Los contagios por la COVID-19 repuntan en Argelia tras seis días a la baja

La cifra total de contagiados por el virus en la nación norteafricana desde que se hacen estadísticas alcanza los 32.504
Gran Mezquita de Argel, también conocida como Djamaa el Djazair, en Argel

AFP/ RYAD KRAMDI  -   Gran Mezquita de Argel, también conocida como Djamaa el Djazair, en Argel

El número de contagios diarios por la COVID-19 volvió hoy a subir en Argelia tras seis días consecutivos en descenso, informó hoy la autoridad sanitaria local. Según la misma, en las últimas 24 horas se contabilizaron 532 nuevos positivos, frente a los 507 del pasado domingo, y nueve nuevos decesos, frente a los ocho de ese día.

Con estos casos, la cifra total de contagiados por el virus en Argelia desde que se hacen estadísticas alcanza los 32.504, mientras que la de fallecidos se sitúa en 1.248. En las últimas 24 horas se ha dado el alta a 474 personas, mientras que 57 pacientes permanecen en la UCI. 

Las nuevas cifras se conocen apenas un día después de que el presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboun, ordenara la reapertura "gradual" de las grandes mezquitas, cerradas desde finales del pasado mes de marzo, de las playas y de lugares turísticos pese a que el número oficial de contagios diarios por la COVID-19 no desciende de 500 desde hace tres semanas.

Según un comunicado difundido el lunes a través de la televisión estatal, el mandatario pidió al primer ministro que programe la reapertura gradual de los lugares de culto, medida que en una primera fase solo se aplicará a las mezquitas que puedan acoger a más de un millar de personas y siempre aplicando medidas como el uso de mascarilla y distancia social.

En las mismas condiciones de prevención se reabrirán de forma paulatina "las playas y otros lugares de recreo y relajación" con el objeto de mejorar la vida de los ciudadanos en el periodo estival.

El presidente ordenó asimismo a los jefes de los servicios de seguridad que garanticen, a través de una presencia reforzada, la observancia de las medidas de higiene, la distancia social y el uso de mascarillas, precisó la televisión.

La situación es muy crítica en Argelia, uno de los países más afectados en el Magreb, no solo por el aumento de los casos diarios sino por la falta de camas y recursos en la mayoría de los hospitales, especialmente en el sur, donde además empiezan a ser habituales las agresiones físicas y verbales al personal médico.

Las autoridades achacan la escalada de los contagios desde que hace un mes comenzara el desconfinamiento a la "relajación y la falta de respeto de las medidas de precaución, como el uso de mascarillas" pero evitan cualquier referencia a la precaria sanidad argelina, considerada una de las más deficientes del norte de África.

En este contexto, el jueves el Consejo de la UE decidió excluir a Argelia de la lista de países a los que se recomienda a los Estados miembros abrir sus fronteras exteriores, una decisión que el régimen argelino criticó al considerar que carece de efecto ya que la propia Argelia ha decidido mantener sus fronteras cerradas.