Los líderes de la revuelta rifeña encarcelados niegan la existencia de un complot contra el Rey

 -  

Paco Soto

Pie de foto: Nasser Zafzafi, líder de la revuelta rifeña encarcelado.

Las graves acusaciones de dos abogados defensores de los detenidos del ‘Hirak’ (revuelta rifeña) contra el secretario general del Partido de la Autenticidad y Modernidad (PAM), jefe de la oposición y presidente de la Región Tánger-Tetuán-Alhucemas, Ilyas El Omari, no son ciertas. Los letrados Isaac Charia y Mohamed Ziane –fundador del Partido Liberal Marroquí (PLM) y ministro de Hasan II- acusaron a El Omari de haber propuesto al líder de la revuelta rifeña, Nasser Zafzafi, y otros activistas su participación en un complot para derribar al Rey Mohamed VI y acabar con la integridad territorial del Reino de Marruecos. Charia y Ziane hicieron estas declaraciones durante el juicio que se llevó a cabo la semana pasada contra Zafzafi y otros activistas del ‘Hirak’ en la Corte de Apelación de Casablanca. Las acusaciones fueron desmentidas por El Omari y cuestionadas por militantes del movimiento de protesta rifeño que estalló en Alhucemas hace más de un año. Charia y Ziane no consiguieron la detención de El Omari, lo que demuestra que sus propósitos no fueron valorados seriamente ni por Palacio ni por la Justicia ni por la Policía. Una semana después, Zafzafi y otros 37 detenidos rifeños encarcelados en la prisión de Oukacha, en Casablanca, decidieron expulsar del Comité de Defensa de los Detenidos del ‘Hirak’ a Charia y Ziane, y negaron categóricamente sus ataques contra El Omari. Los 38 detenidos anunciaron la decisión durante su comparecencia en la Corte de Apelación de Casablanca. Presentaron un documento al juez en el que rechazan las declaraciones de los abogados Mohamed Ziane e Isaac Charia.

Ziane no se arrepiente

Solamente un detenido aceptó seguir siendo defendido por uno de los polémicos abogados. Es el periodista Hamid Mahdaoui, cuyo abogado defensor es Mohamed Ziane. Este periodista se negó a dar su apoyo al documento presentado por los 38 detenidos. Sin embargo, Mahdaoui rechazó las acusaciones de Charia contra El Omari. Por su parte, Ziane informó a los medios de que “Isaac Charia ha entregado un dossier de 65 documentos al Fiscal General del Rey. Es posible que Charia haya exagerado un poco sus propósitos. Yo no sé si el asunto tiene que ver con un complot contra el Gobierno o si se trata de mantener vivo el ‘Hirak’. Isaac Charia ha hecho una declaración, los medios han reclamado mi testimonio, y es lo que he hecho. No me arrepiento de nada, porque todo lo que he dicho es cierto”. Además, Ziane cuestionó la validez del documento presentado por Zafzafi y los demás detenidos del ‘Hirak’ al juez, porque, según el letrado, el líder de la revuelta rifeña pudo tomar la decisión de entregarlo hace una semana y no lo hizo. Asimismo, el polémico letrado admitió que la decisión de apartarlo a él y Charia de la defensa de los detenidos rifeños “es su derecho”.Pie de foto 2: Ilyas El Omari, líder del PAM y jefe de la oposición en Marruecos, en una entrevista. 

 

Imagen eliminada.

Pie de foto: Ilyas El Omari, líder del PAM y jefe de la oposición en Marruecos, en una entrevista. 

Combatir a El Omari

Sobre Ilyas El Omari, el abogado y exministro del Rey Hasan II tuvo palabras duras y reiteró sus anteriores ataques contra el líder del PAM y jefe de la oposición. “Combatir a Ilyas El Omari y todos los corruptos es un asunto de todos los marroquíes. Ilyas El Omari exacerbaba la situación en Alhucemas, pedía [a los líderes del ‘Hirak’] hacer lo mismo que se hizo en la plaza Tahrir de El Cairo. Su objetivo, lo desconozco”, manifestó Ziane. En su opinión, El Omari es uno de los responsables del empeoramiento de la crisis del Rif. El Omari no es ningún santo, es un político ambicioso que ha sido acusado varias veces de ser un corrupto, un secesionista rifeño e incluso de favorecer el enriquecimiento ilegal de algunos dirigentes del PAM del norte del país a través del narcotráfico. No goza de la confianza del Rey Mohamed VI, y por esto, entre otros motivos, quiso dimitir el pasado verano de la secretaría general del PAM. Exmilitantes de este partido han explicado a Atalayar que El Omari es capaz de hundir a quien sea con tal de mantenerse en el poder y dirige el partido de forma antidemocrática.

Imagen eliminada.

Pie de foto: La familia real de Marruecos.

Muchos interrogantes

Ahora bien, tal como plantean algunos observadores de la vida pública local, ¿sería El Omari tan insensato para organizar una especie de golpe de Estado contra el monarca e impulsar un proceso secesionista en el Rif implicándose directamente en el asunto y sin tomar las necesarias precauciones? Parece poco probable. Entonces, ¿cuál es el papel que desempeñan en esta sorprendente historia los abogados Charia y Ziane? ¿Van por libre y se les calentó la boca o sus acusaciones obedecen a un plan urdido por poderes fácticos que quieren desestabilizar Marruecos? ¿Son los peones de una estrategia de un sector del majzén para hundir aún más a los jefes de la revuelta rifeña? ¿La institución monárquica estaba al corriente de este supuesto plan para desestabilizarla? ¿Por qué El Omari ni siquiera ha sido interrogado por la Policía? Son preguntas que se hacen en este momento ciudadanos marroquíes con un mínimo de sentido común y políticos y responsables públicos sensatos. De momento, los medios especulan y muchos ciudadanos esperan respuestas convincentes.