Marruecos celebrará el Eid Al-Adha el próximo 31 de julio

El primer ministro marroquí Saadeddine Othmani ha instado a la población a cumplir las medidas preventivas dictadas para luchar contra la propagación del coronavirus
Niños observan cómo los hombres preparan una vaca para el sacrificio en la fiesta musulmana de Eid Al-Adha en el exterior de una mezquita

DARREN WHITESIDE/REUTERS  -   Niños observan cómo los hombres preparan una vaca para el sacrificio en la fiesta musulmana de Eid Al-Adha en el exterior de una mezquita

Marruecos celebrará la festividad del Eid al-Adha o celebración del Sacrificio el próximo 31 de julio, en un contexto marcado por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, que ya ha dejado en el país 17.015 contagiados y al menos 269 fallecidos. En este contexto, el primer ministro marroquí Saadeddine Othmani ha hecho un llamamiento a la población para que cumplan “plena y rigurosamente” todas las medidas preventivas adoptadas por las autoridades sanitarias durante el periodo estival y la celebración del Eid al-Adha.

Esta festividad conmemora un pasaje recogido en el Corán que refleja la obediencia a Alá por parte de Ibrahim (Abraham, en la religión católica).  Saadeddine Othmani ha instado a los ciudadanos durante una rueda de prensa conjunta con el ministro de Sanidad Khalid Ait Taleb, a limitar sus desplazamientos durante esta fiesta, una de las más importantes de la comunidad musulmana, y a no viajar excepto en casos de extrema necesidad. El Ejecutivo marroquí ha pedido también a la población que no bajen la guardia y continúen utilizando mascarillas y desinfectándose las manos continuamente. 

Según el jefe del Ejecutivo alauí, la decisión de flexibilizar el confinamiento fue una de las tareas más complejas y fue el resultado de una serie de debates y consultas con las partes implicadas, ha informado este lunes la agencia marroquí de noticias MAP. “Para tomar esta decisión fue necesario conciliar la preservación de la salud y la seguridad de los ciudadanos con el regreso gradual a la vida normal”, ha agregado. 

El ministro de Sanidad de Marruecos ha incidido en que, aunque la situación epidemiológica en el Reino esté bajo control, la pandemia no ha desaparecido, por lo que ha llamado a tener “más prudencia y respeto de las medidas preventivas”. “A falta de una vacuna y de datos científicos sobre la estacionalidad del virus, el comportamiento de los individuos sigue siendo el medio más eficaz para combatir el virus”, ha recalcado antes de informar de que el número de pruebas realizadas en Marruecos asciende a 20.000 test por día. 

Durante su intervención, el ministro de Sanidad marroquí ha explicado que el aumento de los casos está provocado principalmente por el desconfinamiento de personas vulnerables y ha alertado de que la edad media de las personas infectadas ha descendido, situándose ahora por debajo de los 40 años. 

El primer ministro alauí también ha anunciado que el Reino pasa a la fase tres del confinamiento sanitario en todo el país, por lo que se han relajado algunas medidas aplicadas para detener la propagación de este patógeno. A partir de este lunes, la sociedad marroquí tendrá permitido las reuniones sociales de hasta veinte personas, así como la ocupación del transporte publico en un 75 por ciento de su capacidad o la celebración de eventos deportivos a puerta cerrada. Además, también se permite la apertura de hoteles –aunque con limitación de personas en los espacios comunes – y de centros culturales, museos o bibliotecas.

Con motivo de la celebración del Eid al-Adha.  los ministerios de Interior y de Agricultura han reforzado la vigilancia para asegurar el buen funcionamiento de esta festividad. Según la cartera de Interior, las autoridades locales emitirán autorizaciones a los carniceros profesionales y a aquellas personas que vayan a llevar a cabo el ritual del sacrificio y les obligarán a contar con las herramientas y productos adecuados para garantizar el cumplimiento de las medidas preventivas vigentes. “Existe el riesgo de cerrar los mercados que no respeten las instrucciones sanitarias”, ha dicho el ministro de Agricultura, en declaraciones que han sido recogidas por el digital Le 360. 

El ministerio de Asuntos Islámicos ha confirmado la fecha de esta festividad. El miércoles 22 de julio corresponde con el primer día del mes sagrado de Dhou al-Hijja, por lo que la celebración del Aid Al-Ahda tendría lugar el viernes 31 de julio, de acuerdo con la información a la que el digital Bladi ha tenido acceso. La también conocida como fiesta del cordero se celebra justo 70 días después del fin del Ramadán.  Durante esta jornada se sacrifica este animal y se divide en tres partes: una para la propia familia, otra para amigos o familiares y la última para personas sin recursos.