PUBLICIDAD

Iberdrola

Marruecos construirá 45 presas nuevas

Nizar Baraka, ministro de Equipamiento del Reino, afirma que los nuevos embalses forman parte de la política del gobierno en compromiso con el desarrollo sostenible
portada

 -  

Marruecos se encuentra en plena fase de construcción de nuevas presas hidráulicas. El país va a desarrollar 45 nuevas, tanto pequeñas como grandes, que significa una ampliación de su sistema de aguas, a la vez que una mejora de este. Nizar Baraka, ministro de Equipamiento, ha afirmado que se están desarrollando por todo el país y que forma parte de la política del nuevo gobierno en la creación de proyectos sostenibles y de energías renovables.

“La política apunta a un desarrollo sostenible e integrado de los recursos hídricos, teniendo en cuenta los desafíos y necesidades actuales y futuras, así como el posible impacto del cambio climático en nuestro país” dijo el ministro en una rueda de prensa.

barage-al-wahda

También explico que tanto su equipo, como el ministerio y él mismo están trabajando arduamente en la revisión y enriquecimiento de la versión final del plan de aguas nacional, apoyándose en base a las recomendaciones del nuevo modelo de desarrollo impuesto en país que se conforma en un marco participativo de todos los departamentos y sectores que se están viendo involucrados en la mejora de nuevas formas de energía más verdes y sostenibles.

Durante la rueda de prensa, Baraka recordó que este no es el único plan que se esta llevando a cabo en el sistema hídrico del Reino. Uno de ellos es la finalización de la renovación de la tubería que suministra agua potable y de calidad a la ciudad de Safi. Esta cubre una distancia de 4,5 kilómetros, apoyada de una presa, que está apoyada por los ríos de la zona y que aportan agua también a otras ciudades como Azilal, Kenitra, Oualidia, Sidi Bennour y El Yadida. Además, esta estructura también protege a las urbes contra las inundaciones que se pueden producir.

barrage-moroco

Otro de los temas que citó el ministro fue el de la continuación de los proyectos de búsqueda de aguas subterráneas en área más remotas, que podrían calmar la situación que sufren esas zonas y abordar los déficits registrados de escasez de recursos. 
Marruecos en este momento, cuenta con 149 grandes embalses, que son en total un representación de 19.3000 millones de metros cúbicos. A su vez, se cuenta con 136 presas pequeñas que administran agua a las zonas más rurales. Las que están en construcción, son 15 de mayor capacidad que suponen una capacidad total de embalse de más de 4.300 millones de metros cúbicos y las 30 restantes son de tamaño más pequeños.

A principios de este año, el Reino empezó el proyecto de construir cinco grandes presas con una capacidad total de almacenamiento de 525 millones de metros cúbicos con el objetivo de mejorar el suministro de agua potable y de riego. Estas serán construidas en las provincias de Azilal, Agadir, Figuig y Beni-Mellal. El proyecto se enmarca en el programa nacional de abastecimiento de agua potable y de riego 2020-2027.

marruecos

El reino alauí es uno de los países que más sufren por el problema del agua, además de que los pronósticos indican que si no se soluciona, en el futuro estos inconvenientes se agravarán más. El Instituto de Recursos Mundiales (WRI) sitúo en su último informe a Marruecos en el puesto 22 del mundo y el 12 de los países árabes en la escasez de este recurso natural. 

Para ello, la nación lleva tiempo poniendo en marcha planes que garanticen un suministro eficiente y que mejores la gestión de distribución, además de ampliar sus redes a las zonas más rurales que cuentan con mayores dificultades a la hora de recibir agua. 

El embalse de Al Wahda, es la mayor de las presas de Marruecos. Su construcción comenzó en 1991 y fue inaugurado por el difunto rey Hassan II en 1997. Su ubicación se encuentra en la provincia de Taunat, y es llenada por el río Uarga. Además, cuenta con una central hidroeléctrica a los pies de la presa. Principalmente, su función es el control de las inundaciones, administrar agua para el regadío de los cultivos, suministrar agua potable a todos los alrededores de la zona y la producción de energía hidroeléctrica limpia y sostenible.