Marruecos producirá la vacuna china Sinopharm

El Reino estima desarrollar cinco millones de dosis mensuales en el corto plazo
El rey Mohamed VI de Marruecos presidiendo acto

PHOTO/MAP  -   El rey Mohamed VI de Marruecos presidiendo acto

La farmacéutica marroquí Sothema producirá “a corto plazo” cinco millones de dosis mensuales de la vacuna china Sinopharm en territorio marroquí, según informó el lunes la agencia de noticias MAP. 

El rey Mohamed VI presidió en el Palacio Real de Fez la ceremonia del lanzamiento y de firma de convenios con las distintas compañías. En el evento también estuvieron presentes el primer ministro, Saad Eddine El Othmani; el asesor principal del monarca, Fouad Ali El Himma; y el ministro de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita, entre otros.

El Gobierno de Marruecos estampó su rúbrica sobre el acuerdo con la farmacéutica china, Sinopharm, para la producción de la vacuna contra la COVID-19 en suelo marroquí. Sothema, conocida formalmente como Société Thérapeutique Marocaine, comenzará a fabricar las primeras dosis en las próximas semanas. 

El documento firmado por el ministro de Sanidad, Khalid Ait Taleb, y el presidente del grupo farmacéutico chino, Liu Jingzhen, compromete a ambos a colaborar en el desarrollo de la vacuna, así como a hacer uso de las instalaciones de la farmacéutica Sothema para el desarrollo de las dosis.

Logo de la compañía del Grupo Sinopharm Co Ltd
PHOTO/REUTERS - Logo de la compañía del Grupo Sinopharm Co Ltd

La asociación de carácter público-privado movilizará una inversión cercana a los 500 millones de dólares, según la agencia marroquí MAP. El proyecto pretende arrancar con una capacidad de producción de unas 5 millones de dosis al mes. A partir de ahí, “aumentar gradualmente esta capacidad a medio plazo”.

En el evento, el reino alauí aprovechó el acto para cerrar otro acuerdo con la farmacéutica sueca Recipharm para la construcción de una planta de la compañía en Marruecos. Uno de los objetivos del Reino es el de producir y desarrollar vacunas para otras patologías ajenas a la COVID-19. 

Los planes del monarca Mohamed VI pasan por “promover la autosuficiencia del Reino y convertir a Marruecos en una plataforma de biotecnología importante en el continente africano y en el mundo en el ámbito de la industria”, trasladó la agencia.

Los términos del contrato entre Marruecos y China se inscriben en la conversación telefónica mantenida en agosto entre el rey Mohamed VI y el presidente chino Xi Jinping. El diálogo dio pie a que ambos líderes acordaran trabajar de forma conjunta en el desarrollo de la vacuna.

El presidente de China, a la izquierda, y el rey de Marruecos, Mohamed VI, pasan revista a las tropas durante una visita oficial
AFP/KIM KYUNG-HOON - El presidente de China, a la izquierda, y el rey de Marruecos, Mohamed VI, pasan revista a las tropas durante una visita oficial

“China incita a sus compañías a invertir y hacer negocios en Marruecos, y está dispuesta a trabajar con Marruecos para reforzar de manera constante la cooperación en varios campos dentro de marcos como la Iniciativa de la Franja y la Ruta, el Foro de Cooperación China-África y el Foro de Cooperación China-Estados Árabes”, aseguró Pekín.

Por su parte, desde Rabat se considera a China como un aliado estratégico de primer orden. El monarca marroquí declaró que espera un fortalecimiento de su cooperación en materia económica y tecnológica con el gigante asiático, y que tengan la oportunidad de dinamizar sus relaciones bilaterales. 

El acuerdo llega, además, en un marco de inestabilidad. La pandemia se ha recrudecido durante las últimas semanas en Marruecos y la incidencia ha vuelto a aumentar. Por este motivo, el primer ministro alertó de la situación e instó a los ciudadanos marroquíes a mantener las medidas sanitarias.

El Reino registra más de medio millón de casos desde el mes de marzo de 2020. En total, hasta 9329 marroquíes han fallecido, 10 durante las últimas 24 horas. Además, las autoridades han detectado la variante delta en varios puntos del país.

Sin embargo, la campaña de vacunación avanza con celeridad. Del total de 36,47 millones de habitantes, el país norteafricano ha inoculado más de 19 millones de dosis. El 25% de la población, esto es, nueve millones de marroquíes, ya han recibido la pauta completa.