Los hutíes de Yemen lanzan un ataque con drones contra un aeropuerto saudí

La coalición árabe liderada por Riad que combate a las milicias hutíes ha asegurado que los aparatos han sido interceptados
El portavoz de la coalición militar dirigida por los saudíes, el coronel Turki al-Maliki

AFP/FAYEZ NURELDINE  -   El portavoz de la coalición militar dirigida por los saudíes, el coronel Turki al-Maliki

Los rebeldes hutíes de Yemen lanzaron este domingo un ataque con aviones no tripulados cargados de explosivos contra el aeropuerto de Abha, en el suroeste de Arabia Saudí, aunque la coalición árabe liderada por Riad aseguró que los drones fueron interceptados. "Las Fuerzas Aéreas llevaron a cabo un ataque amplio contra el Aeropuerto Internacional de Abha con varios drones que tuvieron como objetivo posiciones militares y objetivos sensibles, y el impacto fue preciso", aseguró el portavoz militar hutí, Yehia Sarea, en su cuenta oficial en Twitter. Asimismo, aseveró que la acción se produjo en respuesta a "la continua escalada aérea" y "el asedio a nuestro país", en alusión a la intervención de la alianza árabe en el Yemen en favor del Gobierno reconocido internacionalmente y contra los hutíes.

Por su parte, el portavoz de la coalición, Turki al-Maliki, aseguró que "las fuerzas de la coalición lograron esta noche interceptar y destruir en el espacio aéreo yemení un avión no tripulado (bomba), que fue lanzado hacia el reino por la milicia terrorista hutí respaldada por Irán". En un comunicado difundido por la agencia estatal saudí SPA, Al-Maliki ha condenado la actuación de los hutíes al considerar que atacan objetivos civiles "de manera sistemática y deliberada".

El conflicto del Yemen estalló en 2014 cuando los hutíes conquistaron amplias zonas del norte y el oeste del país, y se recrudeció en 2015 después de haber expulsado al presidente, Abd Rabbuh Mansur al-Hadi, reconocido internacionalmente de Saná y con la intervención de la coalición árabe. Los hutíes han reivindicado numerosos ataques con misiles y drones contra Arabia Saudí, uno de los más importantes el año pasado contra dos plantas de la petrolera estatal Aramco, que provocó la suspensión del 50% de la producción del crudo saudí, si bien Riad desmintió su autoría y apuntó a Irán.