Macron envía su buque de escucha electrónica al Mar Negro para espiar a Rusia y Turquía

El Dupuy-de-Lôme forma parte del operativo de satélites de observación y aviones de reconocimiento con los que París y la OTAN presionan al gobierno de Erdogan
El presidente Macron desea tener información directa de las grandes maniobras militares rusas de finales de septiembre y de la evolución de la tensión de Turquía con Grecia, la OTAN y la propia Francia

PHOTO/Clarisse Dupont-Marine Nationale  -   El presidente Macron desea tener información directa de las grandes maniobras militares rusas de finales de septiembre y de la evolución de la tensión de Turquía con Grecia, la OTAN y la propia Francia

El presidente de la República francesa, Emmanuel Macron, ha ordenado posicionarse en el Mar Negro a su único buque de espionaje electrónico y permanecer en sus aguas internacionales para interceptar las emisiones de radio y electromagnéticas de las fuerzas militares de tierra, mar y aire de Rusia y Turquía. El buque de la Armada francesa Dupuy-de-Lôme zarpó el miércoles, 9 de septiembre de la base naval mediterránea de Tolón ‒a 190 kilómetros de la frontera con Italia‒, cruzó el Estrecho de los Dardanelos/Bósforo en la noche del domingo, 13 de septiembre, y ya se encuentra en la zona, donde navegan alrededor de 16 buques de guerra, incluidos tres discretos submarinos de ataque rusos.

Junto con los satélites espía y los aviones de reconocimiento del Ejército del Aire francés, el Dupuy-de-Lôme despliega de forma regular en zonas geográficas de crisis o de interés estratégico para Francia para seguir de forma directa y lo más de cerca posible el desarrollo de los acontecimientos y, de ese modo, obtener información y elaborar inteligencia de manera autónoma e independiente de la adquirida por otros países. La presencia en aguas del Mar Negro y en las inmediaciones de las aguas territoriales turcas del buque espía Dupuy-de-Lôme obedece a tres razones. Por un lado, al deseo de Macron de continuar con la presión diplomática que París ejerce sobre Ankara y reforzar la visibilidad militar de Francia en su serio desencuentro con el gobierno de Recep Tayyip Erdogan a causa de las prospecciones petrolíferas que Turquía ejecuta en el área del Mediterráneo.

Buque
PHOTO/Marine Nationale - El buque de escucha electrónica Dupuy-de-Lôme ya se encuentra en el Mar Negro, junto con 16 buques de guerra de distintas naciones, incluidos tres discretos submarinos rusos

En segundo lugar, para expresar el apoyo del Eliseo al gobierno griego del primer ministro Kyriakos Mitsotakis, que acaba de anunciar su intención de comprar a la industria francesa de defensa un importante lote de sistemas de armas, entre los que destacan 18 aviones de combate Rafale del fabricante Dassault y cuatro fragatas.

Las más importantes maniobras militares rusas en cuatro años

Otra de las claves del envío del barco a la tensa zona es seguir de cerca las grandes maniobras militares conjunto-combinadas Kavkaz 2020 que Rusia va a llevar a cabo en la región del 21 al 26 de septiembre. En ellas van a participar efectivos de Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, China, Irán, Myanmar y Pakistán bajo el mando del Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia, el general de Ejército Valery Gerasimov. India se ha retirado de los ejercicios multinacionales debido a sus recientes tensiones con China en la frontera de Ladakh.

Erdogan
PHOTO/AP - La potente Armada turca incorporó a finales de octubre pasado la nueva corbeta Kinaliada F-514, de 2.400 toneladas, ceremonia que contó con la presencia del presidente Erdogan

De acuerdo con los datos aportados por el viceministro de Defensa ruso, el coronel general Alexander Fomin, que la semana pasada congregó a los agregados militares extranjeros acreditados en Moscú, el ejercicio Kavkaz-2020 es el “colofón del ciclo de entrenamiento cuatrienal del conjunto de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia”. Con el principal objetivo de “evaluar las capacidades de las Fuerzas Armadas rusas para garantizar la seguridad militar en el suroeste del país”, en Kavkaz 2020 van a participar alrededor de 80.000 militares de unidades de combate, de la defensa aérea, apoyo logístico y técnico, junto a personal del Ministerio ruso de Defensa Civil, Emergencias y Eliminación de Consecuencias de Desastres Naturales.

El viceministro de Defensa ruso ha puesto hincapié en que el número máximo de efectivos implicados en las maniobras bajo un solo mando operativo está sujeto al documento de Viena de 2011 y no superará los 12.900 militares, al igual que la cantidad de diferentes sistemas de armas. Según el coronel general Alexander Fomin, en el ejercicio intervendrán en torno a 250 carros de combate, 450 vehículos de combate de infantería y vehículos blindados de  todo tipo, 200 piezas de artillería y lanzacohetes, numerosos aviones de combate y helicópteros de ataque, así como buques de superficie y submarinos de la Marinas de Guerra de los países participantes.

Ministerio de Defensa ruso
PHOTO/Ministerio Federal de Defensa de Rusia - El viceministro de Defensa ruso, el coronel general Alexander Fomin, en el centro, explica algunos detalles de las maniobras multinacionales Kavkaz 2020, las más importantes de las Fuerzas Armadas rusas de los últimos cuatro años

Un tema de especial interés para la OTAN y Francia es la anunciada prueba del disparo desde Rusia de un misil de largo alcance, que está previsto que tenga lugar entre el 17 y el 25 de septiembre, cuyo impacto se producirá en aguas internacionales, al este de Chipre, en donde Moscú ha delimitado una zona restringida a la navegación. El objetivo del Dupuy-de-Lôme es recoger el máximo posible de datos de la trayectoria y telemetría del misil para conocer sus prestaciones. 

Un espía poco conocido pero asiduo de las zonas de conflicto

No es la primera vez que Francia despliega al Dupuy-de-Lôme en el Mar Negro. Ya ha ocurrido en otras ocasiones como, por ejemplo, durante el conflicto de Ucrania, en julio de 2019 y también en abril de 2014. En el último año citado, franqueó los Dardanelos acompañado por el destructor de la Armada norteamericana USS Donald Cook DDG-75, perteneciente al sistema de defensa antimisil de Estados Unidos y, por aquellas, fechas estacionado en la base aeronaval española de Rota. Oficialmente denominado Buque de Experimentaciones y Mediciones (BEM), es el primer barco de la Armada francesa especialmente diseñado para misiones de guerra electrónica de larga duración.

Maniobras Rusia
PHOTO/TASS - En el ejercicio Kavkaz 2020 tomarán parte unos 250 carros de combate, 450 vehículos de combate y blindados de  todo tipo, 200 piezas de artillería y lanzacohetes y numerosos aviones de combate y helicópteros de ataque

Construido en el astillero holandés Royal Niestern Sanders y botado el 27 de marzo de 2004, el Dupuy-de-Lôme no es un buque de combate. A diferencia de ellos, está pintado de color de blanco y equipado tan solo con un par ametralladoras pesadas de 12,7 milímetros para su autodefensa. Para enlace físico con tierra cuenta en su popa con un pequeño helipuerto. Adscrito a la Marina Nacional ‒el nombre oficial de la Armada francesa‒ pero asignado operativamente a la Dirección de Inteligencia Militar, está equipado con las mejores y más refinadas tecnologías de origen francés en cuanto a antenas, sensores de escucha e interferencia, análisis de emisiones, radiogoniometría, telemetría, escucha, contramedidas electrónicas de comunicaciones (COMINT) y de señales radar (ELINT), todas las cuales se modernizan de forma periódica. 

Rafaele
PHOTO/Dassault Aviation - El primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis ha anunciado en fechas recientes su intención de comprar a la industria francesa 18 aviones de combate Rafale

Con un desplazamiento cercano a las 4.000 toneladas, una eslora de 102 metros y autonomía para 30 días, los sistemas de gobierno del barco están en su mayor parte automatizados. Gracias a ello, la tripulación se reduce a tan solo 30 marinos, que están acompañados por 80 técnicos y operadores de los sistemas de guerra electrónica y analistas en inteligencia. La distribución de los espacios de vida a bordo y la ergonomía de los puestos de trabajo están especialmente adaptados para facilitar la permanencia en la mar hasta 240 días. El barco fue bautizado en honor del ingeniero naval Henri Dupuy de Lôme (1816-1885) y su base se encuentra en Brest, en la costa de Bretaña, la principal base naval militar de Francia en el océano Atlántico.