Marruecos acelerará las adopciones españolas pendientes

 -  

El ministro alauí de Justicia, Mustafá Ramid, se compromete ante Gallardón a que los tribunales resolverán antes de julio, caso a caso, las 61 peticiones de familias españolas
 
Con este objetivo ha enviado una circular a los fiscales del país alauí con el fin de que agilicen los trámites de adopción de las 61 familias españolas (la mayoría de ellas catalanas) que iniciaron hace más de un año un proceso que se paralizó el pasado septiembre cuando los islamistas endurecieron las condiciones de las kafalas, el régimen de adopción marroquí.
 
Los fiscales tendrán que presentar el informe de idoneidad sobre cada solicitud en las próximas semanas con el fin de que los jueces tomen una decisión antes de que finalice el mes de julio. Si la resolución es desfavorable, las familias podrían recurrir, pero al menos la decisión en primera instancia se conocerá en las próximas semanas.
 
El ministro marroquí se ha comprometido a agilizar los trámites en una reunión con su homólogo español, Alberto Ruiz-Gallardón, que desde que se paralizaron las adopciones ha hecho varios gestos para intentar desbloquearlas. El titular de Justicia español ha puesto en valor durante el encuentro que los solicitantes españoles tienen tanto "interés" en que la adopción finalice favorablemente que "prácticamente están viviendo en Marruecos" para cumplir con la exigencia del partido islamista de conceder sólo adopciones a marroquís o extranjeros residentes en el país. 
 
Reforma de la ley de adopción internacional
La kafala es un régimen de adopción presente en la mayoría de los países islamistas. En Marruecos, en concreto, exige que el niño sea educado bajo los preceptos del Islam, que no pierda su nacionalidad ni su filiación.
 
Para cumplir estos requisitos sobre los que, en el pasado, se hacía la vista gorda, lo que ha indignado a los islamistas del país alauí, Gallardón se ha comprometido a reformar la ley de adopción internacional con el fin de impedir nacionalizar a los menores una vez en España. Asimismo ha asegurado que la justicia marroquí podrá hacer un seguimiento sobre el régimen de adopción, a través de los servicios sociales de las Comunidades Autónomas, hasta que los niños alcancen la mayoría de edad.