Madeline Mortelmans, del Departamento de Defensa de EE. UU.: "Interferir en las elecciones es el objetivo principal de los ciberataques"

Irán, China, Rusia y Corea del Norte son los países que están llevando a cabo los ataques cibernéticos más maliciosos contra Estados Unidos, señalo la experta en ciberseguridad
Seminario Internacional de Seguridad y Defensa

PHOTO/Atalayar  -   Seminario Internacional de Seguridad y Defensa

¿Cuándo empezó la Segunda Guerra Fría? Algunos dirán que, con la injerencia rusa en los comicios estadounidenses de 2016, otros el 2014, cuando Moscú envió sus tropas a Ucrania, y otros cuando Donald Trump, ya presidente de los Estados Unidos impuso aranceles a productos chinos iniciando un conflicto comercial entre las dos potencias, y en poco tiempo Washington y Pekín se vieron sumergidos en una guerra tecnología que tiene como objetivo el dominio de las telecomunicaciones.

La nueva realidad del siglo XXI, donde el campo de batalla se ha trasladado de los espacios tradicionales al ciberespacio ha puesto en los principales asuntos de los Gobiernos la protección ante los ataques cibernéticos.
Es sobre este punto donde gira la quinta y última mesa del día del XXXII Seminario Internacional de Seguridad y Defensa, organizado por la Asociación de Periodistas Europeos.

Seminario Internacional de Seguridad y Defensa
PHOTO/ATALAYAR-Seminario Internacional de Seguridad y Defensa

Con el nombre “Retos de la ciberseguridad para el siglo XXI”, la directora principal para Política de Ciberseguridad del Departamento de Defensa de Estados Unidos, Madeline Mortelmans, ha hablado sobre las amenazas, retos y desafíos que se enfrenta Estados Unidos, con unas elecciones presidenciales a la vuelta de la esquina y con la ciberseguridad como gran argumento en las campañas electorales. Moderado por Javier Fernández Arribas, director de Atalayar y vicepresidente internacional de la Association of European Journalist, su intervención versó en torno a la cuestión de la carrera por el control del ciberespacio. 
Las amenazas a la seguridad avanzan, cambian y se modifican rápidamente. Amenazas cibernéticas, ciber espionaje, las nuevas tecnologías, el crimen organizado transnacional son algunas de las intimidaciones que amenazan la estabilidad de los Gobiernos.
“Irán, China, Rusia y Corea del Norte están tomando cada vez más actividades maliciosas” ha señalado la directora de Ciberseguridad del Departamento de Estado.

Mortelmans ha remarcado que la estrategia de Estados Unidos en ciberseguridad está en anticiparse a las amenazas. “Debemos ser capaces de defendernos de lo que está por llegar. Igual que hacemos por tierra, mar y aire, el Departamento de Defensa de EEUU está involucrado en todo el mundo con el objetivo de que no lleguen a nuestra nación estas amenazas”. Para ello, la labor principal de las Fuerzas Armadas y agencias de inteligencia poseen una labor principal: encontrar información.
Una vez encontrada esta información, la estrategia del Departamento, como apunta Mortelmans es “publicar las amenazas para contribuir en la seguridad internacional”.

Estas maniobras de disuasión no son comparables a las llevadas a cabo hace unas décadas en materia nuclear. 
Al contrario, como sucedía en el ámbito nuclear, un ciberataque “no necesariamente necesita una ciber respuesta”, ya que las operaciones en este ámbito son más complejas que en el nuclear ya que no siempre se sabe quién está detrás y porque las herramientas cibernéticas están siempre en uso. “La capacidad militar de Estados Unidos sabemos que tiene un efecto disuasorio muy importante”, apunta Mortelmans, pero aún con todo, Estados Unidos no está exento de estos ataques.

"Hemos visto ejemplos claros del uso de la ciberdelincuencia maliciosa que ha afectado a servicios de infraestructura claves, como los sufridos en 2017, que tuvieron unas consecuencias para la seguridad importantes”, ha recordado la experta en ciberseguridad.
Mortelmans hacia referencia a los ataques con ransomware conocido como WannaCry que infecto a 300.000 ordenadores en más de 150 países y que afecto a hospitales, incluidos muchos pertenecientes al Servicio Nacional de Salud del Reino Unido. En este momento, Washington culpó a Corea del Norte, algo que Pyongyang negó y calificó de “grave provocación política”.

En la actualidad, los ataques a los servicios sanitarios, centros de investigación y laboratorios están en el punto de mira para los ciberdelincuentes. La vacuna para la COVID-19 se ha convertido en uno de los tesoros más preciados y el país que logre desarrollar una cura eficaz, se posicionará en primer lugar en la carreara por la gobernanza global. Este es otros de los puntos en los que se centra la estrategia de ciberseguridad.

Necesaria la cooperación

En este punto, se ve de máxima prioridad la colaboración, no solo entre las propias agencias estadounidenses, que como la funcionaria del Departamento de Defensa ha puntualizado, con las alianzas firmadas con el FBI a la hora de compartir información. “Tenemos una estructura muy complicada. Cada agencia tiene un papel distinto, donde el Departamento de Interior se ocupa de las infraestructuras críticas”, ha explicado.

Pero también la cooperación con la Unión Europea en materia de seguridad se vuelve necesaria. “Compartimos los mismos valores y ambos (por EEUU Y la UE) nos hemos beneficiado de un sistema común y dependemos de internet para desarrollar nuestras estrategias”, apunta Mortelmans.
Tanto la UE como Estados Unidos son aliados en la Alianza del Atlántico Norte (OTAN) y trabajan juntas en la Organización para la Seguridad y Cooperación (OSCE), para promover la seguridad en el ciberespacio.
Con respecto a un posible ataque a un miembro de la OTAN, la experta estadounidense ha advertido de que se utilizarán “los mecanismos normales de la Alianza”, al ser preguntada por la posible activación del artículo 5.

Injerencias extranjeras 

La proximidad de las elecciones presidenciales en Estados Unidos ha vuelto a despertar la preocupación de una posible injerencia extranjera -puede ser rusa o china-, como ya pasó en los comicios de 2016. 

Seminario Internacional de Seguridad y Defensa
PHOTO/ATALAYAR-Seminario Internacional de Seguridad y Defensa

“En el Departamento de Defensa hacemos el esfuerzo para responder las amenazas en cuanto a nuestras elecciones. El director general ha emitido un comunicado señalando a países como China y Rusia”, ha dicho Mortelmans, quien ha establecido una diferencia entre la intervención rusa y la china: “Desde Pekín, se están realizando campañas coordinadas a largo plazo que intentan erosionar nuestras ventajas económicas y de defensa, como el robo de la propiedad intelectual. Por su parte, a Moscú le interesa impedir el correcto funcionamiento de ciertas actividades”. 

Con las elecciones en mente, pero en otro tema como son las cuestiones relativas al comportamiento de las empresas tecnológicas, Mortelmans ha señalado que están trabajando en ello y que existen alianzas con diferentes departamentos para poder trabajar en colaboración con los gigantes de internet como Facebook o Microsoft. “Cuando aumenta la dependencia, aumenta la vulnerabilidad. Somos conscientes y creemos que tenemos que ser capaces de defender nuestra nación”, finalizó la directora en ciberseguridad.