PUBLICIDAD

Iberdrola

Mali exige el retiro inmediato de las tropas danesas

Dinamarca ha enviado alrededor de 100 tropas de soldados para apoyar a las fuerzas especiales de coalición francesa y europea en la denominada Operación Tacuba, de origen francés.
fuerza-takuba-mali

REUTERS/PAUL LORGERIE  -   Cuartel general de la nueva fuerza Takuba en Gao, Malí

El país africano todavía se está recuperándose de las consecuencias del golpe de Estado del pasado mes de agosto de 2020, donde se derrocó al presidente, Ibrahim Boubacar Keita. Desde aquel suceso, se implantó una Junta Militar con un presidente y un primer ministro de transición, pero estos fueron derrocados en otro segundo golpe de Estado en mayo de 2021, por lo que el puesto de presidente paso a manos del coronel Assimi Goita, presidente del Gobierno transitorio.

La situación era tan inestable que las fuerzas especiales europea anunciaron su despliegue en abril de 2021, en la zona de Menaka, en el este del país africano. Dichas fuerzas se unieron a Task Force Tabuka u Operación Tacuba, una operación francesa integrada por un total de 900 soldados que lleva desplegada en la zona desde marzo de 2020. En principio, las tropas especiales europeas van a estar desplegadas hasta inicios de 2023. Francia lleva presente en el país africano desde 2013 para luchar contra el terrorismo de Al-Qaeda e ISIS. A pesar de la presencia francesa en la zona del Sahel, el terrorismo extremista sigue muy presente. 

lider-junta-militar-mali
REUTERS/FRANCIS KOKOROKO - El coronel Assimi Goita, líder de la junta militar de Malí

A estas tropas especiales, hay que sumarles el apoyo de estados como Bélgica, Estonia, Hungría, Italia, Noruega, Países Bajos, Portugal, Republica Checa y Suecia. Todos estos Estados se encuentran alertados por el aumento del terrorismo yihadista y de la presencia de mercenarios del grupo ruso denominado Wagner en Malí, además, de la preocupación por la imposibilidad de la instauración de un Gobierno civil tras el golpe de Estado. Ahora Dinamarca, también ha manifestado su preocupación.

A mediados de enero, el país nórdico anunció el despliegue de tropas militares en el país, finalmente, el 18 de enero desplegó más de 90 tropas de fuerzas especiales en el país que conforma la zona del Sahel. De acuerdo, a un comunicado emitido por la Junta Militar afirmó que, “el gobierno subraya que este despliegue se llevó a cabo sin su consentimiento y sin tener en cuenta el protocolo adicional aplicable a los socios europeos que participan en el marco de la Fuerza de Tarea Takuba”, por tanto, se está produciendo una violación de formalidades que permite a los Estados europeos intervenir en el país africano. “El gobierno de Malí observa con asombro el despliegue en su territorio de un contingente de fuerzas especiales danesas dentro de la fuerza Takuba”, expresó el Gobierno en el comunicado emitido. También, el Gobierno mediante la televisión oficial ORTM y vía redes sociales reafirmaron que el despliegue se hizo sin consentimiento, según informa el portal maliense de noticias Malijet. 

fuerza-takuba-aviones
AFP PHOTO/Royal Danish Air Force / Photo Service/Scanpix DENMARK - Un avión Hércules C130 danés en el aeropuerto de Aalborg el 15 de enero de 2013 para partir hacia Malí. Dinamarca dijo que apoyaría la ofensiva militar de Francia en Malí proporcionando un avión de transporte militar Hércules que ayudaría a transportar tropas y equipos franceses

Debido a ello, a principios de semana el Gobierno ha exigido a Dinamarca que retire de manera “inmediata” las tropas de soltados extranjeros desplegadas en su territorio, tal y como ha comunicado el coronel Abdoulaye Maiga, portavoz del Ministerio de la Administración y Descentralización de Mali. Las tropas danesas están integradas por soldados de élite y por cirujanos militares, tienen como objetivo defender y proteger a los civiles contra las milicias. También, el ministro expresó el apoyo mostrado por los estados europeos para luchar contra el terrorismo, pero recordó “la necesidad de obtener el acuerdo previo de las autoridades malienses antes de enviar y desplegar tropas al país, subrayaba el comunicado.

Anteriormente, Dinamarca ya había enviado tropas de apoyo para intervenir en el país en operaciones militares para el mantenimiento de la paz MINUSMA de Naciones Unidas o para la Operación Barkhane, de origen francés. Actualmente, las tropas danesas se han anexionado a las fuerzas especiales europeas y a su operación denominada Takuba, que llevan desde principios de año, luchando contra el yihadismo de Malí, manifestó el Ejército danés. El país del Sahel lleva inmerso en una crisis de seguridad interna desde 2012 debido al surgimiento de redes yihadistas de Al-Qaeda y del ISIS, favorecidas por la debilidad del país, pero, sobre todo, de los dos golpes de Estado. 

takuba-soldado-maliense
REUTERS/PAUL LORGERIE - Un soldado de la nueva fuerza Takuba junto a un soldado maliense durante una patrulla cerca de la frontera con Níger en el Círculo de Dansongo, Malí

Asimismo, Malí se encuentra sometido a las sanciones impuestas por la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), es una consecuencia directa a la prolongación del establecimiento de una transición democrática entre cuatro y cinco años, a lo que el Organismo Internacional les ha propuesto un plazo máximo de 16 meses para la convocación de elecciones democráticas.