PUBLICIDAD

Iberdrola

Los hutíes de Yemen secuestran un buque de carga de Emiratos Árabes Unidos

La coalición liderada por Arabia Saudí ha anunciado que los rebeldes, respaldados por Irán, atacaron un barco que transportaba un hospital de campaña
embarcacion-iran-yemen

AFP/KARIM SAHIB  -   Un barco pesquero entrando en el puerto de la ciudad sureña de Adén, situada en la desembocadura del Mar Rojo.

Los rebeldes hutíes han secuestrado un barco con bandera de los Emiratos Árabes Unidos frente a la costa de Yemen, según han anunciado este lunes las Fuerzas de Coalición Árabe para Apoyar la Legitimidad en Yemen, liderada por Arabia Saudí. El portavoz de la colación, Turki al-Maliki, ha señalado que el carguero, de nombre Rawabi, fue secuestrado el domingo por la noche cerca de la ciudad portuaria de Hodeida.

A última hora de la noche del domingo, las Operaciones de Comercio Marítimo del Reino Unido (UKMTO) anunciaron que se había producido un ataque a un barco cerca del puerto de Ras Isa en Yemen, a 50 kilómetros del norte de Hodeida, y que se estaba llevando a cabo una investigación. 

costa-socotra-yemen
REUTERS/MOHAMED al-SAYAGHI - Una vista muestra la ciudad de Hadibu en la isla capital de Socotra.

Según la colación, el barco llevaba un hospital de campaña saudí desde la isla de Socotra, en Yemen, en el océano Índico, hasta Jazan, en el sur del Reino. La carga, según la coalición, incluía ambulancias, equipo médico y de comunicaciones, carpas, cocina de campaña y lavandería, así como un equipo de apoyo técnico y de seguridad.

Si bien los hutíes han reconocido la incautación del barco frente a la costa de Hodeida, no reconocen que el barquero sea un hospital de campaña, sino un equipo militar, según muestran las imágenes que han publicado los rebeldes en su canal de noticias por medio del satélite Al-Masirah. En el breve vídeo publicado aparecían balsas inflables de estilo militar, camiones y otros vehículos, lancha de desembarco, así como rifles de asalto dentro de un contenedor. “Es completamente obvio que la información de que este barco transportaba un hospital de campaña civil no es correcta” ha anunciado Yahia Sarei, portavoz militar hutí. “Esto es claramente un equipo militar”, añadía.

Yahia Sarei también argumentaba la captura del barco a través de su cuenta en la red social Twitter. “La Armada yemení llevó a cabo con éxito una operación militar especial contra un carguero militar en aguas territoriales yemeníes en el Mar Rojo, específicamente frente a la gobernación de Hodeida, mientras realizaba actividades hostiles”, añadía el portavoz. “El barco hostil lleva equipo militar de maquinaria, equipo y otros equipos utilizados en la agresión contra el pueblo yemení”, argumentaba Yahia Sarei. No obstante, la televisión estatal saudita afirmó que los hutíes habían transferido las armas al barco. 

rebeldes-huties-yemen
PHOTO/REUTERS - Los seguidores hutíes agitan sus armas durante una reunión en Saná, Yemen, el 6 de julio de 2020.

Por su parte, el general de brigada Al-Maliki instó a los hutíes a liberar el barco de inmediato, advirtiendo que la coalición tomaría “todas las medidas necesarias para hacer frente a esta violación, incluido el uso de la fuerza cuando sea necesario”. Frente a estas declaraciones, el portavoz militar hutí, Yahia Sarei, también hacía el mismo llamamiento. “Reiteramos nuestra advertencia de que tenemos opciones adecuadas para responder a la escalada de agresión. Lo decimos específicamente al enemigo de los Emiratos Árabes Unidos”, anunciaba.

Y es que el secuestro del barco por los hutíes aumenta las tensiones en la guerra civil yemení que todavía continúa entre los hutíes, respaldados por Irán, y el Gobierno reconocido internacionalmente. El último incidente marítimo cerca de Ras Isa fue a fines de 2019 cuando los rebeldes hutíes tomaron brevemente un barco de bandera saudí y dos barcos surcoreanos. Por su parte, Estados Unidos también designó a los rebeldes como terroristas a principios del año pasado después de una serie de ataques a petroleros en el Mar Rojo.

Arabia Saudí lidera la colación militar que pretende restaurar el Gobierno de Yemen, reconocido internacionalmente, después de que el golpe de Estado de los hutíes en 2014 desatara la sangrienta guerra civil. La situación en Yemen ha sido descrita por la ONU como la peor crisis humanitaria del mundo.