Los precios del petróleo se recuperan un año después de la histórica caída bajo cero

Doce meses después, los precios están subiendo, impulsados por la puesta en marcha de la vacunación mundial y el creciente optimismo sobre la demanda
Atalayar_Petróleo

 -  

Una nueva subida del precio del petróleo culmina un año de recuperación desde el 'lunes negro' del crudo. Los precios reanudaron el martes su subida en los mercados mundiales mientras los operadores se encogían de hombros ante el recuerdo del "lunes negro" de 2020, cuando algunos precios del petróleo entraron en territorio negativo al comienzo de la recesión causada por la pandemia.

El crudo Brent, la referencia mundial, superó los 68 dólares por barril por primera vez en más de un año. Mientras que el West Texas Intermediate, que se acercó a los 40 dólares en lo más profundo de la crisis del petróleo hace exactamente un año, saltó por encima de los 64 dólares.

El resurgimiento del precio del petróleo ha llevado a algunos expertos a valorar la posibilidad de un "superciclo" en el que el crudo vuelva a superar los 100 dólares por barril. Los datos apuntan a que estos prospectos favorables se deben en parte a la mejora de las perspectivas a medida que la economía mundial va saliendo de los bloqueos de la pandemia.

Se trata de un giro notable respecto a hace 12 meses, cuando el precio de referencia del crudo estadounidense se hundió por debajo de los cero dólares por primera vez en la historia. El mercado llegó a caer hasta -40,32 dólares el 20 de abril de 2020, ya que los inversores se vieron atrapados entre la falta de compradores y la imposibilidad de recibir barriles por falta de espacio de almacenamiento disponible. En efecto, tuvieron que pagar para deshacerse del petróleo.

Atalayar_Petróleo

El Fondo Monetario Internacional ha previsto recientemente un fuerte aumento de la actividad económica para el resto del año. La semana pasada, China declaró que su economía había crecido un 18,3% en el primer trimestre del año. Esto se resume en que el despliegue mundial de vacunas contra la COVID-19 ha llevado a los expertos económicos a pronosticar una fuerte recuperación del crecimiento en 2021. Pero los analistas petroleros creen que las acciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP+), alianza de productores liderada por Arabia Saudí y Rusia, han sido el principal factor para ayudar a reducir el enorme exceso de petróleo que amenazó con inundar el mercado mundial la pasada primavera.

El exceso de confianza podría ser peligroso. En una nota a los clientes el martes, Bjarne Schieldrop, analista jefe de mercados de materias primas de SEB, advirtió contra la complacencia sobre los precios del petróleo. "La cuestión principal es que esta situación puede volver a ocurrir y que Arabia Saudí tiene el poder de hacerlo inundando el mercado", dijo. "Tal vez no sea tan extremo como ocurrió porque hubo varias circunstancias implicadas", añadió, citando como ejemplo la guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia.

La disputa entre Moscú y Riad en la cumbre ministerial de la OPEP+ celebrada en Viena el 6 de marzo de 2020 agravó los efectos de la pandemia. La breve pero intensa pelea entre dos pesos pesados del cártel de 13 países productores de petróleo y sus 10 filiales amenazó los niveles de capacidad de almacenamiento de crudo mundial con petróleo barato.

Desde el pasado mes de abril, la OPEP+ ha retirado más de 3.000 millones de barriles de petróleo del mercado mundial, mediante una combinación de fuerte restricción interna y recortes voluntarios por parte de Arabia Saudí, el mayor exportador del mundo.

El príncipe Abdul Aziz bin Salman, ministro de Energía saudí y copresidente de la OPEP+, ha pedido en repetidas ocasiones cautela a la organización de 23 miembros ante la reaparición de casos de COVID-19 en algunas partes del mundo. Europa e India son los últimos motivos de preocupación, añadió. "La realidad sigue siendo que el panorama mundial dista mucho de ser uniforme, y la recuperación está lejos de ser completa", dijo en la última reunión de la OPEP+.

Los alcistas del precio del petróleo se ven alentados por la creciente demanda de China, el mayor consumidor de petróleo del mundo. Las cifras del regulador aduanero del país, publicadas el martes, mostraron que las importaciones de crudo de Arabia Saudí (su mayor proveedor) habían aumentado casi un 9% en marzo, con una fuerte demanda interna reforzada por la liberación de suministros tras las congestiones portuarias.

Algunos analistas siguen creyendo que el crudo Brent podría alcanzar los 75 dólares este año, y calculan que 100 dólares el barril el año que viene es una posibilidad. Pero nadie parece creer que las condiciones volátiles del mercado de la pasada primavera, y los precios negativos del petróleo, vayan a repetirse.