Marruecos exige explicaciones a Alemania

Marruecos reclama explicaciones al país alemán por no reconocer su soberanía sobre el Sáhara y le acusa directamente de “colaboración” con un terrorista
Atalayar_Berlín

AFP/JOHN MACDOUGALL  -   El ministro alemán de Desarrollo, Gerd Mueller, y el embajador de Marruecos en Alemania, Zohour Alaoui, el 10 de junio de 2020

Marruecos ha llamado a consultas a su embajadora en Berlín. Así lo ha anunciado el Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí tras responsabilizar al país germano de cometer “actos hostiles” que irían en “detrimento de los intereses superiores del Reino”. Los motivos que han llevado al reino marroquí a tomar esta decisión vienen derivados de las tensiones que ambos países llevan viviendo desde marzo tras romperse las relaciones oficialmente. Tres días después, la Embajada de Alemania en Marruecos decidió suspender las solicitudes de visado Schengen para los ciudadanos marroquíes, aduciendo a la situación epidemiológica que está atravesando el país.

En marzo, el reino alauí no quiso especificar el motivo de la ruptura, alegando sencillamente a que se debía a “malentendidos profundos” relacionados con “cuestiones fundamentales para Marruecos”. Ahora la historia se repite, pero con una gran diferencia: Marruecos ha emitido un comunicado, detallando la repentina decisión de llamar a consultas a su embajadora en Alemania. En este sentido Marruecos acusa al país alemán de adoptar una posición negativa respecto a la cuestión de la soberanía del Sáhara por parte de Marruecos. El Reino no entiende “el activismo antagónico” alemán a raíz de “la Proclamación Presidencial estadounidense que reconoce la soberanía de Marruecos sobre su Sáhara”, lo que para Marruecos “es un acto grave que permanece inexplicado hasta ahora”.

Junto a esto, las autoridades marroquíes acusan directamente al país de “complicidad frente a un exconvicto por actos terroristas, en particular al revelarle información sensible comunicada por los servicios de seguridad marroquíes”. En este sentido, Marruecos habría solicitado extraditar a un exdetenido de nacionalidad alemana llamado Mohamed Hajeb. Hajeb estaría acusado de incitar a realizar operaciones terroristas en Marruecos, motivo por el que fue sentenciado en 2010 a diez años de prisión. Sin embargo, la sentencia fue reducida a cinco años en 2012.

Atalayar_Berlín
Marruecos pidió la extradición de Mohamed Hajeb, que tiene ciudadanía alemana, y al que Rabat acusa de incitar a operaciones terroristas en Marruecos

El comunicado continúa exponiendo los motivos de la destitución, esta vez en referencia a la cuestión libia. En este sentido, Berlín abordó la cuestión del país libio en una conferencia celebrada en enero del 2020 a la cual se invitó a los jefes de Estados involucrados en el conflicto, además de representantes de la Unión Europea, la Unión Africana y la Liga Árabe, excluyendo a Marruecos. Desde Rabat, el país mostró su sorpresa ya que agregó haber jugado “un papel esencial” en la cooperación internacional para poner fin al conflicto.

Esta crisis diplomática atraviesa uno de sus momentos más complicados. La decisión sobre la embajadora revela la tensión existente entre los dos Estados, sobre todo por parte de Marruecos al sentir que Alemania ha cometido varias deslealtades en la cooperación con el Reino.

No obstante, Berlín otorgó a Marruecos una ayuda de 1.387 millones de euros en apoyo de las reformas del sistema financiero marroquí y en ayuda para paliar los efectos causados por la pandemia de la COVID. Además, Alemania constituye uno de los socios principales en el sector comercial de Marruecos, con 1.900 millones de euros en exportaciones y 1.300 millones en importaciones, registrados en el 2020.

Por otra parte, el Ministerio de Exteriores alemán ha mostrado su sorpresa ante el comunicado ya que no había sido informado con anticipación por parte del Gobierno marroquí. Exteriores no comprende las acusaciones hechas por Rabat y dicen estar “sorprendidos por esta medida”. Según el Ministerio, ahora estarían “haciendo un esfuerzo constructivo con la parte marroquí para resolver la crisis”.