Los manifestantes de Hong Kong ahogan a la líder Carrie Lam exigiendo su renuncia

 -  

EFE/Atalayar

Pie de foto: Las manifestaciones también exigen la retirada definitiva del proyecto de ley de extradición, en Hong Kong, China, el 16 de junio de 2019. REUTERS/TYRONE SIU

Miles de manifestantes protestaron ante la sede del Gobierno local de Hong Kong exigiendo la dimisión de la máxima autoridad de la ciudad, Carrie Lam, cuya posición se tambalea después de que este domingo más de un millón de personas ocupasen las principales avenidas de la isla,así como la retirada definitiva del proyecto de ley de extradición que facilitaría las entregas de fugitivos a la Justicia china.

En una jornada en la que estaban llamados a la huelga, y tras congregarse en el Parlamento, ante las puertas del Consejo Legislativo hongkonés, los manifestantes decidieron marchar hacia la cercana sede del Gobierno, fuertemente custodiada por la Policía, para intentar que Lam les reciba y escuche sus peticiones. Los manifestantes aseguran que mantendrán su reclamación de que la jefa del Ejecutivo presente su renuncia al cargo.  

A las puertas del Legislativo acudió el líder activista Joshua Wong, que fue puesto en libertad el lunes tras cumplir una condena de dos meses en prisión por su participación en las protestas prodemocráticas de la llamada "Revolución de los Paraguas" en 2014.

Pie de foto: El líder activista, Joshua Wong, a su salida de la cárcel, después de haber cumplido una condena por su papel en la llamada "Revolución de los Paraguas" en 2014, en Hong Kong, el 17 de junio de 2019. REUTERS/TYRONE SIU

Wong fue recibido entre grandes aplausos y aclamaciones por la multitud congregada ante el Parlamento y, tras subirse a una escalera plegable, se dirigió a los manifestantes. "Lam tiene que dimitir inmediatamente y debía haber retirado el proyecto de extradición hace días", proclamó Wong, entre el entusiasmo de los congregados. Respecto a si pretende convertirse en el líder de las protestas actuales, que carecen por ahora de una cabeza visible, Wong se limitó a señalar irónicamente que "Carrie Lam es la auténtica líder, ya que ha hecho movilizarse a millones de personas en las calles".

Las protestas del lunes se sucedieron horas después de que durante la jornada del domingo cientos de miles de personas vestidas de negro llenaron las calles del centro de Hong Kong para exigir la renuncia de su líder, un día después de suspender un proyecto de ley que habría permitido extradiciones a China continental. Algunos consideran que Hong Kong vivió el domingo 16 la que probablemente ha sido la mayor manifestación de su historia.

Los pacíficos manifestantes, entre ellos ancianos, repletaron el centro financiero de Hong Kong para expresar su frustración contra la líder, Carrie Lam. Más de un millón de personas volvieron a congregarse ayer; los organizadores sitúan la cifra en "casi dos millones de personas" y la Policía, en 338.000.

Pie de foto: Mapa que muestra el recorrido de la protesta en Hong Kong el 16 de junio. AFP/AFP

El proyecto de ley se ha encontrado con la oposición de diversos sectores de la sociedad al considerar que Hong Kong perdería su independencia judicial y que, según organizaciones pro derechos humanos, permitiría que activistas, trabajadores de ONG o periodistas fueran entregados a un sistema judicial, el chino, que no ofrece garantías.

El sábado, Lam, una dirigente política apoyada por Pekín, retrasó indefinidamente el proyecto de ley de extradición que podría enviar a personas a China continental para ser juzgadas, expresando su “profunda tristeza y pesar”. Lam suspendió pero no retiró el proyecto y pese a que publicó un comunicado en el que ofrecía disculpas, más de un millón de personas se manifestó ayer pidiendo el fin definitivo de la nueva ley y la dimisión de la jefa del Ejecutivo.

El giro de 180 grados de Lam supone uno de los cambios políticos más significativos en Hong Kong desde que Reino Unido devolvió el territorio a China en 1997, y puso en tela de juicio la capacidad de la dirigente para seguir al frente de la región.

Pie de foto: Una manifestante sostiene una pancarta en la manifestación contra el proyecto de ley de extradición, en Hong Kong, el 16 de junio de 2019. REUTERS/JORGE SILVA

Pekín apoya a autoridades de Hong Kong y critica la "hipocresía" de protestas

Pekín mostró el domingo su apoyo a la jefa del Ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam, tras las protestas contra el proyecto de ley de extradición, que la prensa oficial del régimen califica de "violencia callejera" derivada de "intervenciones maliciosas de gobiernos extranjeros".

En un editorial, el diario estatal China Daily afirma que el apoyo del Gobierno central a Lam "no flaqueará" pese al creciente clamor de los manifestantes, que exigen su dimisión después de la suspensión -que no retirada- del polémico plan legislativo.

En esa misma línea se expresó Tam Yiu-chung, diputado hongkonés en la Asamblea Nacional Popular -el Legislativo nacional chino-, quien asistió a una reunión de más de 200 políticos locales, parlamentarios nacionales y cargos de la Oficina de Enlace -órgano oficial que representa a Pekín en Hong Kong-, que le transmitieron que el régimen "apoya, respeta y entiende" la decisión de Lam.

Pie de foto: El activista Joshua Wong habla con los medios de comunicación a las puertas del Consejo Legislativo hongkonés. REUTERS/THOMAS PETER

Según el relato de Tam, el director de la Oficina, Wang Zhimin, afirmó que el proyecto de ley de extradición es "por el bien de los hongkoneses", pero que el proceso legislativo "ha sufrido constantes interferencias y ha sido vilipendiado por fuerzas extranjeras".

De hecho, el artículo del China Daily afirma que la "violencia" ha sido "instigada por aquellos que no velan por los intereses" de Hong Kong, y recuerda que la número uno del Gobierno de la excolonia es "la responsable última de que se aplique el 'un país, dos sistemas'", principio que permite autonomía en campos como la ley o la divisa a la ciudad.

Y es que el diario oficial afirma que el proyecto de ley de extradición fue propuesto en el marco del citado principio y refuerza el sistema judicial de Hong Kong, al tiempo que recuerda que la forma en la que esta región especial trata la entrega de fugitivos a otras jurisdicciones es "un asunto puramente interno".

El diario nacionalista Global Times también ve relación entre las protestas y los asuntos exteriores de China, y publicó anoche un artículo en el que advierte a Estados Unidos de que no debe utilizar la situación en Hong Kong como carta en las negociaciones para resolver la guerra comercial que libra contra el gigante asiático.

Más de esta serie:

Hong Kong, más calmada pero incansable (13 de junio de 2019)

Hong Kong vuelve a las calles (10 de junio de 2019)

La condena de sus líderes hace despertar del sueño a la Revolución de los Paraguas (2 de mayo de 2019)