Marruecos avanza en la combinación energética

En 2030, el país norteafricano contará con el 52% de energía mixta, un porcentaje que se podrá alcanzar incluso antes de 2026
Atalayar_Marruecos energía

PHOTO/REUTERS  -   Planta de energía termosolar Noor II de Ouarzazate

El ministro de Energía, Minas y Medio Ambiente marroquí, Azaz Rebbah, informó a la cámara de asesores que, para 2030, Marruecos cruzará el 52% de su combinación energética. Apunta además que este objetivo del 52% se podría obtener incluso antes de 2026, a pesar del retraso observado anteriormente, dijo Aziz Rebbah. Destacó que, para el 2021 al 2030, el sistema energético del Reino primará sobre las energías renovables y un mínimo de gas.

Asimismo, dijo que se ha diseñado una hoja de ruta para el hidrógeno, que tendrá un mejor futuro en el país, con múltiples inversiones en cartera. Además, se apuesta por la bioenergía, la orientación hacia la industrialización y la investigación científica. También se ha puesto en marcha una hoja de ruta, añadió el ministro, al anunciar que los próximos diez años se dedicarán a las energías renovables y limpias, y felicitó la actuación del Gobierno, que está desempeñando plenamente su papel en la realización de este trabajo ya que se han aprobado leyes y se han lanzado proyectos e iniciativas a varios niveles.

El Foro Económico Mundial (FEM) publicó en su índice de transición energética para el año 2021 que Marruecos ocupa el puesto 66 en el mundo entre los 115 países incluidos en este ranking. Marruecos perdió así 15 puestos respecto a la edición anterior, donde ocupaba el puesto 51. Este índice, mide el nivel de desempeño del sistema energético en 115 países del mundo y la habilidad del entorno global de estos países para concebir un sistema energético que sea seguro, sostenible, asequible y completo en un futuro.

Atalayar_Marruecos energía
PHOTO/AP - Vista aérea de la planta de energía solar Noor 3 de Marruecos

Marruecos, por su parte, alcanzó en el campo de la transición energética el 57% y en cuanto a los subindicadores, en términos de desempeño, obtuvo el 64,9% y en el índice de preparación para una transición energética segura y sostenible el 48,7%. Qatar destrona a Marruecos en la región MENA, ocupando el primer lugar en la región (el puesto 53 en todo a nivel mundial) así como por los Emiratos Árabes Unidos (64 a nivel mundial). Sin embargo, el Reino está por delante de Jordania, que ocupa el cuarto lugar (72 en el mundo) y el Sultanato de Omán (74).

En la región del Magreb, Marruecos sigue liderando el grupo por delante de Argelia (79 en el mundo) y Túnez (88). Mauritania y Libia todavía no están incluidos en este ranking. En cuanto al continente africano, el Reino ocupa el cuarto lugar, detrás de Ghana (56), Namibia (59) y Kenia (61).

A nivel mundial, Suecia sigue en lo más alto del podio, seguida de Noruega, Dinamarca, Suiza y Australia. Los últimos lugares del ranking los ocupan respectivamente Venezuela, Líbano, Mongolia, Haití y Zimbabue.

Atalayar_Marruecos energia
AFP/FADEL SENNA - Una vista aérea de los espejos solares de la planta de energía solar concentrada Noor 1, próxima a la ciudad de Ouarzazate

Subrayó este informe del WEF la necesidad de “acelerar el progreso hacia la transición y reducir a la mitad las emisiones para 2030 para mantener el rumbo y cumplir con el objetivo del Acuerdo de París”. Señala que tres elementos necesarios podrían aumentar la resiliencia de la transición energética. Primero, garantizar una “transición justa para todos”, a continuación, ampliar el alcance de las fuentes de energía renovable y por último, duplicar las inversiones del sector público y privado en energía limpia. Los editores del informe aclaran que las inversiones en energías renovables y eficiencia energética deben aumentar hasta seis veces al año para 2050, desde los niveles de 2015, con el fin de reducir el calentamiento en 1,5 ° C. El informe lamenta que aún existan grandes brechas de financiamiento, especialmente en los mercados emergentes.

Marruecos es ahora uno de los países que ha avanzado en la exportación de productos bajos en carbono a precios reducidos. Este es el resultado del informe reciente de Arab Petroleum Investment Corporation (Apicorp). Gracias a sus múltiples recursos de gas de bajo costo y su avance en energías renovables, la zona MENA experimentará muy pronto un gran desarrollo que la convertirá en una región clave en la exportación de hidrógeno azul y verde, pronosticó el informe de Apicorp.

En Marruecos, la energía renovable, ya sea eólica, solar e hidroeléctrica, está experimentando un progreso tangible, con casi el 37% de la mezcla de producción total del país y alrededor del 90% de su actual servicio de 3,5 GW. Además, algunos países como Omán, los Emiratos Árabes Unidos y Egipto “están tratando de ponerse al día”, dijeron los autores del informe.