Los proveedores de internet de Dubái se enfrentan al desafío de la COVID-19

Han dado un paso adelante para hacer frente al aumento de la demanda creado por los grandes volúmenes de personas que trabajan y estudian desde casa debido a las medidas de contención del coronavirus
Clientes usan sus teléfonos móviles fuera de una tienda de Etisalat en un centro comercial en Dubái

REUTERS/JUMANA EL HELOUEH  -   Clientes usan sus teléfonos móviles fuera de una tienda de Etisalat en un centro comercial en Dubái

Las restricciones a la vida cotidiana se han ido imponiendo gradualmente en Emiratos Árabes Unidos (EAU) desde el primer caso confirmado del virus en el país a finales de enero. El Gobierno nacional cerró todas las instituciones educativas el 8 de marzo, cuando el número de casos era solo de 27. Inicialmente programado para durar cuatro semanas, los funcionarios confirmaron más tarde que la prohibición se mantendría indefinidamente.

El 25 de marzo, el Gobierno de Dubái tomó la decisión de cerrar todas las empresas comerciales del emirato, aparte de los supermercados, las tiendas de comestibles, las sociedades cooperativas, las farmacias y un número limitado de otros negocios. Al día siguiente, el Gobierno de EAU aplicó un toque de queda nocturno en todo el país desde las 20.00 hasta las 06.00 horas, y el 4 de abril se amplió a un cierre de 24 horas en Dubái, por un período inicial de dos semanas. Durante este tiempo, los residentes que no estén empleados en sectores esenciales solo podrán salir de sus casas para fines médicos o para comprar artículos de primera necesidad.

Las medidas se han impuesto para limitar la propagación del virus, con casos per cápita en EAU superiores a la media mundial. 

Gestión del aumento de la demanda

Con muchos ciudadanos y residentes obligados a trabajar y estudiar en línea, los proveedores de servicios de internet que operan en el emirato han tomado medidas para evitar los cuellos de botella de la red y las reducciones de la velocidad de internet.

Etisalat, una de las dos empresas de telecomunicaciones que operan en EAU, dijo en una declaración a los medios de comunicación locales a finales de marzo que esperaba que el tráfico de datos en general aumentara de forma exponencial, y como resultado había aumentado tanto la capacidad de su red local como la capacidad de datos internacionales.

Esos esfuerzos están resultando fructíferos. Según el Speedtest Global Index, publicado por la empresa de análisis del rendimiento de Internet Ookla, en marzo EAU tenía la velocidad de internet móvil más rápida del mundo, con velocidades de descarga de 83,52 Mbps, velocidades de subida de 21,79 Mbps y una latencia de 27 milisegundos.

En cuanto a la banda ancha fija, el país subió tres puestos desde su clasificación de febrero hasta el 26º a nivel mundial, con velocidades de descarga de 100,95 Mbps, velocidades de subida de 51,17 Mbps y una latencia de 11 milisegundos.

Apoyo al trabajo a distancia

El buen funcionamiento de las redes en medio del aumento de la demanda ha ido acompañado de una serie de medidas adoptadas por las empresas de telecomunicaciones y los organismos reguladores para apoyar la adopción del trabajo a distancia y el aprendizaje en línea en todo Dubái y EAU en general.

Para ayudar a las personas que trabajan desde casa, el 9 de marzo Etisalat anunció que proporcionaría a las empresas tres meses de acceso gratuito a su plataforma de colaboración en línea Etisalat CloudTalk Meeting, cuyas características incluyen videoconferencias ilimitadas. Debido al aumento de la demanda del servicio, la empresa amplió luego el programa para permitir que hasta 50 personas a la vez se sumaran a las reuniones y debates en línea.

Entretanto, como parte de una iniciativa para facilitar la enseñanza en línea, la Empresa de Telecomunicaciones Integradas de Emiratos con sede en Dubái, también conocida como Du, anunció el 17 de marzo que duplicaría la velocidad de internet para las escuelas y universidades de todo el país sin costo adicional.

Al día siguiente, la Autoridad Reguladora de las Telecomunicaciones (TRA) anunció que tanto Etisalat como Du proporcionarían gratuitamente datos de internet a través de teléfonos móviles a las familias que no tuvieran acceso a internet en sus hogares. A fin de mejorar la conectividad y la comunicación para uso profesional, a fines de marzo la TRA procedió a eliminar los bloqueos de una serie de aplicaciones que utilizan las llamadas de voz y vídeo gratuitas de internet a internet, también conocidas como servicios de voz sobre protocolo de internet (VoIP).

Esta medida ha permitido el acceso temporal a programas como Microsoft Teams, Microsoft Skype for Business, Zoom, Blackboard y Google Hangouts Meet, con la intención de que las empresas e instituciones educativas puedan celebrar reuniones y clases a distancia. Sin embargo, se mantienen las restricciones a las funciones de VoIP de las populares aplicaciones WhatsApp, Skype y FaceTime.

Teletrabajo por el coronavirus
AFP/OLIVIER DOULIERY - Teletrabajo por el coronavirus
Soporte de estímulo

Si bien los proveedores de servicios de internet han desempeñado un papel importante en la mitigación de algunos de los efectos comerciales y sociales negativos de la pandemia de la COVID-19, la perturbación ha llevado a las autoridades a aplicar una serie de medidas económicas destinadas a apoyar a las personas y empresas más afectadas por el virus.

El 5 de abril, el Banco Central de EAU anunció que había duplicado el paquete de estímulo bancario del país hasta los 256.000 millones de dírhams (69.700 millones de dólares). Las medidas incluían la prórroga de los aplazamientos de la deuda de los particulares y las empresas hasta finales de año, junto con diversas iniciativas destinadas a aumentar la liquidez.

Mientras tanto, a finales de marzo, Dubái dio a conocer un plan de estímulo para sus zonas francas, destinado a promover la continuidad de las actividades de las 45.000 empresas que operan en esas zonas designadas en todo el emirato. El plan de cinco puntos incluye el aplazamiento de los pagos de alquiler durante seis meses, la cancelación de las multas tanto para las empresas como para los particulares y la devolución de los depósitos y garantías de seguridad.