Mali denuncia la violación de su espacio aéreo por un avión militar francés

Bamako recordó que Francia había apoyado las sanciones impuestas por la CEDEAO al país maliense
El coronel Assimi Goita

AP/BABA AHMED  -   El coronel Assimi Goita

El Gobierno transitorio de Mali, regido por una junta militar tras dos golpes de Estado, denunció en las últimas horas la violación de su espacio aéreo por parte de una aeronave militar francesa.

En un comunicado, la junta maliense afirma que un avión de transporte militar A400 matriculado FRBAN efectuó ayer martes el trayecto entre Abiyán (Costa de Marfil) y Gao (Mali), en violación de la prohibición de sobrevolar el suelo maliense, a pesar de que fue interpelado por los servicios técnicos en tierra.

La nota añade que la aeronave había apagado su transponedor para no ser identificada y cortó la comunicación con los organismos de control malienses, pero fue identificada por las autoridades de Mali como el citado avión francés.

Bamako denuncia que las autoridades francesas han violado su espacio aéreo y recuerda que Francia ha apoyado las duras sanciones impuestas a Mali por los países de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) y la Unión Económica y Monetaria de África Occidental (UEMAO) para forzar a convocar elecciones a la junta militar que gobierna el país tras dos golpes de Estado.

Para concluir, el comunicado alerta de los riesgos a los que se podrían exponerse los autores de estas prácticas en caso de nuevas violaciones.

La tensión entre Bamako y París ha alcanzado cotas altas en los últimos meses, con acusaciones por parte del país galo del despliegue de mercenarios rusos en Mali y el repliegue de parte de las tropas de la misión militar antiterrorista que Francia lleva a cabo en territorio maliense. La compañía Air France ha suspendido hasta nueva orden sus vuelos al país africano.

Foto de archivo del coronel Assimi Goita (centro)
AFP/MICHELE CATTANI – Foto de archivo del coronel Assimi Goita (centro)

Todo esto ocurre cuando la situación en Mali atraviesa un momento especialmente delicado, con una alta inseguridad y grupos yihadistas actuando en gran parte del país, y un Gobierno de transición regido por una junta militar que llevó a cabo dos golpes de Estado en un año.

Dicho Gobierno supuestamente transitorio prometió convocar elecciones el mes que viene, pero no solo no lo ha hecho, sino que ha solicitado que se alargue la transición por un periodo de entre seis meses y cinco años, lo que provocó la reacción de los países africanos.

Dichos países de la CEDEAO acordaron este lunes el cierre de sus fronteras y la suspensión de las transacciones comerciales con Mali -a excepción de ciertos productos básicos-, así como la congelación de las cuentas bancarias de los miembros de la junta militar que gobierna el país.

Unas sanciones que recibieron un día después el apoyo de Francia y de la Unión Europea.