PUBLICIDAD

Iberdrola

Marruecos planea atraer una inversión de 1.400 millones de euros para su plan de energía eólica

Rabat pretende continuar con su proyecto de transición energética movilizando una inversión internacional de 14.500 millones de dírhams para destinarlo a la producción de energía eólica
Marruecos energía eólica

PHOTO  -   Parque eólico en Tánger, Marruecos

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Marruecos ha anunciado su intención de atraer 1.400 millones de euros de inversión global con el objetivo de financiar su proyecto de energía eólica. Este plan se sitúa dentro de la estrategia de Rabat de transición a la energía sostenible durante los próximos años. 

Marruecos es considerado un modelo de desarrollo sostenible por diversas instituciones y organizaciones internacionales. De hecho, según el diario Alarab, este año 2021 el Foro Económico Mundial situó a la nación norteafricana en el puesto número 3 dentro del ranking de países árabes con una transición energética más eficaz. A nivel mundial se posiciona en el lugar número 66.

Sin embargo, uno de los principales desafíos que enfrenta el país es su creciente demanda de energía. Según datos del Banco Mundial, el consumo de equivalente de petróleo per cápita era de 0.5 toneladas en 2014. A finales de esta década, se calcula que esta cantidad ascenderá a 1.1 toneladas; un nivel muy próximo al de los países occidentales.

Marruecos energía eólica
PHOTO/ARCHIVO  -  Parque eólico en Tánger, Marruecos

No obstante, en la actualidad Marruecos importa cerca del 90% de la energía que consume, lo que supone un gasto del 3% del PIB. Así, el incremento de la demanda energética ha supuesto para el país un aumento de más del 38% de las importaciones de energía solo en los primeros 9 meses del 2021, tal como recoge el diario árabe Asharq al-Awsat.

De este modo, este proyecto centrado en la energía eólica no solo supone una apuesta por las energías no contaminantes, sino que, además, supondrá una disminución de la dependencia energética de Rabat.

Por su parte, la información recogida en el tuit del Ministerio de Asuntos Exteriores no reflejaba la cantidad de nuevos proyectos que Marruecos pretende implementar para producir la energía eólica. Sin embargo, la publicación sí que indicaba que, para el año 2024, los nuevos parques eólicos creados funcionarían a pleno rendimiento. Además, entre los proyectos del programa actual encontramos los parques eólicos de Midelt (siendo capaz de producir 180 megavatios), Tiskrad (100 MW), Tánger (70 MW), Jbel Hdid (200 MW) y Bouidour (300 MW), tal como recogía la publicación.

Hoy, Marruecos es ya uno de los países pioneros en la producción de energías renovables en la región, alcanzando una cuota de electricidad verde que asciende a un 37% del mix energético y una capacidad de producción de casi 4000 MW de energías sostenibles. Sin embargo, los proyectos energéticos del país son bastante más ambiciosos. Para el año 2030 Rabat espera aumentar al 52% la cuota de electricidad limpia y ser capaz de producir 6000 MW de energía renovable. Este objetivo planea ser alcanzado a través del uso de varias fuentes; eólica, hidráulica y solar, tal como ejemplifica la planta Noor 1, parte del plan de producción de energía solar Noor Ouarzazate.

Marruecos energía eólica
PHOTO/ARCHIVO  -  Parque eólico en Tánger, Marruecos

El proyecto de transición energética del país norteafricano se ha extendido también a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021(COP26), donde el jefe de Gobierno, Aziz Akhannouch, defendió la estrategia de sostenibilidad de Marruecos. El primer ministro afirmó que el país tiene actualmente 50 proyectos de energía renovable en marcha, y que otros 60 se encuentran en desarrollo o implementación

Además, en el marco de las relaciones diplomáticas por la sostenibilidad, Akhannouch se reunió con el enviado climático de Emiratos Árabes Unidos. Unos días atrás, también la ministra marroquí de Transición Energética y Desarrollo Sostenible, Leila Benali, se reunió en la vicepresidenta y canciller colombiana, Marta Lucía Ramírez, para fomentar el intercambio internacional de experiencias, según recoge la página oficial de la Cancillería de Colombia.