Marruecos compra armamento a Turquía

El país alauí llega a un acuerdo por el que adquirirá para el segundo semestre de este año siete barcos de ataque rápido y una corbeta
Embarcación Avante de la Armada de Marruecos

PHOTO/ARCHIVO  -   Embarcación Avante de la Armada de Marruecos

El Reino de Marruecos continúa con la adquisición de nuevo armamento. El país lleva ya un tiempo en la búsqueda de acuerdos y sigue blindándose en contra de cualquier amenaza. Ahora, se ha conocido que ha llevado a cabo negociaciones con Turquía para adquirir más material militar. En concreto, la nación transcontinental venderá al país alauí siete barcos de ataque rápido y una corbeta.

Según el diario Le360, Marruecos tendrá en su poder siete embarcaciones de ataque rápido conocidas como FAC y una corbeta al astillero turco Gölcük. Estos primeros, son unos nuevos modelos más actualizados y mejorados de los barcos de clase Kilic II. Por lo que se sabe, Marruecos tendrá una nueva flota que es igual en tamaño y capacidad a las naves que posee la Armada turca. 

Por otra parte, la nueva corbeta es de clase Ada. Esta, vendrá equipada con un helipuerto para el despliegue de drones y, además, contará con un helicóptero capaz de realizar la función de reconocimiento y vigilancia de la zona en la que se encuentre.

Las negociaciones para esta compraventa comenzaron en octubre de 2021 y, según medios oficiales, la entrega del armamento naval está prevista para que llegue a Marruecos en el segundo semestre de este año. Por su parte, el Reino deberá entregarle a Turquía la cifra de 222 millones de dólares por esta operación. 

La Marina Real de Marruecos está buscando una actualización de todo su sistema. Far-Maroc, una web, ha publicado que este sector del Ejército está empezando una modernización, y cuenta con una flota de cuatro barcos de ataque rápido clase Lazaga. Por otro lado, Navantia va a construir un patrullero de gran calidad que llevaba ya bastante tiempo buscando.

Fotografía de archivo de fragata de las Fuerzas Navales de Turquía
PHOTO/AFP - Fotografía de archivo de fragata de las Fuerzas Navales de Turquía

Asimismo, y en consonancia con esta reforma, Marruecos también anunció que recibirá en breve varios aviones de patrulla marítima MPA -Maritime Patrol Aircraft, en inglés- aunque el Reino todavía no sabe que modelo elegirá, ya que varios candidatos se han presentado para vender sus modelos. Los medios oficiales dicen que los aviones que más suscitan interés al Ejército marroquí son el Leonardo ATR 72MPA y el Airbus C295 MPAe. 

A estos hechos se le añade el profundo deseo de expansión política y económica que tiene Marruecos, y que, por ende, está comprando varios sistemas que explorarían la riqueza petrolera y mineral que dispone la nación en su parte correspondiente del océano Atlántico. 

Con estas adquisiciones, la Marina Real reforzaría todo su armamento. En la actualidad, cuenta con siete fragatas y corbetas, 22 patrulleras, tres buques de asalto anfibio, aviones de defensa y varios vehículos acuáticos para defender y atacar tanto por fuera del agua como por dentro. Hoy en día, trabajan en este sector 12.000 personas, de los que 3.000 de ellos son infantes de marina. Sus principales bases se encuentran en Safí, Agadir, Kenitra, Tánger, Dajla, Alhucemas, Beni Ensar y Alcazarseguir, aunque la más grande de todas se encuentra en la ciudad de Casablanca, donde se realizan la mayoría de las operaciones navales. Su creación fue en el año 1960 por el difunto rey y padre del actual monarca, Mohamed V, con la misión de proteger las fronteras marítimas del Reino.

El buque de perforación turco Yavuz es escoltado por una fragata de la Armada turca en el este del mar Mediterráneo frente a Chipre
PHOTO/REUTERS - El buque de perforación turco Yavuz es escoltado por una fragata de la Armada turca en el este del mar Mediterráneo frente a Chipre

“Parece que la inspección de la Marina Real busca reemplazar estos barcos cuya tecnología está obsoleta y cada vez más costosa de mantener”, señala una de las publicaciones del foro Far-Maroc. 

Marruecos se encuentra en una enorme fase de expansión de todo su arsenal. El país alauí lleva ya un tiempo invirtiendo en grandes sistemas de defensa que van a ampliar todo su Ejército. Los últimos meses han sido clave para esta nueva etapa. El reino magrebí ha llevado a cabo varias negociaciones con distintos países para la obtención de materia de guerra. Entre ellos se pueden encontrar países como Francia, Emiratos Árabes Unidos, Israel, Turquía y Estados Unidos, entre otros. 

El Ejército marroquí está en un periodo de reajuste y las nuevas compras de aviones, cazas, mísiles de larga y corta distancia, sistemas de defensa, barcos, naves, aviones y la construcción de nuevas bases militares, el reanude del servicio militar obligatorio, etc., supondrán grandes beneficios. Todo este cargamento equipará a Marruecos de nuevas tecnologías, mucho más sofisticadas de las que disponen, y que serán capaces de proteger en cualquier caso de amenaza las instalaciones vitales y sensibles del territorio, además de proteger a toda su población civil.