PUBLICIDAD

Iberdrola

Marruecos establece su primera base de defensa antiaérea de largo alcance

La nueva base se establecerá en la localidad de Sidi Yahia El Gharb, a unos 60 kilómetros de Rabat
marruecos-sistema-defensa

PHOTO/CHINA DAILY  -   Sistema de defensa aérea chino FD-2000B

Marruecos pretende dar un paso al frente en la carrera armamentística que dio comienzo con la ruptura de las relaciones diplomáticas con Argelia hace cuatro meses. En esta ocasión se trata del establecimiento de la primera base de defensa aérea de largo alcance que haya tenido nunca el reino. La localidad elegida para albergar esta nueva base es la de Sidi Yahia El Gharb, a unos 60 kilómetros al norte de la capital y que ya ha tenido actividad a lo largo del año con la activación de ciertos sistemas de defensa.

La base contará presumiblemente con una extensión cercana a los 42.000 metros cuadrados. Los movimientos que se dieron en esta misma localidad a mediados de año ya dejaron entrever lo que estaba por venir. En verano se instalaron cuatro baterías del sistema de defensa antiaéreo chino FD-2000B, encargado por Rabat hace poco más de cuatro años. Fue hace tan sólo unas semanas cuando se produjo la activación de estos sistemas fabricados por CASIC (China Aerospace Science and Industry Corporation) Defense Corporation precisamente en Sidi Yahia El Gharb.

El antiaéreo FD-2000B es una nueva versión del sistema ruso S-300 que, al igual que el S-400, ha estado rodeado de mucha polémica por la disputa entre Estados Unidos, Turquía y Rusia, por la venta de estos por parte de Moscú a Ankara. El FD-2000B es una versión destinada a la exportación del sistema antiaéreo HQ-9B, también producido por CASIC Defense Corporation. El alcance del dispositivo recién activado por Marruecos cuenta con un rango de interceptación de hasta 300 kilómetros a una altura de 30 y con un radar capaz de localizar objetivos a 280 km.

Según el medio español “Defensa”, el FD-2000B podría ser utilizado como una parte de la red que tiene pensado establecer el Gobierno de Aziz Akhanouch. Se trataría de un modelo de capas en el que estarían incluidos otros sistemas como el TY-90/DY-90 de corto alcance o el Sky Dragon-50 de medio alcance. A estos habría que añadir algunos que el reino alauí se está planteando adquirir. El Patriot de Estados Unidos o el Barak-8 de Israel son dos sistemas que interesan a Marruecos y que serían compatibles con unos sistemas chinos que podrían no ofrecer todos los servicios deseados por Rabat.

El caso del Barak-8 israelí no es nuevo. “Defensa” afirma que se trata de un sistema codiciado por los marroquíes desde hace tiempo. Sin embargo, la ausencia de relaciones diplomáticas hasta hace apenas un año imposibilitaba la compra de este. Ahora, con la normalización de las relaciones y los cada vez mas numerosos acuerdos firmados entre el reino y Tel Aviv, la adquisición del sistema Barak-8 podría ser una realidad en las próximas fechas. Algo que también se ve impulsado por las dificultades que tuvo el reino para la compra del Patriot estadounidense debido a las amplias diferencias en términos de uso y precio que impidieron el acuerdo con Washington.

La nueva base antiaérea pretende ser uno de los proyectos en materia de defensa más importantes del país, de ahí que se estén buscando nuevos acuerdos para la compra de sistemas y no quedarse sólo en el FD-2008B. La tensión con Argelia obliga a centrar sus esfuerzos en un campo en el que no ha mostrado gran preocupación históricamente el reino. De hecho, Marruecos se ha limitado al uso de cazas de su Fuerza Aérea debido a la ausencia de misiles balísticos en sus países vecinos. No obstante, la tensión en el norte de África ha provocado un rearme cada vez más intenso.