Los cambios en las sociedades condicionan la evolución de la energía y la economía

 -  

Alex Erquicia

Pies de foto: ATALAYAR

Las tendencias de la sociedad y el mercado de la energía en el futuro son de las mayores preocupaciones del sector público y privado por igual. En un contexto geopolítico cambiante la seguridad energética se alza como una de las prioridades para el devenir de las poblaciones y el crecimiento económico global. En su intento de adelantarse a los desarrollos que se van producir en ambas áreas el análisis en profundidad de los fenómenos internacionales resulta el camino que las empresas siguen con el fin de no caer en imprevistos. 

En esa línea, Tariq Attar, director de Análisis Estratégico de Cepsa, compartió durante el seminario 'Magreb, Oriente Medio y Europa: entendimiento entre culturas. Relaciones y desafíos' la visión empresarial del futuro de la energía a través de un estudio elaborado íntegramente por el equipo de estrategia de la empresa. Según él "el futuro de la energía estará condicionado por la volatilidad de los mercados, la regulación energética y la evolución tecnológica". Attar augura que la demanda energética entre el período de 2015 a 2030 "crecerá a un ritmo que será la mitad que en el período anterior debido a las mejoras en eficiencia".

Para lograr un panorama lo más completo posible, Cepsa ha dividido el mundo en tres regiones distintas a los que define en parámetros energéticos: reguladores, todos los países de la OCDE salvo México, que están expuestos a la regulación del mercado energético y cuya previsión de demanda energética en el futuro es más baja que en otras regiones; consumidores, todos los países asiáticos debido a su impacto en el futuro del consumo de energía; y los energizantesque representan a los exportadores líderes mundiales de recursos energéticos, principalmente petróleo y gas, e incluyen América Latina, África, Oriente Medio y las antiguas repúblicas soviéticas.

Cepsa, con presencia global, destaca que se tienen que adaptar a las nuevas realidades a las que se enfrenta el sector energético marcado por una población en crecimiento y con más capacidad de consumo. "En el contexto internacional de hoy en día  es necesario hacerlo de manera sostenible y reduciendo las emisiones", dijo Attar durante su presentación. 

La hoja de ruta que sigue la empresa se basa en el Cepsa Energy Outlook 2030, documento a través del cual describen las distintas realidades del mundo y las necesidades energéticas a través de los ojos de los distintos usuarios. Algunas de las principales conclusiones que Attar presentó fue que "a medida que mejora la eficiencia, la tasa de crecimiento de la demanda global de energía se reducirá a la mitad de lo registrado en los últimos 15 años". 

Una gran parte de los cambios de raíz que se vienen produciendo están marcados por los vaivenes de la población mundial. Así, el 70% del total de la demanda de energía primaria entre 2015-2030 será de la región de consumidores, "países de donde procederá la mayor demanda y que principalmente son importadores de energía y con una población de clase media en creciente", aseguró el analista de Cepsa. A ellos les abastecerán los energizantes, los países ricos en recursos (Oriente Medio, América Latina o África) del total de donde procederá hasta el 70% del nuevo suministro de petróleo entre 2015-2030.

En la búsqueda de poder satisfacer estos retos, "la tecnología será la pieza clave que lleve al sector a una mayor eficiencia y sostenibilidad", aseguró. De esta manera, la eficiencia de los motores de combustión interna mejorará sustancialmente y "tendrá un impacto seis veces mayor en la reducción del consumo de combustible que la penetración de los vehículos de combustible alternativo". 

Cepsa no duda que el vehículo eléctrico tendrá su sitio en el año 2030, en el que según la empresa, "un vehículo de combustión y uno eléctrico pueden llegar a tener la misma flota". Lo que tiene claro Attar es que "en 2030, la flota de vehículos de pasajeros será un 25-30% más eficiente de lo que lo es hoy en día y esta flota seguirá siendo abastecida mayoritariamente por combustibles fósiles". 

Respecto a la generación de electricidad, la demanda de energía primaria sigue creciendo. Attar destaca que "las renovables dominarán el mix de la generación de energía en España en detrimento de los combustibles fósiles ya que hacia 2030, las renovables cubrirán más del 60% de la demanda de electricidad en España para cumplir el conjunto de objetivos de energías renovables". Además destacó que el sector eléctrico en España puede presumir de una alta penetración de energía eólica y solar, aunque la capacidad instalada en estas dos tecnologías deberá aumentar drásticamente para cumplir los objetivos de energías renovables fijados por Europa".  Hacia 2030, las renovables cubrirán más del 60% de la demanda de electricidad.

Dado que el seminario tuvo lugar en el marco de la XVII edición de los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) en Carmona (Sevilla), Attar quiso destacar la importancia de Andalucía para Cepsa. La petrolera produce en esa región hasta 13.500 millones de euros o lo equivalente al 9% del PIB andaluz. En esa comunidad autónoma cuenta con dos importantes centros de producción como son las refinerías de Huelva y san Roque que con son referencias internacionales de eficiencia y están entre las mejores del mundo. De esta manera, desde "exportamos a medio mundo y contratamos por valor de 740 millones de euros", aseguró Attar. 

Cepsa, aseguró Attar, está en una constante búsqueda de respuestas a las inquietudes sociales, políticas y económicas que acechan al mundo. Entre algunas que destacó están si los países cumplirán los objetivos de la COP21 o ¿cómo será el equilibrio entre gasolina y diésel?, algo que ocupa una parte importante del debate mundial en cuanto al sector energético. 

En el seminario enfocado en las relaciones entre el Magreb y España no podía faltar el componente económico, en específico desde el punto de vista energético. En esa línea mostró su compromiso con los Objeticos de Desarrollo Sostenibles (ODS).