Marruecos bate su récord de producción de trigo en 2021

Este dato ha provocado una drástica caída en el número de importaciones
Hombre exhibiendo grano del campo

PHOTO/AFP  -   Hombre exhibiendo grano del campo

El último informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) refleja buenas noticias para Marruecos. Según los últimos datos publicados, el reino alauí ha batido su cifra récord de producción de trigo, provocando una importante reducción en el número de importaciones necesarias en este sector. El Reino verá así un importante ahorro en sus arcas ya que para el próximo curso se estima que requerirá tan sólo cuatro toneladas y media de trigo duro y blando. Un gran dato comparado con lo que necesitó Marruecos en la campaña 2020-2021, algo más de cinco millones de toneladas.

puerto-tanger-marruecos

Uno de los principales motivos que han favorecido el importante aumento de la producción de trigo es la cantidad de lluvia que ha regado los campos de cultivo, como apunta el informe redactado por USDA: “Este comportamiento se debe principalmente a las abundantes lluvias durante la temporada de crecimiento de los cereales”. Chauía, Abda, Haouz y Saiss han sido las cuatro regiones que más beneficiadas se han visto por las lluvias. Las cuatro registraron un aumento de al menos un 44% en su rendimiento en comparación con los datos de los últimos diez años en esos mismos lugares.

El resultado de este aumento ha sido una producción récord de 103 millones de quintales, lo que supone un aumento de un 221% respecto a la campaña del año anterior. El Gobierno marroquí ha asegurado que el incremento se lleva produciendo de forma gradual desde hace cinco años, aunque está claro que el crecimiento de este año se sale incluso de las mejores previsiones. Tampoco hay que olvidar que, a pesar de los grandes datos que arroja el informe del USDA, Marruecos no podrá cubrir totalmente su demanda de trigo.

rey-mohammed-vi
PHOTO/MAP  -   El rey Mohamed VI de Marruecos

El país ahora liderado por Aziz Ajanuch es el tercer mayor consumidor de trigo en todo el continente africano con más o menos 10 millones de toneladas al año. Sólo superado por Egipto – 21,1 millones de toneladas – y Argelia, el mayor importador en los últimos quince años. Como alternativas para conseguir el resto de trigo blando requerido por Marruecos, se presentan Francia, Ucrania y Rusia. En el caso del duro, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, el más accesible es el mercado canadiense, ya que actualmente los estadounidenses están en trámites de poder hacerlo. 

De hecho, el USDA también indica que la Oficina Nacional Interprofesional de Cereales y Legumbres (ONICL), encargada de gestionar la oferta del mercado de cereales, ha realizado un nuevo llamamiento a licitación para la compra de 363.636 toneladas de trigo blando de Estados Unidos. Existe cierto optimismo a pesar del rechazo que se produjo en agosto a una petición similar. Además, se debe tener en cuenta que el mercado del trigo atraviesa en un punto de inflación muy alto por las malas cosechas a causa de la sequía, todo lo contrario de lo que ocurre en Marruecos, que ha golpeado importantes mercados como el de Canadá.