México exhorta a Honduras a atender y contener las caravanas de migrantes

Un grupo de 9.000 hondureños cruzó este sábado el oeste de Guatemala tras superar diferentes controles policiales que intentaban detener el avance
Grupo de migrantes de América Central se dirige a Tapachula, México

REUTERS/ADRESS LATIF  -   Grupo de migrantes de América Central se dirige a Tapachula, México

México hizo este sábado un "exhorto respetuoso" a las autoridades de Honduras para que atiendan "oportunamente" el flujo irregular de personas migrantes "de tal manera que prevengan nuevos desplazamientos".

"(El Gobierno de México) hace un exhorto respetuoso a las autoridades de Honduras para que atiendan, oportunamente, este flujo irregular de personas migrantes, de tal manera de que prevengan nuevos desplazamientos", dijo la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) mexicana en un comunicado.

El pasado 15 de enero una caravana de migrantes procedentes de Honduras inició su desplazamiento hacia México, con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

La caravana, compuesta por más de 9.000 hondureños, cruzó este sábado el oeste de Guatemala tras superar varios dispositivos policiales que pretendían impedir su paso.

La SRE hizo también un llamamiento a los países de la región con el fin de que apliquen con responsabilidad los protocolos migratorios y sanitarios para evitar riesgos derivados de la pandemia por COVID-19 a las personas que integran la avanzada.

Del mismo modo, la Cancillería mexicana reconoció la "destacada" labor del Gobierno de Guatemala, del cual dijo que "ha actuado de manera firme y responsable en la atención integral de los contingentes migrantes que vulneraron su soberanía".

Destacó que las autoridades guatemaltecas han hecho valer el cumplimiento de la ley migratoria y sus protocolos sanitarios para garantizar ingresos ordenados y regulares, salvaguardando la integridad y la vida de las personas migrantes y de su población.

Afirmó que el Estado mexicano "no es indiferente" a las causas estructurales que provocan estos movimientos masivos y reconoce las necesidades legítimas de las diversas poblaciones que integran los flujos migratorios.

“Sin embargo -matizó-, está convencido que solo a través de esquemas migratorios seguros, ordenados y regulares se podrá garantizar la atención efectiva y transversal de estas poblaciones, que se enfrentan a altos riesgos durante su ruta migratoria”.

Migrantes centroamericanos se desplazan en una caravana a través de Juchitán, Oaxaca, México
REUTERS/JOSE DE JESUS CORTES - Migrantes centroamericanos se desplazan en una caravana a través de Juchitán, Oaxaca, México
México garantizará la salud de los migrantes

Por su parte, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud federal, afirmó en conferencia de prensa que, en conjunto con la SRE, se decidió que se integrará un operativo multiinstitucional de respuesta para asegurarse de que las personas que ingresen a México tengan la protección social que corresponde a cualquier persona de este país.

Señaló que el Gobierno mexicano es "muy consciente de los derechos humanos y nuestro primer interés es que las personas no tengan riesgos".

Informó que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió que a la par de esto haya un acompañamiento en salud, para que los migrantes no vayan a enfermar y se queden sin protección en esta materia, pero al mismo tiempo para que la población mexicana esté tranquila de que, en caso de que alguien en la caravana esté infectado, el virus no se va a propagar.

Dijo que desde que el inicio de su Gobierno, a finales de 2018, las autoridades se han movilizado para coordinar una respuesta de salud ante las caravanas migrantes.

López Obrador, del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), comenzó su mandato el 1 de diciembre de 2018 mostrándose muy crítico con sus antecesores en materia migratoria y apostando por los derechos humanos tras el fenómeno de las caravanas de octubre de ese año que entraron en México con el propósito de llegar a Estados Unidos.

En 2019, ante el aumento de caravanas de migrantes centroamericanos que cruzaban México con dirección a EEUU, el presidente de este país, Donald Trump, amenazó con imponer aranceles a todas las exportaciones mexicanas.

El Gobierno de México acordó entonces con el de Estados Unidos militarizar su frontera sur, con Guatemala, a cambio de impulsar un programa de desarrollo para Centroamérica a fin de frenar las migraciones, pero ese plan quedó estancado.