Los líderes islamistas de Túnez y Argelia abogan por una Unión del Magreb Árabe sin Marruecos

Acusan al reino alauí de traer al “enemigo sionista” a sus fronteras
Atalayar_Ennahda Rached Ghannouchi

AP/HASSENE DRIDI  -   El presidente del partido islamista Ennahda Rached Ghannouchi

Los líderes de los partidos islamistas de Túnez y Argelia han pedido excluir a Marruecos de la Unión del Magreb Árabe. La rivalidad entre estos países va en aumento, así como la pugna por el poder geopolítico en la región. Argelia y Marruecos, enemigos históricos, se encuentran de nuevo enfrentados por el conflicto del Sáhara Occidental, que se volvió a recrudecer en noviembre del pasado año.

El líder argelino del Movimiento por la Sociedad por la Paz (MSP), Abderazak Makr, ha pedido de forma explícita que se excluya a Marruecos del proyecto de la Unión del Magreb Árabe (UMA). El jefe del principal partido islamista argelino siguió los pasos de su homólogo tunecino, Rached Ghannouchi, jefe del partido islamista Ennahdha, que también ha abogado por que la UMA excluya a Marruecos.

Makr, durante una conferencia de prensa, señaló que "es imperativo excluir a Marruecos de la UMA, ya que ha traído al enemigo sionista [Israel] a nuestras fronteras y ya no confiamos en ellos". El reino alauí normalizó relaciones con el Estado judío el pasado mes de diciembre. El ex presidente estadounidense, Donald Trump, con un pie ya fuera de la Casa Blanca, anunciaba a través de sus redes sociales, que Estados Unidos reconocería la soberanía de Marruecos sobre la región del Sáhara Occidental, a cambio de que éste último normalizará relaciones con Israel.

Atalayar_Abderrazak Makri
PHOTO/REUTERS - Abderrazak Makri, el líder del partido político islamista de Argelia, el Movimiento de la Sociedad por la Paz (MSP)

Este anuncio no suponía un cambio radical en sus políticas hacia Israel, ya que el reino del norte de África ha mantenido durante años lazos informales con el Estado judío. Se estima que unos 50.000 israelíes viajan a Marruecos cada año para aprender sobre la comunidad judía y para relatar sus historias familiares.  
Bajo este pretexto, los líderes islamistas de Túnez y Argelia han pedido excluir a Marruecos, y en cambio reforzar la unión entre Libia, Argelia y Túnez. A principios de este mes, el líder islamista tunecino, Rached Ghannouchi, instó a estos tres países a "abrir las fronteras, lanzar una moneda común y desarrollar una asociación agrícola e industrial en el marco de un mercado común entre ellos".

Asimismo, Ghannouchi argumentó que solidificar las relaciones entre los tres países podría ser el primer paso para "relanzar el sueño de la Unión del Magreb Árabe". En la misma intervención, el líder islamista, sugirió que el triángulo Argelia-Libia-Túnez ayudaría a resolver los actuales problemas económicos y sociales de Túnez y de la región en su conjunto.

Atalayar_Israel Marruecos
PHOTO/REUTERS - Funcionarios marroquíes e israelíes no identificados firman memorandos de entendimiento durante una visita de enviados israelíes a Rabat, Marruecos

Túnez se enfrenta a una crisis económica muy grave que amenaza al país con la asfixia, y que puede desestabilizar a la región. El líder islamista tunecino, confía que, con una unión económica más fuerte entre los tres países del Magreb, Túnez pueda verse beneficiada y poder así “enviar a cientos de miles de tunecinos a trabajar en Libia”.

"Por razones internas de Túnez, especialmente ideológicas, nuestros diversos gobiernos lamentablemente no han participado activamente en ayudar a nuestros hermanos libios a estabilizar su país y a relanzar el proceso de reconstrucción", lamenta Ghannouchi, quien enfatiza que "varios problemas económicos, incluido el desempleo, por ejemplo, podría solucionarse si la estabilidad volviera a este país ".

Ambos líderes islamistas, no sólo hablan de excluir a Marruecos, sino que Mauritania también entraría dentro de los países no deseados, ya que consideran que será el próximo en normalizar relaciones con el “enemigo sionista”. Por lo que la UMA se quedaría sin dos de los cinco países que la conforman.

Atalayar_Unión Magreb Árabe
PHOTO/REUTERS - Los miembros del comité de la Unión del Magreb Árabe (UMA) posan para una foto durante una reunión del Comité de Seguimiento de la UMA en Rabat 

La Unión del Magreb Árabe es un acuerdo de naturaleza comercial firmado en 1989 en Marrakech por los jefes de Estado de Argelia, Libia, Marruecos, Mauritania y Túnez. Desafortunadamente, la Unión no ha podido lograr un progreso tangible en sus objetivos debido a los profundos desacuerdos económicos y políticos entre Marruecos y Argelia con respecto, entre otros, al tema del Sáhara Occidental. No se han celebrado reuniones de alto nivel desde 2008 y a pesar de las dificultades económicas que viven muchos de los países que integran la Unión, no parece que haya voluntad política para avanzar en el acuerdo.