PUBLICIDAD

Iberdrola

Marruecos quiere fomentar la industria de hidrocarburos nacional

Tras el reciente aumento del precio en mercado internacional, el reino alauí pretende crear proyectos a través de la inversión para aumentar la capacidad de almacenamiento de los recursos
Líneas de transferencia en la terminal de gas natural licuado (GNL)

REUTERS/GARY CAMERON  -   Líneas de transferencia en la terminal de gas natural licuado (GNL)

La reciente subida de precios en el gas y en el petróleo en el mercado internacional está causando diversos problemas a algunos países. Estos están teniendo que recurrir a distintas soluciones para contentar a la población y no quedarse en desabastecimiento de estos recursos naturales. Marruecos es uno de estos territorios a los que está afectando el aumento del precio de los hidrocarburos, y el Gobierno se las está viendo para buscar una respuesta al tema.

El Reino, para ello, pretende fomentar la industria nacional del suministro de gas natural con la creación de nuevos proyectos. Según el Ejecutivo marroquí, se pretende invertir más de 5.000 millones de dirhams en estos planes que serán capaces de aumentar la capacidad de almacenamiento de hidrocarburos, y, así, podrán dejar de depender un poco más de lo que es el mercado internacional. 

Así lo confirmó Leila Benali, ministra de Transición Energética y Desarrollo Sostenible, en una conferencia a la prensa marroquí. Ella aseguró que, de esos 5.000 millones de dirhams, 3.000 millones irán destinados a desarrollar la capacidad de almacenamiento de gas licuado (GNL) y gas butano. Por otro lado, los 2.000 millones restantes se destinarán a la creación de proyectos que fortalezcan el nivel de almacenamiento de diésel y gasolina en el Reino. 

“Para finales de 2023, la capacidad de almacenamiento adicional se incrementará en 890.000 metros cúbicos para aumentar las reservas a 60 días”, explicó Benali a la prensa marroquí. 

Asimismo, la ministra aprovechó el momento para hacer un llamamiento a los sectores públicos y privados. Estos son esenciales para la creación de nuevos proyectos claves en este sector, por lo que Benali los llama a invertir en esta área para empezar a parar el excesivo precio del mercado internacional. Así, se deja entrever que la nación norteafricana no quiere depender tanto de los barriles que importan otros países. 

La ministra de Energía de Marruecos, Leila Benali, durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), en Glasgow, Escocia, Gran Bretaña, el 4 de noviembre de 2021 REUTERS/PHIL NOBLE
REUTERS/PHIL NOBLE - Leila Benali, ministra de Transición Energética y Desarrollo Sostenible de Marruecos

También, la ministra comentó que Marruecos es capaz de crear un sector seguro y de éxito. Según Benali el reino alauí se está preparado para construir una infraestructura de gas que incluya gasoductos, puertos y unidades de almacenamiento y regasificación. “Esto no solo garantizará energía competitiva al sector eléctrico sino también al sector industrial”, afirmó la ministra. 

De esta manera, Benali también asegura que el sector industrial está tratando de acceder al gas natural y que para ello es de vital importancia comenzar a construir unidades de regasificación. Marruecos podrá verse envuelto en una soberanía energética tras recientemente introducirse al mercado del GNL. Hace un mes la nación norteafricana accedió a este comercio en el que se está preparando cuatro puertos para recibir el recurso, así como la edificación de instalaciones para su transporte y almacenamiento.

Cabe destacar que acceder a este sistema implica la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Con ello, la nación norteafricana sigue cumpliendo su plan estratégico para mejorar la situación del cambio climático.

Benali confirmó que esto se hace para garantizar la seguridad energética de Marruecos. Ahora, la ministra asegura que la transformación del GNL se tiene que hacer dentro de las fronteras y del espacio marítimo marroquíes a través de la creación de una central eléctrica flotante o de una terminal terrestre que se encargue del asunto. 

Planta solar de Ouarzazate, en el centro de Marruecos
AP/ABDELJALIL BOUNCHAR - Planta solar de Ouarzazate, en el centro de Marruecos

Siguiendo esta línea, la ministra ha llevado a cabo un llamamiento a las industrias para que comiencen a hacer cálculos económicos y financieros para empezar a transformar el GNL de la solución más inmediata que encuentren. Además, confirma que los puertos de Mohammedia y Nador ya están listos para empezar a recibir el recurso. 

La guerra en Ucrania está causando graves estragos a nivel mundial. Debido a que Rusia es la primera potencia en el mercado de los hidrocarburos, esta está comenzando a subir el precio de los barriles como respuesta al bloqueo y las sanciones que le están imponiendo las naciones y las organizaciones mundiales. De esta forma, el precio para repostar el coche o la factura de la luz está creciendo enormemente en muchos países que se hayan en la búsqueda de otras alternativas para paliar los efectos de la crisis.