Máxima tensión entre Israel e Irán con Damasco como escenario

Un bombardeo israelí ha matado a cuatro militares iraníes y a tres sirios, justo después de que Teherán advirtiera de que estaba listo para responder a cualquier ataque
Según se informa, en una imagen de archivo obtenida de la Agencia Oficial de Noticias Árabes de Siria (SANA), el 14 de febrero de 2020 la defensa aérea siria respondió a un ataque lanzado contra Damasco

AFP/HO/SANA  -   Según se informa, en una imagen de archivo obtenida de la Agencia Oficial de Noticias Árabes de Siria (SANA), el 14 de febrero de 2020 la defensa aérea siria respondió a un ataque lanzado contra Damasco

Cuatro efectivos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC, por sus siglas en inglés) y tres militares sirios, dos de ellos oficiales, han muerto este viernes como consecuencia de un bombardeo con misiles lanzado contra la franja de territorio que se encuentra entre el aeropuerto internacional internacional de la capital siria, Damasco, y la zona de Zanaib, al sur. Así lo ha confirmado el Observatorio sirio de Derechos Humanos, que también ha asegurado que si bien algunos misiles han conseguido su objetivo, los sistemas de defensa antiaérea de las inmediaciones han podido interceptar a algunos de ellos, según ha revelado una fuente militar siria. “Varios cohetes fueron lanzados hacia áreas al sur de la capital, y los ataques antiaéreos repelieron a varios de ellos, mientras que se escucharon explosiones en el sur de la capital y en las cercanías del aeropuerto internacional de Damasco”, ha aseverado al respecto un residente de la zona en Al-Ain.

La fuente militar siria también ha informado de que fueron lanzados desde el territorio de los Altos del Golán, ubicado en la frontera entre Líbano, Jordania, Siria e Israel. Cabe recordar, en este punto, que este último país reclamó el año pasado su soberanía sobre la zona con el apoyo de Estados Unidos.

Así, para la organización con sede en Londres, el responsable de esta ofensiva ha sido Israel, que ya ha llevado seis ataques similares en el último mes contra posiciones del Ejército sirio y de las milicias pro-iraníes, radicadas al oeste de Damasco y en la ruta entre la capital y Homs. En total, esta retahíla de ofensivas se ha cobrado la vida de 23 personas, entre ellas, 15 miembros de las milicias -incluidos 5 sirios y el resto extranjeros-, 3 nacionales iraníes y 8 militares sirios, entre los que se encontraba un alto mando de las Fuerzas Armadas.

: Un soldado israelí junto a una línea de tanques en los Altos del Golán ocupados por Israel, el 3 de enero de 2020
PHOTO/REUTERS - Un soldado israelí junto a una línea de tanques en los Altos del Golán ocupados por Israel, el 3 de enero de 2020

El ataque de este viernes contra Damasco coincide con un momento de máxima tensión en Oriente Medio, con Estados Unidos e Irán como protagonistas, que tiene visos de recrudecerse todavía más de confirmarse por parte de las autoridades iraníes el saldo de víctimas mortales, entre las que se encuentran, como ya se ha mencionado antes, cuatro soldados de la IRGC.

De hecho, solo unas horas antes de producirse la ofensiva israelí, el recién nombrado jefe de la Guardia Revolucionaria -sustituto de Qassem Soleimani-, Hossein Salami, había advertido tanto a Tel Aviv como a Washington de que si cometían “el más mínimo error”, ambos serían “golpeados”. “Nuestro país no dudará en proteger su presencia en Siria y defenderá su seguridad nacional e intereses regionales, dando una respuesta contundente y aplastante ante cualquier acto agresivo o estúpido”, reiteró en esta misma línea el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Abbas Mousavi, en unas declaraciones recogidas por la agencia estatal de noticias IRNA.

“El asesinato cobarde del comandante Soleimani y de Abu Mahdi al-Muhandis [vicepresidente de las milicias iraquíes pro-iraníes] por parte de los estadounidenses conducirá a la liberación de Jerusalén, por la gracia de Dios”, declaró el nuevo jefe de la IRGC, en una referencia también al plan de paz presentado por la Casa Blanca para Israel y Palestina y que ha sido rechazado frontalmente por Teherán. Cabe destacar, en este sentido, que el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, ha mostrado su apoyo explícito a los grupos armados palestinos en la batalla contra la implementación del que ha sido denominado como el ‘acuerdo del siglo’.

El comandante de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC, por sus siglas en inglés), el general de división Hossein Salami
AFP/ATTA KENARE - El comandante de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC, por sus siglas en inglés), el general de división Hossein Salami

Por ello, ante el temor de una represalia -más que probable tras las amenazas iraníes- Israel ha decidido cerrar el espacio aéreo de los Altos del Golán a la aviación civil, “en anticipación de cualquier respuesta después de la incursión en Damasco”, según ha podido saber Sky News Arabia.

El Observatorio sirio de Derechos Humanos también ha informado de que Israel habría tomado la decisión de bombardear el aeropuerto de la capital siria después de conocer que había llegado un avión de carga presumiblemente procedente de Irán, con nuevos equipos militares y armamento para las milicias que combaten en Siria.

Esta foto tomada el 9 de febrero de 2020 muestra una vista de la valla fronteriza con Siria en los Altos del Golán anejos a Israel, cerca del pueblo de Majdal Shams
AFP/JALAA MAREY - Esta foto tomada el 9 de febrero de 2020 muestra una vista de la valla fronteriza con Siria en los Altos del Golán anejos a Israel, cerca del pueblo de Majdal Shams
El deterioro irreversible de las relaciones entre Israel e Irán

El 10 de febrero de 2018 pasó a la historia de las relaciones entre Tel Aviv y Teherán como el día en el que se produjo el primer enfrentamiento directo entre los dos países. Ese sábado, de madrugada, un helicóptero Boeing AH-64 de las Fuerzas Armadas israelíes interceptó un dron en los Altos del Golán que provenía de una base militar iraní ubicada en la provincia siria de Homs. Desde entonces, se han sucedido las ofensivas y las contraofensivas por parte de los dos Ejércitos que, en numerosas ocasiones, han dejado cuantiosas víctimas mortales. La tensión se recrudeció hasta tal punto que 2019 marcó un punto de no retorno en las relaciones entre ambos estados, que, aunque sean presentados como enemigos tradicionales, cabe recordar que tienen una amplia historia de cooperación en los años 50 del siglo pasado. 

Pero, en la actualidad, las amenazas entre los ayatolás y los sionistas son la tónica predominante. El Gobierno israelí ha dejado claro que no está dispuesto a permitir la presencia militar iraní en Siria, mientras que las autoridades de Teherán han rechazado la política expansionista de Israel y de su socio EEUU -un vínculo fortalecido con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca- en toda la región de Oriente Medio. 

Fruto de ello, Siria se ha convertido en un campo de batalla en el que las dos potencias buscan proteger sus propios intereses nacionales. Dicho país, envuelto en un conflicto civil desde el año 2011, también es el escenario de otras tensiones, protagonizadas por Turquía y Rusia, entre otros. Por ello, de no cesar la injerencia extranjera, amenaza con convertirse en una guerra interminable, en la que la población civil se está llevando la peor parte: solo en los últimos dos meses, con los frentes activos de Idlib y Alepo, 800.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares.
 

Contenido relacionado