Marruecos lanza el programa de empleo “Awrach"

Este proyecto forma parte del plan nacional con el que se pretenderá crear 250.000 puestos de trabajo de manera directa entre 2022 y 2023
Empleados del grupo francés Renault en Marruecos trabajan en una línea de producción fase en la fábrica de Renault en Tánger

AFP/FADEL SENNA  -   Empleados del grupo francés Renault en Marruecos trabajan en una línea de producción fase en la fábrica de Renault en Tánger

El Gobierno marroquí ha puesto en marcha uno de sus nuevos planes como una de sus incipientes iniciativas para este nuevo año. Bajo el mandato del primer ministro Aziz Akhannouch, la directiva del país alauí ha lanzado un programa económico, bajo el nombre de “Awrach”. Esta iniciativa tiene el objetivo de crear 250.000 empleos directos entre los años 2022 y 2023. El jefe de Gobierno ha elaborado un comité estratégico, presidido por él mismo, que se encargará de garantizar su pleno éxito.

El proyecto tiene un aporte económico de 2.500 millones de dirhams. El Gobierno ha puesto el foco en intentar recuperar progresivamente el empleo, ya que una de las razones y causas de desempleo ha sido la pandemia del coronavirus, que ha repercutido en la caída en picado de muchas economías mundiales y, por ende, y de los puestos de trabajo.

El programa consta de dos componentes principales que conforman todo el proyecto. El primero aborda el tema de lanzar varios empleos públicos temporales con una duración media de unos seis meses para mejorar la situación económica de los marroquíes en paro o de aquellos que todavía no han empezado a trabajar. La segunda parte de esta idea fomentará y creará talleres para apoyar la integración sostenible, donde cualquier podrá apuntarse en un intento de adquirir mejor experiencia laboral a la hora de buscar trabajo.

Laboratorio del centro de formación en tecnologías de la información "1337" en la ciudad central de Marruecos, Khouribga
AFP/FADEL SENNA - Laboratorio del centro de formación en tecnologías de la información "1337" en la ciudad central de Marruecos, Khouribga

La nueva directiva del Reino se encuentra en fase de desarrollo de más ideas para fomentar el empleo y mejorar el paro que tiene la nación. Los últimos datos recogidos ofrecen una tasa de desempleo del 12,8%, consecuencia directa de los estragos de la COVID-19. 

“Awrach” no es el único programa que está en ciernes para su implantación. El Gobierno también plantea lanzar el programa “Forsa”. Este tiene un coste de 1.250 millones de dirhams y su principal objetivo es apoyar el espíritu empresarial, por lo que se llevarán a cabo talleres, charlas y demás actividades que fomenten el entusiasmo de los empresarios para mejorar su situación. 

Establecer estos proyectos supondrá un incremento de la economía de Marruecos. El Reino prevé que después del desarrollo de estos programas la riqueza de la nación crezca alrededor de un 4% en los próximos cincos años, y a medida que las circunstancias progresen, se creen un millón de puestos de trabajo netos. 

Mina de fosfato en la fábrica de Boucraa de la Compañía Nacional de Fosfatos de Marruecos (OCP) situada en las provincias del sur, a 100 km al suroeste de la ciudad de El Aaiún
REUTERS/YOUSSEF BOUDLAL - Mina de fosfato en la fábrica de Boucraa de la Compañía Nacional de Fosfatos de Marruecos (OCP) situada en las provincias del sur, a 100 km al suroeste de la ciudad de El Aaiún

A pesar del coronavirus, y de todas las consecuencias que ha tenido en todos los sectores, Marruecos ha podido experimentar una ligera mejora en el ámbito laboral. En comparación con los datos de 2020, el país alauí creó 642.000 nuevos puestos en el tercer trimestre de 2021. Las cifras recogidas revelan una crecida debida a una mejora de la demanda interna en conjunto con la buena cosecha en el sector agrícola que ha tenido la nación durante todo el año. 

Los trabajadores de la agricultura fueron uno de los más beneficiados y uno de los sectores donde más se creó empleo. En total, el sector agrícola, forestal y pesquero recaudó 190.000 cargos laborales. En conjunto con otros sectores, las zonas rurales percibieron un aumento de la población ocupada, teniendo 274.000 empleos durante al año pasado. 

El programa “Awrach”, además de su principal misión, también ha tenido en cuenta la situación que viven algunas mujeres marroquíes. El enfoque de generar una igualdad de género en el sector es una de las partes importantes de este proyecto. Las mujeres en Marruecos cada vez van haciéndose más hueco en la sociedad, pero donde más se da este cambio es en las zonas urbanas y en las de las grandes ciudades. En cambio, las regiones más rurales son donde se dan un mayor desempleo de mujeres, además de que su acceso a la educación está mucho más restringido por los medios con los que cuentan. 

Mercado de verduras en las afueras de Casablanca
REUTERS/YOUSSEF BOUDLAL - Mercado de verduras en las afueras de Casablanca

Muchos de estos empleos, en la mayoría de las ocasiones no han sido renumerados y, en un principio, siempre iban ligados con las labores del hogar y trabajos considerados actividades femeninas. Los sucesivos Gobiernos han ido abordando este problema y poco a poco la labor que desempeñan las mujeres ha ido cambiado, logrando acceder a puestos mucho más altos de lo que antes podían. Aun así, queda todavía por hacer para erradicar este problema por lo que el Gobierno se ha comprometido firmemente con mejorar la situación de la mujer.