PUBLICIDAD

Iberdrola

México se convierte en miembro pleno de CAF y fortalece su presencia en América Latina

La incorporación de México como accionista Serie A, tras tres décadas de trabajo conjunto, le permitirá al país tener un mayor acceso a recursos financieros de largo plazo
Luis Carranza, presidente de CAF, y Arturo Herrera, secretario de Hacienda. Firma acuerdo entre CAF y México

 -   Luis Carranza, presidente de CAF, y Arturo Herrera, secretario de Hacienda. Firma acuerdo entre CAF y México

En el marco del 50 aniversario de CAF -banco de desarrollo de América Latina-, el presidente ejecutivo de la institución, Luis Carranza Ugarte, suscribió con el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, la incorporación de México como miembro pleno de CAF, lo que marca un hito clave luego de tres décadas de trabajo conjunto y que permitirá al país mayor acceso a recursos financieros de largo plazo, cooperación técnica para su desarrollo sostenible y una silla permanente en el Directorio de la multilateral, entre otros beneficios.

Durante el acto de firma, el presidente ejecutivo de CAF, Luis Carranza Ugarte, destacó que “esta es una muestra muy clara de la confianza depositada en CAF y de la voluntad e interés político del Gobierno de México en profundizar los vínculos de trabajo con la institución, así como fortalecer su relacionamiento e integración con los países de América Latina, lo que cobra especial relevancia en la coyuntura en la que nos encontramos por motivo de la COVID-19”.

Por su parte, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, recalcó la importancia de fortalecer la agenda internacional en los tiempos actuales dónde la COVID-19 ha hecho visible la necesidad de tener mayor cooperación entre naciones e instituciones. “CAF es una institución extraordinariamente noble con la idea de aportar al desarrollo de los países”, resaltó. 

Luis Carranza, presidente de CAF, y Arturo Herrera, secretario de Hacienda. Firma acuerdo entre CAF y México
Luis Carranza, presidente de CAF, y Arturo Herrera, secretario de Hacienda. Firma acuerdo entre CAF y México

México fue el primer país no andino en incorporarse como accionista Serie C a CAF en 1990, cuando los presidentes de la Comunidad Andina invitaron a los países miembros de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) a formar parte del banco. Desde ese entonces, la institución ha desempeñado un rol significativo en apoyo a la industria de capital de riesgo en México a través inversiones en fondos, con énfasis en el desarrollo empresarial para la pequeña y mediana empresa. 

CAF ha brindado un substancial apoyo a México a través del otorgamiento de líneas de crédito rotativas a favor de Nacional Financiera (NAFIN), Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) y al fideicomiso público Fondo Especial para Financiamientos Agropecuarios (FEFA). De igual forma, en los últimos años se han concretado financiamientos estratégicos al sector de telecomunicaciones y a favor de la implementación de políticas públicas en materia de transparencia y mejora regulatoria. Al respecto, a comienzos del año se formalizó un préstamo de 300 millones de dólares que establece un conjunto de acciones destinadas a reducir el costo de las regulaciones, disminuir los obstáculos y simplificar los trámites y servicios tanto para los ciudadanos como para las empresas. 

Luis Carranza, presidente de CAF, y Arturo Herrera, secretario de Hacienda. Firma acuerdo entre CAF y México
Luis Carranza, presidente de CAF, y Arturo Herrera, secretario de Hacienda. Firma acuerdo entre CAF y México

El presidente Carranza le reafirmó al secretario Herrera el compromiso de CAF con la agenda de productividad y desarrollo en México, aspecto que resulta primordial para generar las condiciones que permitan el buen desempeño de la actividad económica, fomentar la actividad empresarial y, en general, promover las reglas que estimulen mayor innovación, inversión, crecimiento económico y consoliden el bienestar social.

CAF inició operaciones en 1970 con un capital de 25 millones de dólares provisto por los cinco países fundadores (Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela). Hoy en día son 19 los países accionistas (incluyendo a España y Portugal) y más de 47.000 millones de dólares en activos y alrededor de 13.000 millones de patrimonio. Su evolución histórica convierte a CAF en uno de los pocos casos de éxito de integración en América Latina.