Luchar por el medio ambiente desde la infancia

La autora Luz Orihuela presenta en Madrid ‘La pandilla Cola de Milano’, un libro infantil sobre la importancia del respeto al medio ambiente
De izquierda a derecha, Luz Orihuela, autora del libro; Belén Kayser, periodista y moderadora del encuentro y José Luis García Rodríguez, ingeniero de montes

PHOTO: GUILLERMO LÓPEZ / ATALAYAR  -   De izquierda a derecha, Luz Orihuela, autora del libro; Belén Kayser, periodista y moderadora del encuentro y José Luis García Rodríguez, ingeniero de montes

Santi, Valle, Pepe y Maite son cuatro niños que viven en Verdeluz, un pueblo imaginario ubicado en la provincia de León. Junto a Sol, el perro de Valle, este grupo de amigos protagoniza ‘La pandilla Cola de Milano’, libro para niños que describe la importancia de los pequeños gestos en la vida diaria para cuidar el medio ambiente. Su autora es la periodista y filóloga Luz Orihuela. El toque de color lo ha aportado el ilustrador Adrià Marquès, conocido artísticamente como El Marquès.  

La obra, editada por Somos Libros en español y en catalán, forma parte del proyecto Libros por el Cambio de esta editorial con sede en Barcelona. La presentación oficial del libro al público ha tenido lugar en el Centro Cultural-Librería Blanquerna en Madrid. La periodista Belén Kayser, especializada en temas medioambientales, ha moderado el coloquio. Han participado en el acto Luz Orihuela y el ingeniero de montes José Luis García Rodríguez, que ha asesorado a todo el equipo en cuestiones técnicas y científicas. 

El libro nace con la intención de aportar nuestro granito de arena en una cuestión que es de gran importancia; a nadie se le escapa que hay negacionistas del cambio climático”, ha explicado Orihuela. En su obra, comparten espacio problemas como el envenenamiento de animales, los incendios provocados en los montes, las inundaciones o la contaminación de los ríos; situaciones perjudiciales que ocurren de forma más o menos corrientes en España. 

No se trata de un libro de aventuras infantiles sin más, al estilo de ‘Los Cinco’ de Enid Blyton. La creación de Orihuela tiene un componente didáctico muy destacado. La autora ha remarcado la necesidad de concienciar a los más pequeños en el cuidado del planeta, aunque ha advertido: “Muchas veces, ellos ya van por delante de los adultos”.

En la misma línea se ha expresado García Rodríguez: “La idea es que exista un debate entre los jóvenes”. “Los niños de esta generación se están educando en la cultura del debate y eso permea también al medio ambiente. Es importante que tengan sus propias ideas al respecto y las defiendan”, ha argumentado. La colaboración del ingeniero, que también ejerce como profesor en la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), ha sido de gran importancia para que todo el proyecto saliese adelante. Se ha ocupado, en buena medida, de cuidar detalles técnicos para que las cuatro aventuras que componen el libro hayan resultado verosímiles desde el punto de vista científico.

La selección de los términos empleados en el texto ha sido, además, muy minuciosa para garantizar su comprensión por parte del público infantil. “Más allá de esas palabras concretas, los niños tienen la capacidad de quedarse con la historia, el contexto y el sentido general de lo que queremos contarles”, ha recordado la escritora.

La presentación ha tenido lugar en el Centro Cultural-Librería Blanquerna, dependiente de la Generalitat de Cataluña
PHOTO: GUILLERMO LÓPEZ / ATALAYAR - La presentación ha tenido lugar en el Centro Cultural-Librería Blanquerna, dependiente de la Generalitat de Cataluña

‘La pandilla Cola de Milano’ es una obra que, además, contiene referencias a otros temas que están ligados, de una forma u otra, a la lucha por la naturaleza y contra el cambio climático. “Los adultos que aparecen en el libro, especialmente el personaje del abuelo de Valle, representan un guiño a la sabiduría de los mayores y a la España vaciada”, ha apuntado Orihuela. No en vano, la acción se sitúa en un pueblo ficticio de la cuenca minera de León.

Igualmente, la educación es otra gran protagonista del proyecto en general; no solamente porque, en parte, el libro vaya dirigido a su uso en las escuelas, sino también por el reconocimiento que se dedica en sus páginas a la labor de los maestros de educación primaria. “La pandilla nace a partir de las actividades del Aula de Naturaleza, con una profesora entregada”, ha recordado la autora, que ha añadido: “Los profesores son clave; siempre están buscando novedades, cosas que tengan que ver con la realidad”.

Ahora bien: ¿puede un libro situado en un ambiente rural atraer con fuerza a una generación criada en la jungla de asfalto de las ciudades? “Todo lo que sea imaginación y aventura engancha”, ha respondido Orihuela. La autora ha deseado que su proyecto sirva para que se formen entre los jóvenes lectores “muchas pandillas como los Cola de Milano”.

La publicación de ‘La pandilla Cola de Milano’ llega en un momento oportuno, con el movimiento por la lucha contra la emergencia climática abriéndose camino entre los niños y los adolescentes. Además, Madrid acoge estos días la Cumbre del Clima, cuyo objetivo reside en alcanzar nuevos compromisos multilaterales en materia medioambiental.