Los Márquez siguen haciendo historia

Álex Márquez logra el Mundial de Moto2 y acompaña a su hermano Marc, vencedor en MotoGP
Marc Márquez, piloto Repsol MotoGP

 -   Marc Márquez, piloto Repsol MotoGP

Los pilotos españoles Marc y Álex Márquez han vuelto a hacer historia al proclamarse campeones del mundo de motociclismo en MotoGP y Moto2 respectivamente en 2019. En 2014 ya se convirtieron en los primeros hermanos en lograr ser campeones del Mundial de Motociclismo en el mismo año y han vuelto a reeditar la gesta esta temporada.

El pasado Gran Premio de Tailandia Marc Márquez acumulaba su octavo Campeonato Mundial, el sexto en la máxima categoría de MotoGP y ahora en Malasia ha sido su hermano pequeño el que se ha alzado con el título en la categoría inmediatamente inferior, logrando así su segunda corona mundial y confirmando el doblete para los hermanos. Segunda vez que consiguen la machada.

Álex no dejó escapar el título en el circuito malayo de Sepang después de terminar segundo una carrera dominada por el surafricano Brad Binder y en la que el piloto español supo gestionar la presión para mantener a su cola al suizo Thomas Luthi, principal rival para el campeonato. 

En 2014 Marc se hizo con el título de Moto GP y su hermano menor logró el de Moto3, ahora Álex alcanza su segundo entorchado mundial ya en la categoría de Moto2. 

El logro del menor de los Márquez es muy remarcable, aunque siga estando un poco a la sombra del auténtico fenómeno que significa Marc Márquez, quien acumula ya diez campeonatos mundiales, ocho en la máxima categoría. El patriarca de la familia, Julià Márquez, reconocía tras la carrera que el título era un alivio para su hijo pequeño: "Le ponen mucha presión". Todo ello en referencia a la sombra alargada de Marc. 

Álex debutó en 2015 en la categoría intermedia, pero ha tenido unos años de travesía en el desierto viendo cómo otros pilotos has ascendido a MotoGP; a pesar de lo cual se ha venido arriba y ha logrado alzarse con el título de Moto2 corriendo para el equipo Estrella Galicia.

Un bonito broche el de Álex para completar lo logrado por Marc; el piloto de Repsol es el auténtico ‘cacique’ de MotoGP como demuestra su nueva corona consecutiva en la categoría reina, la última con un dominio abrumador que ratificó en la prueba de Tailandia. De todos sus títulos, sólo en dos, en 2013 y 2017, tuvo que esperar a la última carrera en Valencia y siempre dependiendo de sí mismo. En la última edición no tuvo que esperar mucho para seguir alargando su leyenda.

En el pueblo ilerdense de Cervera, de donde son los Márquez, se celebró a lo grande la victoria de Álex, como no podía ser de otra manera. En este pequeño pueblo de Lérida disfrutan al máximo las victorias de los Márquez, que son el auténtico orgullo de la localidad. 

Y más aún, el propio Marc celebró al máximo el triunfo de su hermano pequeño a pie de pista tras el GP de Malasia. Las escenas fraternales sobre la pista fueron de alegría desbordante, lo que demuestra la buena relación que hay entre los dos hermanos. Unos Márquez que continúan poniendo al motociclismo español en lo más alto del podio.