Los ciberataques para secuestrar datos aumentaron el 767%

Los ataques de ransomware dirigidos (los que se realizan contra una víctima elegida con el objetivo de extorsionar) suelen realizarse a objetivos de alto perfil
Los ataques de ransomware dirigidos (los que se realizan contra una víctima elegida con el objetivo de extorsionar) suelen realizarse a objetivos de alto perfil

 -  

De 2019 a 2020, el número de usuarios de Kaspersky que se encontraron con ransomware dirigido (malware utilizado para extorsionar a objetivos de alto perfil, como corporaciones, organismos gubernamentales y organizaciones municipales) aumentó un 767%. Este incremento contrasta con un descenso del 29% en el número total de usuarios afectados por cualquier tipo de ransomware, siendo WannaCry la familia más frecuente, según una investigación de Kaspersky.

La amenaza del ransomware (cuando los atacantes encriptan información privada y piden un rescate por ella) se convirtió en noticia principal en la década de 2010 tras la aparición de dos ataques a gran escala, como WannaCry y Cryptolocker. Decenas de miles de usuarios se vieron afectados, a los que a menudo se les pedían cantidades relativamente pequeñas para recuperar sus archivos. Con los años, estas campañas han ido disminuyendo. De hecho, de 2019 a 2020, el número total de usuarios que se encontraron con ransomware en todas las plataformas disminuyó de 1.537.465 a 1.091.454, un descenso del 29%.Los ataques de ransomware dirigidos (los que se realizan contra una víctima elegida con el objetivo de extorsionar) suelen realizarse a objetivos de alto perfil

Sin embargo, se ha producido un aumento del ransomware dirigido. Los ataques de ransomware dirigidos (los que se realizan contra una víctima elegida con el objetivo de extorsionar) suelen realizarse a objetivos de alto perfil, como empresas, organismos públicos estatales y municipales, y organizaciones sanitarias. Estos ataques son mucho más sofisticados (compromiso de red, reconocimiento y persistencia, o movimiento lateral) e implican un pago mucho mayor.

Algunas de las familias de ransomware dirigido más prolíficas durante este periodo fueron Maze, el grupo involucrado en varios incidentes mediáticos, y RagnarLocker, otro habitual de las noticias. Ambas familias iniciaron la tendencia de exfiltración de datos además de encriptarlos y amenazar con hacer pública la información confidencial si las víctimas se negaban a pagar. WastedLocker también llegó a los titulares de primera plana con incidentes similares. En muchos de estos casos, el malware está diseñado específicamente para infectar a cada objetivo individual.Los ataques de ransomware dirigidos (los que se realizan contra una víctima elegida con el objetivo de extorsionar) suelen realizarse a objetivos de alto perfil

A pesar del aumento del ransomware dirigido, la familia de ransomware con la que encuentran con mayor frecuencia los usuarios sigue siendo WannaCry, el troyano ransomware que apareció por primera vez en 2017 y provocó daños de al menos 4.000 millones de dólares en 150 países. El 22% de los usuarios que se encontraron con ransomware en 2019 fue con WannaCry; esta cifra se redujo al 16% en 2020.Los ataques de ransomware dirigidos (los que se realizan contra una víctima elegida con el objetivo de extorsionar) suelen realizarse a objetivos de alto perfil

“El panorama del ransomware ha cambiado fundamentalmente desde que se convirtió en una gran noticia en la comunidad de seguridad. Lo más probable es que veamos cada vez menos campañas generalizadas dirigidas a los usuarios de a pie. Por supuesto, eso no quiere decir que no sigan siendo vulnerables. Sin embargo, es probable que el principal objetivo siga siendo las empresas y las grandes organizaciones, y eso significa que los ataques de ransomware evolucionarán para hacerse más sofisticados y destructivos. Es fundamental que las empresas adopten un conjunto integral de prácticas de seguridad para proteger sus datos”, señala Fedor Sinitsyn, experto en seguridad de Kaspersky.