Manifestaciones contra el Gobierno en Turquía por el impago de equipo médico valorado en 700 millones de dólares

Las facturas impagadas por el Ejecutivo turco ascienden a 709 millones de dólares y amenazan con afectar los servicios de salud del país y a los empleados de las empresas del sector sanitario
manifestaciones-turquia-sistema-sanitario

REUTERS/UMIT BEKTAS  -   Manifestación en Turquía

Turquía ha acogido una jornada de manifestaciones que reivindican el abono de las facturas impagadas a los productores médicos. Cientos de manifestantes marcharon por las calles de Turquía, denunciando la deuda de más de 6.000 millones de liras (709 millones de dólares) que los hospitales estatales y el Gobierno deben a las empresas de equipos médicos y fabricantes de medicamentos.

Mediante un acto simbólico, los manifestantes arrojaron las llaves de sus oficinas al suelo. Con ello, plantearon a las autoridades el desafío de gestionar sus empresas impagadas y con una deuda creciente. 

ambulancia-hospital-turquia
AFP/ BULENT KILIC - Trabajadores sanitarios en Estambul, Turquía

"Estamos pidiendo al ministro de Salud que tome estas llaves y dirija nuestros negocios si puede, en las circunstancias actuales”, señaló Metin Demir, director de la Asociación de Empleadores de la Industria de la Salud de Turquía.

Los hospitales y centros estatales propusieron una reprogramación de la deuda aplicando descuentos en los años 2018 y 2020, una deuda que asciende a más de 19.000 millones de liras que deben pagar a los fabricantes y empresas médicas. 

hospital-turquia
PHOTO/IBRAHIM LALEI vía AP - Trabajadores del sistema sanitario atienden a un paciente en el hospital de la Universidad de Akdeniz en Antalya, Turquía.

"Nos vimos obligados dos veces a aceptar descuentos del 27 y del 25%, con la promesa de que todas las empresas que lo aceptaran recibirán el pago a su debido tiempo", apuntó Demir.

El director de la Asociación de Empleadores de la Industria de la Salud de Turquía advirtió de los problemas de abastecimiento que las deudas pueden ocasionar en la cadena de suministros, y como consecuencia, en los servicios de salud del país y a los empleados de las empresas. Por el momento, cerca de 250.000 trabajadores han sufrido las repercusiones de los impagos, según la agencia Reuters.

"El sector se ha quedado sin pago y está desesperado a pesar de haber acordado dos descuentos en los últimos tres años", recalcó Demir durante las manifestaciones en Ankara.

Futuro incierto

Esta cuestión también está afectando al panorama internacional. El embajador de Estados Unidos, David Satterfield, afirmó que Turquía tiene una deuda de más de 2.000 millones de dólares con compañías farmacéuticas de todo el mundo, incluidas las estadounidenses, que amenazan con abandonar el país si la situación de impago continúa prolongándose. 

hospital-turquia
PHOTO/AFP - Miembros de un equipo médico atienden a un paciente en una de las unidades de cuidados intensivos para pacientes de COVID-19 del hospital de la Universidad de Akdeniz en Antalya, Turquía

La depreciación de la lira turca amenaza con empeorar el problema, ya que los costos médicos siguen en aumento desde 2018, mientras que las necesidades de equipos médicos han aumentado por la pandemia por COVID-19.

El Gobierno de Ankara, falto de soluciones, ha propuesto descuentos a los fabricantes, ante lo que Demir apuntó que los esfuerzos de los proveedores podrían llevar al sector al borde de la bancarrota.