Marruecos exigirá el pasaporte COVID en el transporte público y acceso a administraciones a partir del jueves

El Reino adopta esta medida como consecuencia de la favorable evolución de la pandemia dentro de sus fronteras
marruecos-contagios-covid (1)

PHOTO/AP  -   Una mujer con una mascarilla para evitar la propagación del coronavirus, en Rabat, Marruecos

Marruecos atravesaba hace poco más de cuatro meses la ola más virulenta de COVID-19 desde que dio comienzo la pandemia. Las medidas sanitarias no diferían mucho de las impuestas a comienzos de marzo de 2020. Afortunadamente, la vacunación ha avanzado a un ritmo de vértigo provocando un importante descenso de la incidencia de casos. A pesar de que aún hay zonas del país en las que la situación se sigue considerando “grave”, la incidencia semanal ha caído hasta 8/100.000, el registro más bajo desde hace 16 semanas.

Gracias a esa mejoría de la situación sanitaria, el Gobierno del Reino ha decidido adoptar un nuevo enfoque para la prevención de los contagios mediante la exigencia del pasaporte COVID. Desde el próximo jueves 21 de octubre, el pase vacunal será exigido para la utilización del transporte público. Además, a partir de ese momento, se permitirá viajar entre regiones y prefecturas, ya sea en medios de transporte público o privado, con el único requisito de enseñar el pasaporte COVID, tras ser autorizado como medida efectiva por las autoridades sanitarias marroquíes.portada-nuevo-gobierno-marroqui

Las nuevas medidas contra la propagación del virus también se extienden a las administraciones y lugares de ocio. El comunicado de prensa emitido por el Ejecutivo indica que tanto empleados como usuarios de la administración pública, semipública o privada estarán obligados a enseñar el pase de vacunación antes de ingresar en las instalaciones. Los funcionarios responsables de las administraciones deberán velar por el correcto cumplimiento de las nuevas medidas ya que estarán bajo su responsabilidad legal directa. A esta lista de lugares cuyo acceso está supeditado al pasaporte COVID se suman los hoteles y establecimientos turísticos, restaurantes, cafeterías, espacios cerrados, comercios, polideportivos y hamams (baños turcos).

Para aquellas personas que ya cuentan con la pauta completa de vacunación – dos dosis, aunque ya se ha comenzado a administrar la tercera para los que se pusieron la segunda hace al menos seis meses – pueden conseguir su pasaporte COVID a través de un enlace proporcionado por el Gobierno marroquí: www.liqahcorona.ma. En el caso de que no puedan obtenerlo a través de ese portal, asegura el comunicado, podrán hacerlo acudiendo a un anexo administrativo cercano a su lugar de residencia y adquirirlo de forma presencial. En cualquier caso, hacen un llamamiento para todos aquellos que aún no se han vacunado que lo hagan lo antes posible.

marruecos-contagios-covid (3)
AFP/FADEL SENNA  -   Marroquíes con mascarillas en Rabat

No obstante, el Ejecutivo de Marruecos recuerda que el resto de las medidas siguen vigentes y que, aunque la situación esté mejorando, hay que mantenerse alerta ante posibles repuntes de casos. Lo que sí se ha hecho es relajar algunas medidas para el ocio, como la ampliación del horario para la hostelería hasta las 23:00 con un 50% de aforo o la ocupación del transporte público con un 75% de capacidad. También los gimnasios y baños turcos estarán limitados al 50%, y todos los eventos que se hagan al aire libre podrán contar con un máximo de 50 personas.

El objetivo principal de Marruecos en estos momentos es acelerar el proceso de vacunación en su población. Ya son más de 20 millones de personas las que se han inoculado las dos dosis de la vacuna – algo más del 52% de la población –, lo que convierte al reino alauí en el país con mayor porcentaje de vacunación de todo el continente africano. Sin embargo, la inmunidad de grupo aún se encuentra lejos, algo que pretenden favorecer con una tercera dosis que ya ha sido administrada a 700.000 personas tras la aprobación de este tercer pinchazo a principios del mes de octubre.