PUBLICIDAD

Iberdrola

Macron y Bin Salman abordan la seguridad del Golfo en mitad de las protestas en Irán

Los líderes de Francia y Arabia Saudí cierran filas en su enfoque de seguridad regional
Macron Bin Salman

AFP/BERTRAND GUAY  -   El presidente de Francia, Emmanuel Macron, saluda al príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, a su llegada al Palacio del Elíseo, en París, el 28 de julio de 2022

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salmán, abordaron la seguridad en el golfo Pérsico, en medio de la tensión en esta rica zona petrolera de cara a las protestas populares en Irán, informaron este domingo los medios oficiales saudíes. 

Macron y Bin Salmán sostuvieron una conversación telefónica en la que “abordaron los problemas y acontecimientos internacionales y de la región y los esfuerzos para reforzar la seguridad y la estabilidad” del Golfo, informó la agencia oficial de noticias saudí SPA. 

Añadió que el príncipe saudí, quien ostenta también el cargo de primer ministro, “apreció lo que el presidente Macron expresó sobre el apoyo de Francia a la seguridad y la estabilidad en la región, y su rechazo a las amenazas que socavan la estabilidad de la zona”. 

La agencia no aportó más detalles sobre la conversación, que se produce en medio de acusaciones implícitas de Teherán contra Arabia Saudí de fomentar las protestas populares que se desarrollan desde hace dos meses en Irán por la muerte de Mahsa Amini, y en las que se pide el fin de la República Islámica. 

El jefe de la Guardia Revolucionaria iraní, Hosein Salami, advirtió a principios de mes a Riad de “pagar el precio” si continúa lo que calificó de “injerencia” saudí en los asuntos de Irán. 

En ese contexto, los servicios de inteligencia saudíes y estadounidenses han desvelado presuntos planes de Teherán de atacar Arabia Saudí con el fin de desviar la atención de las protestas, según The Wall Street Journal.  

Arabia Saudí e Irán lideran las ramas suní y chií del islam, respectivamente, y ambos países no tienen relaciones diplomáticas desde 2016.