Marruecos aprueba un proyecto de ley para legalizar el cannabis

La Cámara de Representantes aún tiene que discutir su contenido y después votar para su entrada en vigor
Atalayar_Marruecos marihuana

AFP/FADEL SENNA  -   Campo de cannabis cerca de la ciudad de Ketama en la región norteña del Rif de Marruecos

El Gobierno marroquí ha aprobado un proyecto de ley que legalizará el cultivo de cannabis – de donde se extrae la droga del hachís – tanto para su uso sanitario como industrial. La medida ha sido elaborada por el Ministerio del Interior durante la reunión semanal del gabinete. Esta tuvo que retrasarse dos semanas debido a que el Ejecutivo de Saad Eddine El Othmani comenzó a estudiar la propuesta el pasado 25 de febrero, según la información publicada por la agencia oficial de noticias marroquí. Tras haberla aprobado el Gobierno, ahora debe ser la Cámara de Representantes la que discuta su contenido antes de la votación que hará entrar en vigor la nueva legislación.

Una vez sea aprobada por el Parlamento, esta ley permitirá a algunos agricultores cultivar cannabis por su cuenta. Eso sí, previamente deberán obtener una licencia por parte del Gobierno. La planta deberá ser cultivada bajo unas condiciones específicas y siempre con el objetivo de utilizarla con fines médicos y cosméticos, aunque también se podrá, de forma específica, cultivar con vistas a la industria. No obstante, esta medida no habría sido posible sin que la Comisión de Drogas de Naciones Unidas aprobara en diciembre la eliminación de la planta de cannabis de la lista de drogas peligrosas, gracias al voto favorable de 27 países de los 53 del Comité de la ONU, entre los que se encontraba Marruecos.

Atalayar_Marruecos legalización
AFP/FADEL SENNA  - El Gobierno de Marruecos, el principal productor mundial de hachís, ratificó un proyecto de ley para legalizar el uso médico del cannabis, pero mantuvo la prohibición de su uso recreativo

Esta ha sido la primera ocasión en la que las autoridades marroquíes anuncian de forma oficial la intención de regularizar el cultivo de cannabis a través de métodos legales. Una idea que siempre había traído consigo mucha polémica debido a la producción ilegal que se ha llevado a cabo tradicionalmente en el norte del país. La producción de las regiones más cercanas al estrecho de Gibraltar está destinada al hachís, que es transportado por contrabandistas por toda Europa. Y es que el Gobierno ya ha ido durante un tiempo allanando el camino. El 11 de febrero, siguiendo la recomendación de Naciones Unidas, el Comité Nacional de Estupefacientes de Marruecos eliminó el cannabis de la lista de sustancias que suponen una grave amenaza, comenzando así a crear un marco legal que hiciese posible la aprobación del proyecto que ley que pretende ver la luz en un futuro muy próximo.

Una de las tareas que más preocupa en el seno del Gobierno es la capacidad de control que se va a tener sobre la producción de la planta. La creación de una agencia está contemplada en el proyecto. Se espera que esta agencia pueda controlar la estrategia de Marruecos en el campo de cultivo, producción, transformación y comercialización del cáñamo. Otorgar, retirar o renovar licencias entra dentro del ámbito de actuación de la agencia que, además, será la encargada de rastrear las existencias de cannabis y supervisar a los productores de la planta, según Moroccan News. Controlar que el uso del cannabis no supere los límites estipulados ni derive en otras acciones ilegales, también será tarea suya.

Atalayar_Cannabis Marruecos
PHOTO/REUTERS - Un cliente compra marihuana en el dispensario

El proyecto de ley tiene como objetivo aprovechar “las oportunidades que brinda el mercado global para el proyecto de cannabis”, como también “mejorar los ingresos de los agricultores y protegerlos de las redes internacionales de tráfico de drogas”. Además, la apertura a un mercado internacional era muy tentadora para un país que pretende aprovechar todas las ventajas que le puede brindar la producción regularizada del cannabis. Desde 1954, el cultivo de cáñamo estaba totalmente prohibido en Marruecos, aunque su efecto no lo hizo desparecer en su totalidad. Es más, la producción continuó de forma regular, sobre todo en las regiones del norte.

Ahora, el cannabis podrá ser producido de forma legal en Marruecos por fin. Hace años que varios grupos parlamentarios ya pretendieron tomar estas medidas, pero no llegaron ni siquiera a ser discutidas por el Parlamento.