Los hablantes de español aumentan un 30% en la última década, según el Instituto Cervantes

La entidad cultural presentó el ‘Anuario 2020. El español en el mundo’
Instituto Cervantes

 -   Instituto Cervantes

Los hablantes de español han aumentado un 30% en la última década, y la cifra de los extranjeros que lo estudian ha crecido un 60%, con lo que se ha superado por primera vez la cota de 22 millones de estudiantes de español en todo el mundo. Son cifras “muy positivas” que revela el ‘Anuario 2020. El español en el mundo’ que presentó el Instituto Cervantes.

Los datos son contundentes: más de 585 millones de personas hablan español, cinco millones más que hace un año. De ellos, casi 489 millones (seis millones más que en 2019) son hispanohablantes nativos. Además, el español es la segunda lengua materna por número de hablantes tras el chino mandarín, y la tercera lengua en un cómputo global de usuarios después del inglés y del chino mandarín.

En internet es la tercera más utilizada y es el segundo idioma, detrás del inglés, en publicación de textos científicos. Más de 907.000 extranjeros vienen cada año a estudiarlo a España por tres motivos principales: la oferta cultural, el clima y el atractivo del país.

Según la ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, presente en el acto de presentación del Anuario, estos datos demuestran que “el español goza de una excelente salud”.

El director del Instituto Cervantes dijo en la presentación del Anuario 2020 que “trabajamos por un idioma con verdadera voluntad de convivencia, igualdad y progreso, que son los valores que defiende nuestra cultura”. Luis García Montero se centró en la mirada de Luis Cernuda sobre Benito Pérez Galdós, asunto que centra el capítulo que ha escrito, en el que reflexiona sobre la identidad y la lengua a través de esos dos grandes escritores, así como el papel de la lengua en la identidad de las personas y de los pueblos.

La ministra de Exteriores afirmó que la lengua española “es uno de nuestros mayores activos y uno de los pilares de nuestra imagen en el mundo”. Arancha González Laya agregó que “la cultura es uno de los sectores relevantes en la recuperación post-COVID”. Por su parte, la directora académica del Cervantes, Carmen Pastor, desgranó los contenidos de la nueva edición de este libro de cabecera para todos los interesados por el español, coeditado con Bala Perdida y patrocinado por la Fundación Iberdrola España.

El Instituto Cervantes viene publicando este libro de referencia sobre el español desde hace 22 años, y sus informes demo lingüísticos le ayudan a marcar estrategias y elegir prioridades de actuación en su labor de difundir en todo el mundo nuestra lengua y la cultura en español.

Crecimiento demográfico de Hispanoamérica

El aumento en un 30% de los hablantes desde 2010, año en que empezaron los informes de Fernández Vítores, se debe sobre todo al crecimiento vegetativo de la población en Hispanoamérica y al crecimiento demográfico de la comunidad hispana en Estados Unidos, que es el doble que en el resto de la población de ese país. 62 millones de estadounidenses (el 18,7% de la población total) son de origen hispano.

En cuanto a la enorme subida (60%) de aprendices de español como lengua extranjera en la última década, se explica porque “han aparecido estudiantes que no sabíamos que existían”, explicó el autor, en especial en países africanos como Benín o Costa de Marfil. Es posible incluso que hayan aumentado un 20-25% más, aunque no se puede confirmar por las dificultades de cómputo en esas zonas. De los 22.329.275 estudiantes extranjeros de español actuales, el 37% son estadounidenses, el 28% brasileños y el 24% de la Unión Europea.

El número de hispanohablantes seguirá creciendo “a muy buen ritmo” en las próximas cinco décadas, explicó Fernández Vítores. A partir del año 2068 se registrará un leve y paulatino descenso hasta finales de siglo. En el año 2100, el 6,3% de la población mundial podrá comunicarse en español.

En cuanto al peso económico del español, sus hablantes tienen un poder de compra conjunto del 9% del PIB mundial. Es, además, el segundo idioma más relevante en el sector del turismo idiomático.

Su presencia internacional está al alza: es la segunda lengua más importante en el ámbito internacional, el tercer idioma en la ONU, el cuarto en la Unión Europea (le beneficia la salida de Reino Unido) y el más usado en los organismos de integración americana e iberoamericana.

En cuanto a la ciencia, es la segunda lengua en publicación de textos científicos después del inglés. Ante la imposible competencia con el inglés, lengua vehicular en este campo, Fernández Vítores recomendó “verlo como un aliado y no como un enemigo”, ya que muchos estudios en español solo se conocen a nivel internacional después de publicarse en inglés. El 72% de la producción científica en español se reparte en tres áreas temáticas: ciencias sociales, ciencias médicas y arte-humanidades.

En internet el español es la tercera más utilizada (por el 7,9% de los usuarios) y alcanza el segundo puesto en la mayoría de las plataformas digitales: Facebook, LinkedIn, Twitter, Wikipedia…

Lengua e identidad

El Anuario 2020 dedica el segundo bloque a la reflexión sobre el papel de la lengua española en propia identidad individual y social. Aborda la relación con diversas lenguas con las que convive en determinados territorios: el guaraní en Paraguay, el chabacano en Filipinas o el judeoespañol en Israel, así como su situación en Guinea Ecuatorial o en Estados Unidos y, dentro de España, en la bilingüe Galicia.

Por último, el Anuario revisa la situación del español en Alemania, Marruecos y la India, del turismo idiomático en España y de los libros académicos en español.