Abdul Hamid Dbeiba, auspiciado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y encargado de regir el país hasta la celebración de elecciones en diciembre de 2021; todo ello tras años de una guerra civil que ha venido enfrentado al Gobierno de Unidad Nacional del primer ministro Fayez Sarraj, radicado en Trípoli y apoyado por la ONU y países como Turquía, Qatar e Italia, y al Ejército Nacional de Libia, liderado por el mariscal Jalifa Haftar y asociado al otro Ejecutivo radicado en Tobruk, sustentado por naciones como Rusia, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Egipto. El Parlamento libio aprobó recientemente una moción de censura contra el Gobierno de Abdul Hamid Dbeiba, rechazada por el Alto Consejo de Estado, agravando la situación institucional. De hecho, se valoró la opción de crear otro Ejecutivo provisional que dirigiese el país hasta las elecciones fijadas para el 24 de diciembre. La coexistencia entre el Gobierno de Dbeiba y el Parlamento o Cámara de Representantes ha sido difícil en los últimos tiempos a pesar de que parecía que se había encarrilado la situación tras una cruenta guerra civil de varios años. 

El primer ministro interino de Libia, Abdul Hamid Dbeiba
AFP/GEOFFROY VAN DER HASSELT - El primer ministro interino de Libia, Abdul Hamid Dbeiba

Tras la última reunión en Rabat, las partes no se pusieron de acuerdo sobre los términos de la actual ley electoral que había sido impugnada, aunque instaron a la comunidad internacional a que apoye el proceso político en marcha en este país afectado seriamente por la guerra civil, como informó la agencia AFP.

"Las consultas se desarrollaron en condiciones de entendimiento y consenso", aseguró el viernes por la noche un miembro del Parlamento libio, El Hadi Ali Elsaghir, después de que acabasen las conversaciones en territorio marroquí. 

"Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que apoye el proceso electoral en Libia (...) y envíe observadores internacionales para asegurar el buen desarrollo de este importante evento", señaló el parlamentario libio sobre las elecciones duales presidenciales y legislativas anunciadas para el 24 de diciembre, como informaron la agencia AFP y el medio África News.

El mariscal libio Jalifa Haftar
REUTERS/COSTAS BALTAS - El mariscal libio Jalifa Haftar

Las dos partes discutieron sobre la ley electoral, ratificada el 9 de septiembre por el presidente del Parlamento de Tobruk sin someterla a votación, quedando todo adaptado a las preferencias del mariscal Jalifa Haftar.

Libia sigue padeciendo por lo tanto una situación política complicada derivada de la caída del régimen de Muamar El Gadafi en 2011 y la posterior guerra civil protagonizada desde 2014 por el Gobierno de Acuerdo Nacional y el Ejército Nacional libio asentado en la parte oriental del país libio. 

Mientras, en un reciente comunicado oficial, la Misión de Apoyo de la ONU en Libia (UNSMIL), organismo encargado de supervisar el proceso político libio, instó a las dos delegaciones a "avanzar" en el establecimiento del marco legislativo necesario para las próximas elecciones. Además, este jueves, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó por unanimidad una resolución que extiende su misión política en Libia hasta el 31 de enero.

Stephanie Williams, enviada interina de la ONU para Libia
AFP PHOTO/NACIONES UNIDAS - Stephanie Williams, enviada interina de la ONU para Libia

También, en un comunicado de este mismo sábado 2 de octubre, la UNSMIL mostró su gratitud a Marruecos por acoger los diálogos libios de los últimos días. 

La declaración de la UNSMIL felicitó "a las dos delegaciones por la atmósfera positiva de la reunión” después de dos días de discusiones sobre la organización de elecciones en Libia, un paso vital en el proceso de paz en curso, como informó el medio Morocco World News. 

La misión de la ONU en Libia también solicitó un mayor apoyo internacional para el proceso de diálogo libio de cara a poder completar el próximo proceso electoral.