PUBLICIDAD

Iberdrola

Marruecos accederá al mercado de gas natural licuado el próximo mes de abril

Leila Benali, ministra marroquí de Transición Ecológica, ha anunciado el ingreso del Reino en este mercado por primera vez en su historia
La ministra de Energía de Marruecos, Leila Benali, durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), en Glasgow, Escocia, Gran Bretaña, el 4 de noviembre de 2021 REUTERS/PHIL NOBLE

REUTERS/PHIL NOBLE  -   La ministra de Energía de Marruecos, Leila Benali, durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), en Glasgow, Escocia, Gran Bretaña, el 4 de noviembre de 2021

El acceso de Marruecos al mercado de gas natural licuado (GNL) implica la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. El país está ya preparando cuatro puertos para recibir gas licuado y también se están construyendo instalaciones de transporte y almacenamiento.

Laila Benali, ministra marroquí de Transición Ecológica, señala que se va a utilizar la infraestructura ya existente en el territorio y en Europa. En los últimos meses, el Reino ha mantenido varias conversaciones con España para poder utilizar tanto sus terminales de gas licuado, como sus unidades de regasificación para garantizar su seguridad energética.

Madrid aceptó la solicitud de Rabat, de esta forma va a poder adquirir el crudo en los mercados internacionales, desembarcarlo en alguna planta de regasificación peninsular e importarlo a través del Gasoducto Magreb-Europa (GME), inactivo desde el pasado noviembre después de que Argelia lo cerró como consecuencia de las “tácticas hostiles” de Marruecos.

Mapa que muestra los gasoductos que unen Marruecos y Argelia con España AFP/AFP
AFP/AFP - Mapa que muestra los gasoductos que unen Marruecos y Argelia con España

Dicho conducto une Argelia con España a través de Marruecos. Su bloqueo supuso la pérdida de los derechos de paso con los que recibía ingresos millonarios por el tráfico de gas y, vio peligrar el abastecimiento de este recurso. Si finalmente se alcanza un acuerdo bilateral, el GNL llegaría en estado sólido a España para posteriormente tratarlo e inyectarlo en el tubo hacia la nación africana.

Esto supone un coste adicional ya que importar gas licuado es mucho más costoso que hacerlo por un gaseoducto. El Ministerio español de Transición Ecológica asegura que se va a garantizar la solidez energética del país vecino como “corresponde hacer con cualquier otro socio”.

El petrolero Sun Arrows de gas natural licuado procedente del proyecto Sakhalin-2 en el puerto de Prigorodnoye, Rusia, en el Océano Pacífico PHOTO/AP
PHOTO/AP - El petrolero Sun Arrows de gas natural licuado procedente del proyecto Sakhalin-2 en el puerto de Prigorodnoye, Rusia, en el Océano Pacífico

Para que el plan siga adelante, se necesitaría que Enagás, principal transportista de gas en España y en el que el Gobierno tiene una participación del 5%, firmase un acuerdo de interconexión con Marruecos. Sus terminales tienen una posición geoestratégica y favorecen el transporte marítimo de este recurso.

Un alto responsable de la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas (ONHYM) defiende que “la inversión del flujo de GME es una solución entre otras alternativas de suministro”. De esta forma, se podría abastecer a las centrales del oeste de la región que funcionan con gas natural licuado.

Líneas de transferencia en la terminal de gas natural licuado (GNL)  REUTERS/GARY CAMERON
REUTERS/GARY CAMERON - Líneas de transferencia en la terminal de gas natural licuado (GNL) 

Marruecos pone el foco en la edificación de la primera planta de regasificación en el puerto de Mohammedia. El plan de construcción ya ha sido presentado y pretende instalar una terminal de gas y una unidad de almacenamiento flotante en la ciudad portuaria.

La demanda del crudo alcanzará los 3.000 millones de metros cúbicos al mismo tiempo que el territorio busca descarbonizar su economía para 2050. Dicha descarbonización pasa por la mejora de los sistemas eléctricos utilizados en sectores como la industria o el transporte.

Planta solar de Ouarzazate, en el centro de Marruecos AP/ABDELJALIL BOUNCHAR
AP/ABDELJALIL BOUNCHAR - Planta solar de Ouarzazate, en el centro de Marruecos

Según varios medios marroquíes, se han lanzado una serie de proyectos para agregar 10GW de capacidad eólica, solar e hidroeléctrica en los próximos años. Todos ellos forman parte de la hoja de ruta presentada a la ONU con la que el país alauí se compromete a utilizar energías más verdes para crear una economía más competitiva.

Uno de los objetivos del plan energético marroquí es la aceleración del desarrollo de las energías renovables para conseguir así una electricidad libre de carbono. Por su parte, Bouzakri Razi, director de Cambio Climático, Biodiversidad y Economía Verde del Ministerio de Transición Energética y Desarrollo Sostenible, destaca la “voluntad política” de participar en la lucha internacional contra el cambio climático.

Molinos de viento en Jbel Sendouq, en las afueras de Tánger, Marruecos REUTERS/YOUSSEF BOUDLAL
REUTERS/YOUSSEF BOUDLAL - Molinos de viento en Jbel Sendouq, en las afueras de Tánger, Marruecos

El plan ecológico busca, a su vez, generalizar la eficiencia energética y aumentar el uso de los recursos naturales en todos los sectores de actividad, al mismo tiempo que se potencia la economía circular y se reducen y reciclan los residuos generados. Lo que se pretende es reducir la dependencia de centrales térmicas convencionales

Asimismo, Marruecos están considerando reforzar su cooperación con Emiratos Árabes Unidos en el área de transición energética. Sultan bin Ahmed al-Jaber, ministro de Industria emiratí, asegura que Abu Dabi es el principal inversor en el Reino y que “las áreas de inversión cubren la transición energética, el turismo y la industria”