Los saharauis de Tinduf se rebelan contra los burócratas del Polisario

 -  

Paco Soto

Pie de foto: Una panorámica de los campamentos saharauis de Tinduf.

Miles de saharauis que malviven en los campamentos de Tinduf, en el suroeste del Sáhara argelino, están hartos de las malas condiciones de vida, la pobreza material en la que viven, la corrupción y la falta de libertad. Acusan a los jefes del Frente Polisario, movimiento que lucha contra Marruecos por la independencia del Sáhara Occidental, y al régimen argelino que les apoya, de ser los principales responsables de esta dramática situación. Según el Polisario, los saharauis de los campamentos de Tinduf son refugiados que tuvieron que huir de la represión marroquí. En cambio, Marruecos afirma que los saharauis están secuestrados por el Polisario y Argelia. En España, las ONG que apoyan la denominada causa saharaui, ocultan los graves problemas que sufren los saharauis de Tinduf, niegan la ausencia de democracia en los campamentos y aseguran que el Polisario es el único representante legítimo de la población.

Mentiras y sectarismo

Estas ONG saben que mienten, pero no piensan rectificar, entre otros motivos, porque necesitan ayudas y subvenciones de la administración española para seguir viviendo del cuento supuestamente solidario. También niegan la compleja realidad del conflicto saharaui por sectarismo ideológico e insolvencia política e intelectual. Pesa más el dogma políticamente correcto que la búsqueda de la verdad. Los ‘amigos del pueblo saharaui’, en muchos casos, viven anclados en la época de la Guerra Fría y siguen pensando que el mundo está dividido entre buenos y malos. En el conflicto saharaui, según estos amigos que hacen un flaco favor a la sufrida población de los campamentos de Tinduf, Marruecos es el malo por antonomasia y el Polisario, el bueno de la película. Sin embargo, “las cosas son más complejas. Muchos saharauis de la antigua colonia española no son independentistas y quieren vivir en Marruecos. Incluso entre los independentistas hay muchas voces críticas contra los burócratas autoritarios vendidos a Argelia que dirigen actualmente el Polisario”, explica a Atalayar un exdirigente del movimiento independentista.

Imagen eliminada.

Pie de foto: Mujeres saharauis en los campamentos saharauis de Tinduf.

Descontento de la población

“La gente ya no aguanta vivir en la miseria en Tinduf, está cansada y desesperada. Muchos saharauis se han ido, y entre los que se han quedado crece el descontento”, afirma el citado exdirigente del Polisario. Muchos de los descontentos aprovecharon la celebración oficial, el pasado fin de semana, del 41 aniversario de la fundación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) para expresar su oposición a los jefes del Polisario y denunciar las duras condiciones de vida en los campamentos. Algunos críticos defendieron abiertamente a Marruecos, porque consideran que es su país. No es la primera vez que los saharauis de Tinduf protestan, y en muchos casos han tenido que hacer frente a la dura represión de las fuerzas policiales y militares de la RASD.

En febrero de 2014, unos graves disturbios en Tinduf fueron duramente reprimidos por las fuerzas de seguridad del Polisario Lógicamente, los medios marroquíes se hicieron eco de las últimas protestas en Tinduf, que, en términos políticos, benefician las tesis de Marruecos sobre el Sáhara Occidental. La rebelión tuvo lugar el 27 de febrero, según informó el diario marroquí ‘Al Alam’, órgano en árabe del nacionalista Partido Istiqlal (PI). ‘Al Alam’ aprovechó la ocasión para denunciar “el 41 aniversario de la creación de la fantasmagórica república saharaui”.

Registros y detenciones

El citado rotativo informó de que “las milicias del frente separatista y el Ejército argelino acudieron al lugar de los hechos, llevaron a cabo registros y detuvieron a un gran número de personas. Entre los saharauis detenidos en Tinduf hay defensores de la causa marroquí”. Fuentes independentistas saharauis en España negaron a Atalayar la versión de los hechos ofrecida por ‘Al Alam’ y aseguraron que “esta información obedece a una campaña de intoxicación que lleva a cabo Marruecos contra la lucha de nuestro pueblo”. Dichas fuentes recalcaron que “las condiciones de vida en Tinduf son duras, nadie lo niega, y si no fuera por la ayuda internacional aún serían más duras. Ahora bien, la inmensa mayoría de los saharauis refugiados en los campamentos de Tinduf quieren la independencia de su tierra y no se consideran marroquíes, porque saben que Marruecos es un Estado opresor y colonial y el principal responsable de que el conflicto no se haya resuelto. Los que dicen lo contrario, como algunos traidores que se pasaron al enemigo y con los que Atalayar suele hablar a menudo, mienten y manipulan la realidad”.  

Imagen eliminada.

Pie de foto: Jefes del Polisario en un acto oficial.

Grupos disidentes

Los saharauis de Tinduf más politizados se atrevieron hace unos años a crear movimientos políticos clandestinos muy críticos con los dirigentes del Polisario y la RASD. Son sobre todo jóvenes que no conectan con los viejos burócratas que viven alejados del sufrimiento del pueblo al que dicen defender y “se convirtieron hace años en lacayos del régimen argelino”, apunta un exjefe del Polisario. Los disidentes juveniles crearon en 2011 durante la denominada Primavera Árabe un colectivo crítico con la dirección del Polisario, el Movimiento del 5 de Marzo (M5M), que no tiene nada que ver con el Movimiento de Jóvenes por el Cambio (MJPC), que defiende la marroquinidad del Sáhara Occidental. El M5M acusa al MJPC de ser una creación de los servicios secretos marroquíes.

El M5M denuncia la “dirección corrompida” del Polisario y exige libertades democráticas en los campamentos de Tinduf. Además, un grupo de disidentes del Polisario en España, Tinduf y el Sáhara Occidental fundó hace unos años el grupo La Vía del Mártir, liderado por Salek Mohamed Ayad. Este político saharaui que vive en Vitoria es uno de los fundadores del Polisario. Sostiene que el movimiento independentista se ha convertido en un grupo al servicio de “la dictadura” de los dirigentes y los intereses de Argelia. La Vía del Mártir reivindica la figura del fundador y mártir del Polisario El Uali Mustafá Sayed.