Marruecos desarticula en Tánger una célula terrorista de Daesh

Los terroristas tenían en su poder armas blancas, equipos electrónicos y un vídeo alabando al grupo yihadista
Marruecos brigadas antiterroristas

AFP/FADEL SENNA  -   Miembros de las brigadas centrales de intervención marroquíes (BCI)

La Policía marroquí desmanteló este lunes en Tánger, en el norte del país, una célula terrorista compuesta por cuatro presuntos seguidores de Daesh.

De acuerdo con un comunicado del órgano antiterrorista Buró Central de Investigación Judicial (BCIJ), los efectivos de intervención rápida tuvieron que realizar disparos de advertencia durante la operación para detenerlos.

Los supuestos terroristas tenían la intención de incorporarse al grupo Daesh en la zona del Sahel, pero al no conseguirlo, decidieron perpetrar acciones "terroristas peligrosas e inminentes" contra el país magrebí, añadió la nota.

La Policía confiscó durante la operación, que se produjo en el barrio popular Al-Aouama, armas blancas, equipos electrónicos y un vídeo en el que el supuesto cabecilla de la red rinde pleitesía al grupo terrorista.

El pasado 10 de septiembre, la Policía marroquí desmanteló un comando yihadista vinculado a Daesh y compuesto por cinco presuntos suicidas que planificaban entonces "inminentes" ataques en Marruecos.

El último ataque terrorista sufrido por Marruecos ocurrió en diciembre de 2018, cuando un comando yihadista asesinó y decapitó a dos turistas escandinavas en las montañas del Atlas; los autores fueron detenidos días después, juzgados y condenados, tres de ellos a la pena capital. 

Marruecos está fortaleciendo la seguridad en sus fronteras de cara al aumento de la amenaza yihadista en el Sahel. Aprovechando la oportunidad, el viernes pasado firmó junto al secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, un acuerdo militar calificado de "hoja de ruta" y que tendrá una duración de diez años.

El ministro de Exteriores marroquí, Nasser Bourita, quiso subrayar durante la firma del acuerdo "el papel de Marruecos como garante de la paz y la seguridad regional en un entorno geoestratégico muy volátil", una alusión velada a Libia y a Mali, dos países norteafricanos sacudidos por la violencia y las tensiones.

Marruecos_Terrorismo
AFP/FADEL SENNA  -   Un miembro del servicio de seguridad antiterrorista de Marruecos ante la sede del Buró Central de Investigaciones Judiciales, en una foto de archivo.

El Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo (OIET) ha realizado un informe que explica el éxito del modelo de Marruecos en la lucha contra el terrorismo. Estas acciones le han dado un prestigio regional e internacional que, según la OIET, “inspira a muchos países”.

Desde los ataques terroristas de 2003 de Casablanca, Marruecos se ha unido a la lucha internacional contra el terrorismo y la radicalización. Para este fin, se han establecido varias políticas y reformas en materia de seguridad, práctica religiosa y situación socioeconómica.

Según el Índice Global del Terrorismo del Instituto For Economics and Peace 2018, Marruecos se sitúa en el puesto 132 en cuanto al impacto del terrorismo. Un puesto calificado por el mismo índice de muy bajo riesgo. El mismo instituto sitúa a Marruecos en su informe sobre la Paz Global 2019 en el puesto 90, que es a su vez un índice favorable.

No obstante, lo que preocupa a los responsables marroquíes y a la comunidad internacional es el elevado número de combatientes marroquíes en las filas de los grupos terroristas, como Daesh y la circulación de nombres de marroquíes en los atentados terroristas en el mundo.

En este sentido, según las últimas informaciones reveladas por la Oficina Central de Investigaciones Judiciales (BCIJ, en sus siglas en francés), entre 2002 y 2019, Marruecos ha desmantelado 199 células terroristas vinculadas principalmente a Daesh. 

El número de las células activas se ha ido decreciendo. En 2015 Marruecos había desmantelado 21 células, 19 en 2016, 9 en 2017, 8 células en 2018 y 8 a principios de 2019. Estas operaciones condujeron al arresto de 902 personas, incluidas 14 mujeres y 29 menores.