PUBLICIDAD

Iberdrola

Marruecos obtiene asiento en la Comisión para los Límites de la Plataforma Continental que estudia los límites de las aguas canarias

Se trata del órgano de Naciones Unidas que decide de la ampliación del derecho sobre el suelo marítimo pasada la zona económica exclusiva de 200 millas náuticas
onu

PHOTO/ARCHIVO  -  

El profesor de Derecho de la Universidad de Rabat especializado en leyes marítimas Miloud Loukili ha sido elegido miembro de la Comisión para los Límites de la Plataforma Continental (CLCS) para el periodo 2023 - 2028. La votación tuvo lugar el día 15 de junio durante la 32º asamblea de los Estados Partes de la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.
 
La CLCS es el grupo de trabajo internacional que se encarga de hacer valer la Convención de Derecho del Mar de Naciones Unidas entre los Estados para asuntos que impliquen las plataformas continentales. 

Después de las aguas territoriales y la zona contigua, que se extienden hasta las 24 millas náuticas, comienza la zona económica exclusiva (ZEE), que en caso de no solaparse con otra área de soberanía tiene una extensión de 200 millas náuticas partiendo desde la línea costera. Pasadas esas 200 millas náuticas, una nación puede pedir que su área de derecho se extienda hasta dónde llegue su plataforma continental por 150 millas más. 

mar
PHOTO/ARCHIVO

El caso de Miloud Loukili trascendió a los medios en el mes de mayo cuando una ONG pro-Polisario acusó a Marruecos de presentarse al órgano de Naciones Unidas. De acuerdo con la ONG, Loukili defendería la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental, además de no tener la cualificación necesaria para el puesto. 

Varios medios españoles se hicieron eco de la noticia, apuntando también a la falta de adecuación del currículum de Loukili para hacer parte de la Comisión. 
Hay que resaltar sin embargo que la candidatura marroquí se adecuó a los requisitos impuestos por Naciones Unidas y fue aceptada. El profesor Loukili es un experto en derecho marítimo, pese a no ser geólogo o hidrógrafo como la mayoría de los miembros de la comisión.

 Ya hay precedentes. Varios miembros de la Comisión actual no tienen un perfil científico. Otros muchos son oficiales de las Fuerzas Armadas de sus países, por lo que se da por hecho que se mantienen fieles y representan los intereses de sus naciones, algo que se le reprochó a Loukili, pero que es norma en la Comisión. 

A favor de la candidatura de Marruecos votaron 117 países durante la 32 Asamblea celebrada en Nueva York. En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí se felicita por su “intensa campaña diplomática” que ha logrado el asiento para Loukili en la comisión. Según las normas de la Comisión, de los 25 miembros que la forman, 5 están reservados para los países africanos. Además de Marruecos, Angola, Madagascar, Ghana y Kenia tendrán expertos en la CLCS. 

La renovación de los miembros de la Comisión para los Límites de la plataforma Continental atrae especial atención en un momento en el que los Gobiernos de España y Marruecos se preparan para reunir un grupo de trabajo conjunto para resolver contenciosos marítimos.

Al mismo tiempo, España tiene desde 2014 un proceso abierto ante la CLCS para ampliar el derecho español sobre la plataforma continental de las islas canarias. De ser aceptado, España tendría derechos sobre los recursos del suelo marítimo 150 millas náuticas al oeste de la ZEE canaria. Expertos del CSIC, coordinados por Luis Somoza, presentaron un estadio para armar la pretensión española de legitimidad de acuerdo con la geología, geofísica e hidrografía de la plataforma continental de las islas canarias. Dentro de los límites trazados por el grupo de trabajo español en 2014 y sometidos la CLCS, estarían los ricos yacimientos del monte Tropic. 

onu new york
PHOTO/ARCHIVO

Marruecos, por medio de su Parlamento se apropió de la soberanía de las aguas territoriales y contiguas que corresponden a la línea costera del Sáhara Occidental gana con Loukili un apoyo considerable en un órgano que tendrá que dictaminar sobre este asunto. De obtener Marruecos reconocimiento internacional sobre las aguas del Sáhara, cabría someter ante la CLCS el derecho sobre su plataforma continental, que solaparía con la franja sur de la canaria.

Entre España y Marruecos aún están previstos varios encuentros de los grupos de trabajo hispano-marroquíes para resolver sus diferencias marítimas, no solo en el atlántico, pero también en le mediterráneo. Fuentes del Ministerio de Exteriores afirmaron en abril, después de la declaración conjunta, que estas reuniones retomarían en junio 2022, pero ningún comunicado se ha hecho aún al respecto.