PUBLICIDAD

Iberdrola

Marhaba 2022: 28.000 vehículos durante el primer fin de semana de julio

La gran afluencia de viajeros creó colas y retenciones en Algeciras y Ceuta
paso estrecho

PHOTO/ARCHIVO  -  

“Es una Operación paso del Estrecho como nunca hemos visto”, apunta Carlos Morales, portavoz del Sindicato Unificado de Policía. Más de 28.000 vehículos cruzaron las fronteras de España a Marruecos durante el primer fin de semana del mes de julio, el primero también de las vacaciones escolares. 

La situación puso a prueba a la organización de la operación de tránsito vacacional más grande de España y Marruecos, que vuelve después de 2 años de interrupción por la pandemia y la crisis diplomática. La ruta más transitada vuelve a ser la de Algeciras a Tánger o Ceuta, que en el caso de la ciudad autónoma contó con retenciones de hasta 5 horas, según lo que reportan fuentes locales. 

De acuerdo con fuentes policiales de la ciudad autónoma, durante los tres días del fin de semana del 2 y 3 de julio, se creó una “tormenta perfecta” durante la que se acumularon condiciones adversas para el buen desarrollo de la OPE. Los viajeros y las autoridades apuntan a que la cercanía con la fiesta del Eid-al Adha, ser la primera OPE en dos años, nuevos controles sanitarios o la venta billetes “cerrados” por parte de las navieras son algunos de los ingredientes que formaron atascos y largas colas de coches en los puertos de la bahía de Algeciras, Motril, Ceuta o Melilla. 

tanger
PHOTO/ARCHIVO

El Sindicato Unificado de Policía, a través de su portavoz, también lamenta que no se haya reforzado más el dispositivo policial para esta operación. Carlos Morales, representante del sindicato de policías afirma a Atalayar que la falta de efectivos en la policía portuaria se sumó como efecto negativo este fin de semana. 

La Asociación de Amigos del Pueblo Marroquí, a través de su presidente, Mohamed Alami, informó a Atalayar que prepara una denuncia ante la fiscalía por la mala organización de esta edición de la OPE. “Estamos recabando pruebas y testimonios sobre lo que ha ocurrido este fin de semana. Era un caos, no había nada preparado”, explica el presidente de la asociación que representa a gran parte de la comunidad marroquí en España. “La gente hizo colas de 12 horas, sin agua, sin alimento, sin lavabos y achicharrándose al sol”, denuncia Mohamed Alami. De acuerdo con la Asociación de Amigos del Pueblo Marroquí, gran parte de la desorganización se debe a la venta de billetes cerrados por parte de las navieras, algo que impide la flexibilidad a la hora de viajar y que habría entorpecido el paso de los miles de vehículo que cruzaron a Marruecos durante los días 1, 2 y 3 de julio. 

Por su parte, el Gobierno de Ceuta anunció el lunes 4 por la mañana que pondrían en marcha “una serie de medidas complementarias para atender la emergencia sobrevenida a consecuencia de los prolongados tiempos de espera que se están originando en el tránsito por la frontera del Tarajal”, según cita el comunicado del Ejecutivo autonómico. Se espera que las autoridades de la ciudad de Ceuta repartan “bolsas de hidratación” con botellas de agua y bebidas isotónicas para los conductores y pasajeros, además de instalar nuevas lonas para proveer de sombra los puntos de descanso y espera en los alrededores de las carreteras y pasos. El Gobierno de Ceuta afirma contar ya con un dispositivo especial de la Cruz Roja en el lugar conocido como la “explanada de Loma Colmenar” para asistir ante cualquier imprevisto.

tanger
PHOTO/ARCHIVO

De acuerdo con fuentes de Cruz Roja Ceuta, desde el sábado por la tarde hasta el mediodía del lunes 04 de julio, se atendieron a 150 personas con síntomas de insolación o deshidratación. El dispositivo de Cruz Roja puesto en marcha cuenta con una ambulancia y 10 voluntarios de enfermería, que de acuerdo con la responsable en la ciudad autonómica, Isabel Brasero, hasta ahora han sido suficientes para responder a las necesidades de esta primera gran ola de viajeros. “No ha sido peor que otros años, tampoco mejor. Los números han sido más o menos como esperado. Todos los años hay algunos picos que se parecen al de este fin de semana”, afirma la responsable de Cruz Roja a Atalayar, quitándole hierro al asunto.  “En caso de necesitar más medios, se ampliará el dispositivo”, añade Brasero. La responsable concluye que, si este año pudieron producirse mayores colas o retrasos, es en gran medida por las nuevas medidas de control sanitario que se establecieron a razón de la pandemia de COVID-19. 

La Operación Paso del Estrecho se organizó entre las autoridades españolas y marroquís, que después de firmar una hoja de ruta de cooperación común el 7 de abril, retomaron con normalidad sus relaciones diplomáticas. Se espera que 2022 iguale o supere las cifras de 2019, lo que suponen más de 3 millones de pasajeros circulando entre España y Marruecos.