Los grupos terroristas luchan por el control del Sahel

Daesh, Al-Qaeda y Boko Haram se enfrentan por ganar influencia en la región
Atalayar_yihadismo Sahel

AFP PHOTO/AGENCIA DE NOTICIAS AAMAQ  -   Miembros del Daesh en Níger, el daesh reivindicó el 16 de mayo de 2019 una emboscada a una patrulla del ejército en Níger en la que murieron al menos 28 efectivos

Las luchas de poder acentúan la crisis humanitaria y el flujo de desplazados

Desde que el Daesh fue derrotado en Siria e Irak, muchos de los terroristas que lograron escapar huyeron a lugares como Libia, y de ahí se trasladaron al Sahel. No obstante, en la zona de Oriente Medio todavía continúan grupos yihadistas en activo, aunque con menos influencia que hace años.

La llegada de estas células terroristas del Daesh al Sahel supuso el incremento de organizaciones yihadistas en la región, donde ya operaban grupos como el nigeriano Boko Haram u otras filiales de Al-Qaeda en la zona. El Frente de Apoyo para el Islam y los Musulmanes, una de las organizaciones terroristas leales a Al-Qaeda, es uno de los principales rivales del Daesh.

Boko Haram se situó en el foco mediático en 2014, después de secuestrar a 276 niñas en Chibok, al noreste de Nigeria. Sin embargo, este grupo nació en 2002 bajo el liderazgo de Mohammed Yusuf, un predicador salafista. En sus comienzos se encargaba de denunciar la corrupción y las desigualdades, lacras que achacaba directamente al colonialismo británico. Sin embargo, con el paso de los años empezó a luchar por imponer la “sharía” o ley islámica en Nigeria. Abubakar Shekau sucedió a Yusuf después de su fallecimiento y, con él, comenzó la etapa más sangrienta y violenta de la organización. “Disfruto matando a todo aquel que Dios me ordena matar, de la misma forma que disfruto matando pollos y carneros”, aseguró en un vídeo de 2012, dos años antes del secuestro que movilizó a toda la comunidad internacional. Bajo el lema ‘Bring Back Our Girls’, actores, cantantes y figuras influentes como Michelle Obama comenzaron a denunciar los infames actos de Boko Haram contra la infancia, sobre todo contra las niñas. Acciones justificadas por Shekau; “las niñas no deberían ser escolarizadas, sino servir como esposas”, afirmó en un vídeo reivindicando el secuestro.

Atalayar_yihadismo Sahel
PHOTO/REUTERS - Un funcionario acompaña a una niña que fue secuestrada en un internado en el estado nigeriano de Zamfara, en el noroeste del país, mientras se dirige a una revisión médica tras su liberación en Zamfara, Nigeria 2 de marzo de 2021

Además de raptar a menores para adoctrinarlos y convertirlos en niños soldado o en esclavas sexuales, Boko Haram realizó atentados y masacres en todo el país. De acuerdo con Naciones Unidas, más de 35.000 personas han sido asesinadas por el grupo terrorista. Además, son responsables del 40% de los ataques terroristas en la región del Sahel. Estas matanzas también han provocado un alto número de desplazados. Médicos Sin Fronteras advierten que la provincia de Zamfara, al norte de Nigeria, en la frontera con Níger, sufre una crisis humanitaria. Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en febrero había más de 124.000 refugiados en la región, cifra que aumentó considerablemente desde el verano de 2020.

Atalayar_yihadismo Sahel
AFP/AFP - Mapa en el que se localizan los principales secuestros masivos en Nigeria y otras regiones amenazadas por diferentes conflictos, insurgencia o grupos criminales

“Nuestros equipos en Zamfara han presenciado un alarmante aumento de enfermedades prevenibles asociadas a la falta de alimentos, agua potable, comida y vacunas”, alertó Godwin Emudanohwo, médico en un hospital administrado por MFS. Otro gran problema entre las mujeres desplazadas son las agresiones sexuales que han sufrido a manos del grupo yihadista. “Normalmente llegan a las clínicas demasiado tarde como para evitar enfermedades de trasmisión sexual, con un grave trauma y con una necesidad desesperada de protección”, explica Noble Nma, doctor de MSF. “Nos dicen que hay más supervivientes que tienen miedo a viajar hasta aquí, así que lo que estamos viendo es solo la punta del iceberg”, añadió el médico.

En 2014, Boko Haram proclama un califato en el continente africano y un año después jura lealtad al Daesh. No obstante, en 2016 tras desacuerdos religiosos y estratégicos se produce una escisión dentro de la organización terrorista, dando lugar al ISWAP (Estado Islámico en la Provincia de África Occidental). La parte de Boko Haram de Shekau se alejó del Daesh en Oriente Medio, mientras el ISWAP contaba con su respaldo.

Atalayar_terrorismo yihadismo
AFP/MARCO LONGARI - En esta foto de archivo tomada el 6 de julio de 2019, un grupo de milicianos fulani está preparado con sus armas, en un campamento informal de desmovilización en Sevare dirigido por Sekou Bolly, un empresario local fulani cuyo objetivo es alejar a los jóvenes fulani de la morse del yihadismo
El asesinato de Shekau da vía libre al ISWAP para aumentar su influencia

Finalmente, tras años de disputas, Shekau murió en una emboscada el pasado mayo organizada por los jefes del Daesh desde Siria. El líder del Boko Haram era demasiado violento para el Daesh, al que acusaron de “atacar indiscriminadamente a creyentes”. La misión de acabar con su vida fue encomendada al ISWAP, liderado por Abu Musab al-Barnawi, hijo del fundandor de Boko Haram, Mohammed Yusuf. Según el medio nigeriano HumAngle, Shekau murió después de varias semanas de enfrentamientos entre los grupos rivales en el bosque de Sambisa, al noreste del país y principal refugio de Boko Haram. Antes de ser atrapado, Shekau activó un chaleco bomba, muriendo en el acto y matando a algunos de sus enemigos. “Shekau prefirió ser humillado en el más allá a ser humillado en la tierra”, declaró Al-Barnawi en un mensaje confirmando la muerte del líder de Boko Haram. El líder del ISWAP criticó a Shekau por “cometer un terrorismo inimaginable”.

Atalayar_terrorismo yihadismo
AFP PHOTO/BOKO HARAM - Esta captura de pantalla de archivo realizada el 2 de octubre de 2014, de un vídeo publicado por el grupo extremista islamista nigeriano Boko Haram y obtenida por AFP muestra al líder del grupo extremista islamista nigeriano Boko Haram, Abubakar Shekau en un lugar no revelado de Nigeria.

Las autoridades nigerianas, al igual que otros países llevaban años intentando matar a Shekau. En la última década, ha sido dado por muerto al menos cinco veces. Para Washington, el líder yihadista formaba parte de una lista de terroristas internacionales más buscados, llegando a ofrecer una compensación por su detención. “Hey, gente del Daesh. Para aclarar: no, no sois elegibles para la recompensa a cambio de información sobre su identidad o localización. Así no funciona el programa”, anunció el Departamento de Justicia de Estados Unidos en Twitter.

Expertos y analistas señalan las futuras luchas dentro de Boko Haram por el liderazgo del grupo, ya que Shekau no preparó sucesor. Aunque lo que más preocupa es el incremento de poder de ISWAP, que ganará influencia en las zonas que antes controlaba Boko Haram. “Desde hace unos meses el órgano de propaganda de ISWAP dedica más del 70% de sus publicaciones en África, que se ha convertido en un lugar de posicionamiento muy importante para este grupo, según vemos lo que pasa en Mozambique, el lago Chad y otros lugares”, explica Bakary Sambé, director del ‘think tank’ Instituto Timbuktú.

Atalayar_terrorismo yihadismo
AFP PHOTO / BOUREIMA HAMA - Prisión de Koutoukale, la prisión de Koutoukale está considerada como la más segura de Níger, ya que en ella se encuentran los detenidos más peligrosos del país, sobre todo yihadistas de grupos activos en la zona del desierto del Sahel y del grupo islamista Boko Haram, con sede en Nigeria

Sambé también advierte de la posible expansión de ISWAP después de ganar poder en la zona. “Los países de la costa africana son el objetivo. Los yihadistas se expanden hacia el sur y ahora buscan debilitar a Burkina Faso para acceder a los países costeros como Benín, Togo, o Costa de Marfil. No se detendrán”, asegura.

La muerte de Shekau ha provocado divisiones entre sus seguidores. Tal y como apunta Jacob Zenn, de Jamestown Fundation Terrorism Monitor, los miembros del Boko Haram discuten sobre unirse o luchar contra ISWAP. “Parece que ahora habrá un período caótico”, señala.

El grupo de Al-Barnawi aprovechará el caos dentro de su grupo rival para aumentar su influencia. ISWAP podría consolidarse como una amenaza todavía mayor para las autoridades nigerianas, debido a que no causan tanto terror como el Boko Haram entre la población del país africano. “Proporcionan un grado de ley y orden en el lago Chad, y los civiles van allí para hacer negocios o para vivir porque hay recursos naturales como tierras agrícolas altamente productivas”, declara Vincent Foucher, analista del Centro Francés de Investigación Científica.

Atalayar_terrorismo sahel
AFP/AFP - Mapa de las zonas de influencia de los grupos armados en el Sahel

A diferencia de Boko Haram, que asesinaba a aquellas personas que no se unían a sus filas, ISWAP prefiere ganarse la confianza de los civiles, además no se han visto involucrados en masacres a gran escala o saqueos, como su rival. “La eficacia de ISWAP hasta ahora ha sido la creación de un ecosistema en el que ejercen control y una fuerte influencia sobre la economía, la justicia, la educación y la seguridad. La organización tiene el control total y puede gobernar con una oposición muy limitada”, explica Yan Saint-Pierre, analista en una consultora de seguridad.

Los vínculos entre los grupos terroristas y el tráfico de drogas

Por otra parte, el ISWAP debe hacer frente a las milicias afines a Al-Qaeda en la región, como El Frente de Apoyo para el Islam y los Musulmanes. Este grupo cuenta también con la ayuda de otras organizaciones yihadistas del Magreb. Ambos bandos, Daesh y Al-Qaeda, buscan nuevas fuentes de financiamiento, por eso luchan por aéreas con grandes reservas de recursos naturales o por puntos geográficos con relevancia estratégica. Algunos de estos sitios clave se encuentran ubicados en rutas de comercio ilegal como tráfico de drogas o personas. Al igual que ocurrió a partir de la década de 1990 en Afganistán y Pakistán, donde la circulación de opio estaba ligada a los talibanes de Al-Qaeda, los terroristas del Sahel podrían tener vínculos con el negocio de drogas.

En 2009, tres malienses fueron detenidos por narcoterrorismo en Estados Unidos, asegurando que existían lazos entre las FARC y los cárteles de cocaína con Al-Qaeda en el Magreb Islámico. No obstante, los grupos yihadistas han criticado el tráfico de drogas, llegando a quemar cargamentos de cigarrillo y hachís.

Atalayar_yihadismo Sahel
AFP/ISSOUF SANOGO - Una foto tomada el 21 de septiembre de 2012 muestra a un grupo de islamistas armados reunidos en Gao, la mayor ciudad del norte de Mali

En los ochenta, a raíz de la inestabilidad, aumentó la circulación de drogas en el golfo de Guinea, extendiéndose a zonas cercanas con el paso del tiempo. En 2009, la Oficina de Lucha contra la Droga y el Delito de la ONU (UNODC) informó que el 60% de la cocaína que entraba en Europa pasaba por rutas en el Sahel. Trayectos que se siguen utilizando hoy en día según diversos analistas. Según un informe de la UNODC de 2018, los traficantes pagan a los grupos terroristas para que protejan sus envíos cuando cruzan el Sahel y el Sáhara.  Además del tráfico de drogas no hay que olvidar el comercio con seres humanos, una de las maneras de financiación de los grupos terroristas.

París pone fin a la Operación Barkhane mientras espera más presencia internacional

Francia ha sido uno de los países que más se ha involucrado en la lucha contra el terrorismo en el Sahel. Emmanuel Macron ha instado en varias ocasiones a sus socios europeos y aliados internacionales a incrementar la presencia en la región africana. La Operación Barkhane es uno de sus principales instrumentos para enfrentar el yihadismo, aunque recientemente París ha anunciado una reducción de tropas. El Gobierno galo ha denominado esta medida como “evolución” y no retirada, dejando vía libre a una “fuerza internacional” que se involucre en la zona. Por el momento, Grecia, Serbia e Italia se han comprometido a enviar tropas.

En la reciente cumbre del G7 en Reino Unido, Macron mantuvo una conversación bilateral con su homólogo estadounidense, Joe Biden, para tratar temas de interés común. Uno de los asuntos que abordaron los mandatarios fue la lucha antiterrorista en el Sahel, por lo que puede que Washington decida involucrarse en la zona en un futuro.

Atalayar_Macron Sahel
​​PHOTO/FRANCOIS MORI - El presidente francés Emmanuel Macron en una reunión por videoconferencia con los líderes de las naciones del G5 del Sahel de África Occidental, en París, Francia 16 de febrero de 2021​​

Esta decisión se produce después del golpe militar en Mali, ahora gobernado por Assimi Goïta. Actualmente Francia cuenta con 5.100 soldados desplegados en Sahel, tropas que cooperan con las debilitadas fuerzas nacionales de cada país.

“Obviamente Francia no va a quedarse para siempre en el Sahel. Se sabía desde el principio”, declaró Jean-Yves Le Drian. El ministro de Exteriores galo también aseguró que deben ser “los africanos los que tienen que garantizar la seguridad de los países africanos”.

Los sectores más antifranceses del continente han celebrado la decisión de París, a quien siguen viendo como una potencia colonialista. No obstante, otros países como Chad, donde grupos insurgentes asesinaron a su presidente, pueden sentir inseguridad ante la iniciativa de Macron.

Atalayar_Francia Sahel
AP/JEROME DELAY - Soldados franceses de la fuerza Barkhane que concluyeron su servicio de cuatro meses de servicio en el Sahel, suben a un avión de transporte C130 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y abandonan su base en Gao, Malí, el miércoles 9 de junio de 2021

La ministra de Defensa, Florence Parly, ha declarado que este repliegue busca una “europeización e internacionalización de la lucha contra el terrorismo en el Sahel”. Sin embargo, el Ministerio ha asegurado que “el compromiso militar de Francia seguirá siendo muy significativo” para detener esta lacra. De hecho, las Fuerzas Armadas francesas han informado de la captura de un miembro de alto rango del Estado Islámico del Gran Sáhara. También, este viernes, las tropas galas en la región anunciaron la muerte del responsable del asesinato de dos periodistas en 2013.

La inestabilidad política, la influencia de los grupos terroristas, además de sus propias luchas de poder, convierten al Sahel en una de las regiones más inseguras del planeta. La población de esta zona debe hacer frente a una crisis humanitaria que, debido al difícil clima, cada vez se acentúa más. Según un informe de El Instituto para la Economía y la Paz (IEP) sobre el índice global de paz presentado este viernes, los nuevos conflictos en el Sahel junto con los del Cuerno de África y África subsahariana representan más del 65% del total de conflictos violentos del mundo.

Atalayar_yihadismo Sahel
AFP/ ANNIE RISEMBERG - Un hombre mira los titulares de prensa que anuncian una importante reducción de la presencia militar de Francia en el Sahel, donde las fuerzas han estado luchando contra los insurgentes yihadistas durante casi una década, en Bamako el 11 de junio de 2021

El aumento del yihadismo y la inseguridad pueden afectar directamente al norte de África. Una vez en el Magreb, esta amenaza cada vez sería más real para Europa. Por este motivo, los países europeos deberían involucrarse más en la región, pues de lo contrario puede que esa inestabilidad acabe afectando al viejo continente, aunque no debemos olvidar que ya la están sufriendo miles de personas