Marruecos decide suspender relaciones con Alemania

El ministro de Asuntos Exteriores marroquí insta a la “suspensión de cualquier contacto con la embajada de Alemania en Marruecos”
Atalayar_Nasser Bourita

AFP/ FADEL SENNA  -   El ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita

Marruecos ha decidido suspender todos los contactos con el Gobierno alemán y sus instituciones públicas. En una toma de decisión, aparentemente repentina, el Reino alauí no ha querido especificar el motivo. El ministro de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita, ha difundido un comunicado donde justifica esta decisión como consecuencia de “malentendidos profundos (…) a propósito de cuestiones fundamentales para el Reino de Marruecos”.

En una carta, dirigida al jefe del Gobierno y todos sus miembros, Bourita insta a la “suspensión de cualquier contacto, interacción o acción de cooperación (…) con la embajada de Alemania en Marruecos, con los organismos de cooperación y las fundaciones políticas alemanas”. Asimismo, advierte de que cualquier excepción a esta suspensión sólo se puede realizar "en base a un acuerdo previo del ministerio de Asuntos Exteriores".

Atalayar_Nota del ministro de exteriores alemania
Nota del ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos ordenando la suspensión de cualquier relación con Alemania

El texto, por lo tanto, no establece una razón concreta por la que se haya podido llegar a tensar hasta este punto las relaciones diplomáticas entre Alemania y Marruecos. Es por este motivo, que se han multiplicado los rumores de las posibles causas que han conllevado a la ruptura entre estos dos países.

Una de las principales teorías, se encuentra estrechamente relacionada con el conflicto en el Sáhara Occidental. Desde Berlín defienden "una solución política justa, duradera y aceptada por las dos partes bajo los auspicios de las Naciones Unidas" como salida al contencioso, una postura muy alejada de los intereses marroquíes, que defienden su soberanía sobre el territorio y apuesta por un referéndum de autonomía. Además, Alemania fue el país europeo que impulsó la convocatoria de una reunión a puerta cerrada en el Consejo de Seguridad el pasado diciembre para estudiar la cuestión del Sáhara Occidental.

Atalayar_Nasser Bourita y Jared Kushner
PHOTO/AP - El ministro marroquí de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita, habla con los periodistas mientras el asesor principal de la Casa Blanca, Jared Kushner, se encuentra a la derecha, en la casa de huéspedes junto al palacio real en Rabat, Marruecos

Medios marroquíes apuntaban, sin embargo, a una posible trama de espionaje alemán. "Berlín habría enviado informantes para recopilar información muy sensible", escriben algunos medios locales. Entre las especulaciones, otros apuntaban, que el posible motivo de esta ruptura podría venir de la colocación de la bandera del Frente Polisario, durante unas horas, en la fachada del Parlamento regional de Bremen (Alemania).

La última de las razones podría ser una respuesta por parte del Reino del norte de África al desplante alemán al no invitarle a una reunión internacional sobre el conflicto en Libia. Berlín acogió una conferencia en enero de 2020 para abordar la situación en el país africano. Por su parte, Alemania invitó a jefes de Estado de los países involucrados en el conflicto libio, además de representantes de la Unión Europea, la Unión Africana y la Liga Árabe. Marruecos expresó su sorpresa al no haber recibido una invitación a dicha conferencia. Rabat agregó que su país ha jugado un papel esencial en los esfuerzos internacionales para poner fin al conflicto en Libia.

Atalayar_Nasser Bourita libia
AFP/ FADEL SENNA - Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional de Marruecos, preside una reunión de representantes de las administraciones rivales de Libia en la ciudad costera de Bouznika

Las relaciones entre Marruecos y Alemania, a grandes rasgos, han sido generalmente buenas. De hecho, hace tres meses, el ministro de Asuntos Exteriores elogió la “excelencia de la cooperación bilateral” después de que Berlín liberara 1.387 mil millones de euros en apoyo a las reformas financieras marroquíes y las contramedidas contra el coronavirus.

Es probable que la tensión entre estos dos países no se haya propiciado por un hecho concreto, sino que se ha ido gestando hasta llegar a un punto de no retorno, en el que en este caso Marruecos ha decidido suspender relaciones con el país germano, mandado un mensaje claro y directo al Ejecutivo de Angela Merkel. 

Asimismo, se teme que pueda originarse una crisis diplomática entre Marruecos y la Unión Europea, si, a finales de año, el Tribunal de Justicia de la UE invalida los acuerdos, renovados en 2019, sobre agricultura y pesca. El Frente Polisario, recurrió dichos acuerdos porque incluían una extensión para el Sáhara que, consideran, no se ajusta a la legalidad internacional.