PUBLICIDAD

Iberdrola

Marruecos apuesta decididamente por una industria de automoción competitiva al más alto nivel

El ministro de Industria y Comercio marroquí indicó en un encuentro sobre el sector en Tánger que el reino alauí se convertirá en la plataforma industrial del automóvil más competitiva del mundo
industria-automovil-marruecos

AFP/FADEL SENNA  -   Empleados del grupo francés Renault en Marruecos trabajan en una línea de producción en la nueva segunda fase de la fábrica de Renault en Tánger

Marruecos aspira a cotas altas en materia de producción de automóviles. El reino alauí pretende convertirse en la plataforma industrial de automoción más competitiva del mundo y va camino de ello. Este es el mensaje que lanzó Ryad Mezzour, ministro marroquí de Industria y Comercio, durante la 7ª edición de los Encuentros de Automoción de Tánger, organizados conjuntamente por la Asociación Marroquí de Industria y Comercio Automotor (AMICA) y el Departamento de Industria y Comercio entre los días 26 y 28 de octubre. 

Este progreso de la competitividad de la industria automovilística marroquí tiene que ver en parte con el suministro de energía verde, que será un 30% más barata que la fuente energética actual, como se señaló en el evento. El propio Ryad Mezzour indicó también que el precio de la energía en Marruecos se ha mantenido estable a diferencia de otros países gracias a los “esfuerzos sobrehumanos” del Ejecutivo para mantener la estabilidad del mercado, como informó el medio Medias 24.

ryad-mezzour-ministro-industria-marruecos-automovil
PHOTO/FILE - Ryad Mezzour, ministro de Industria de Marruecos

Mezzour también hizo referencia a indicios que “hacían posible esperar alcanzar dentro de poco una capacidad productiva de 1 millón de vehículos construidos por año”. Cifra muy para tener en cuenta porque el reino alauí actualmente fabrica unas 700.000 unidades gracias a la presencia industrial de fábricas como las de Renault y Stellantis, además de otras firmas como Leoni, Denso, Valeo, Magna, Lear o Faurecia, junto a más de 250 proveedores. 

Además, la facturación del sector exportador alcanzará los 100.000 millones de dírhams en 2022 y Ryad Mezzour anunció la aspiración nacional de llegar a los 200.000 millones de dírhams, algo que estaría al alcance del país norteafricano. 

industria-automovil-marruecos
AFP/FADEL SENNA - Un empleado de la fábrica trabaja en una línea de montaje de automóviles en la planta de montaje de automóviles Renault-Nissan Tánger en Melloussa, al este de la ciudad portuaria de Tánger

En el encuentro de Tánger también se apuntó que puede haber un viraje hacia un mayor consumo de coches mas económicos frente a otros más lujosos, debido a la situación global de crisis, y eso beneficiaría a Marruecos, que es uno de los principales productores de este tipo de coches para Europa. 

El ministro marroquí de Industria y Comercio también aludió a la necesidad de potenciar el sector eléctrico dentro del parque automovilístico debido a que la tendencia en Europa va en la senda de la electrificación, algo que supone un importante reto para el sector productivo nacional. Ryad Mezzour apuntó que es muy importante desarrollar más el sector de las baterías eléctricas para favorecer el sector de la automoción.

industria-automovil-marruecos
AFP/FADEL SENNA - Puerto de contenedores de Tanger-Med y la terminal de Renault en Ksar Sghir, cerca de la ciudad costera de Tánger, al noreste de Marruecos

“No tenemos más remedio que convertirnos en productores de baterías eléctricas y esperamos poder anunciar esto en un futuro muy cercano”, indicó Mezzour en un momento en el que la batería eléctrica representa hasta el 30% del coste de un coche eléctrico. El país norteafricano tiene gran potencial en este campo porque posee varios de los elementos básicos para la producción de baterías eléctricas, como el sulfato de cobalto, fosfatos manganeso y níquel. “Hoy Marruecos fabrica en torno a 40.000 coches eléctricos al año. Esta cifra debería triplicarse o incluso cuadriplicarse”, sentenció el ministro marroquí, como recogió Medias 24.

Por otro lado, el ministro delegado encargado de Inversión, Mohcine Jazouli, señalo, a través de un comunicado oficial, que Marruecos está desarrollando la fabricación de baterías para el sector de los coches eléctricos gracias a las reservas de cobalto, fosfatos, manganeso y níquel. Jazouli intervino en la feria Automobilwoche Kongress de Berlín. "Desde 2020, la fabricación de vehículos eléctricos ya está en marcha en Marruecos, como lo demuestra la producción de los modelos Citroën Ami y Opel E-Rock en las plantas del país. Modelos que son diseñados por ingenieros marroquíes", señaló el ministro en la nota oficial. 

Además, el ministro subrayó que su país logró en dos décadas desarrollar "un ecosistema de automoción rico y diversificado" y señaló que Marruecos se ha convertido en el principal productor automovilístico en África con una capacidad instalada de más de 700.000 vehículos al año, como informó la agencia EFE.