PUBLICIDAD

Iberdrola

Marruecos reactivará su economía tras la implantación de su nuevo modelo de desarrollo

El presupuesto está preparado para combatir los efectos de la crisis sanitaria
Gobierno de Marruecos

 -   Gobierno de Marruecos

Aziz Akhannouch, máximo dirigente del nuevo Gobierno marroquí, presentó un proyecto de ley para el año 2022, en el que se plantean nuevas medidas para sobreponer la economía tras la crisis de la COVID-19.

Nadia Fattah al-Alawi, ministra de Economía y Finanzas, asegura que el presupuesto se hizo de acuerdo con el contexto, cuando comenzó a mostrarse señales de recuperación económica. 

El Parlamento aprobó la implantación del modelo de desarrollo con el objetivo de incrementar para el año 2035 el nivel de crecimiento y reducir las desigualdades sociales. 

Se espera lograr una serie de objetivos, de los cuales se destacan el asegurar la recuperación económica para reducir el desempleo, y otorgar a los jóvenes nuevas oportunidades laborales. 

El responsable de la Red Marroquí de Economía Social y Solidaria, Abdullah al-Suhair, resaltó que el presupuesto mitigaría los efectos de la pandemia en la economía, como informó el medio Al-Arab.

Aziz Akhannouch
Aziz Akhannouch

El Gobierno pretende añadir nuevas iniciativas ambientadas en el ámbito agrícola, impulsar el programa "Intilaaqah", el cual empezó el año anterior, pero se estancó con la crisis del coronavirus, y vigilar los pasos de los jóvenes en el ámbito laboral. 

Según datos del Banco Mundial, se estima que, para fines de este año, la tasa de desempleo aumentará al 12% y, en el año 2022, se prevé que haya una leve reducción al 11’5%. Dichos porcentajes, son mayores que los que había antes de la crisis sanitaria. 

Se han incluido nuevas pautas en el proyecto de ley de finanzas con el objetivo de reformar las instituciones del sector público y reforzar la gobernanza. 

Tras la aprobación del nuevo documento presupuestario por parte del dirigente del Gobierno marroquí, Aziz Akhannouch, se establece que se abrirán las puertas a una gran oferta laboral de casi 27.000 oportunidades de empleo en el sector público. 

Nadia Al-Alawi
Nadia Al-Alawi

Además, en el informe sobre el modelo de desarrollo se pretende aumentar, para el año 2026, la aportación al Producto Interior Bruto al 8%. 

El proyecto de presupuesto del año 2022 está pendiente de ser aprobado por el Parlamento, e incluirá nuevas medidas para reducir las desigualdades económicas entre los ciudadanos que, según el Banco Mundial, se cree que mejore el nivel de la economía en los próximos años. 

Según Al-Suhair, las consecuencias de la pandemia de la COVID-19 han hecho estragos en la mayor parte de la economía, incluyendo el turismo, restauración, transporte y pequeñas y medianas empresas, entre otros. 

Sin embargo, declaró que la economía social y solidaria se vio más afectada, casi al borde de un colapso total en sectores de la industria tradicional, la cual se relaciona con el sector turístico y festividades. 

Al-Suhair destacó que, para salvar esta situación se debe elaborar un anteproyecto de ley para el sector, y apoyar a las pequeñas y medianas empresas por medio del marketing y de incentivos fiscales, con el objetivo de que el presupuesto de 2022 forme una nueva clase media en el ámbito rural, como informó Al-Arab. 

También, se reforzará la generalización de la cobertura sanitaria obligatoria para poder beneficiar a los trabajadores no asalariados, los mecanismos de integración y la protección social, incluyendo a los grupos más vulnerables y pobres. 

Asimismo, Al-Alawi declaró que se tomarán nuevas medidas relacionadas a la generalización de la compensación familiar, destacando la inclusión de personas con discapacidad y asegurar la igualdad en diferentes aspectos de los ámbitos económico y social. 

Según los últimos informes del Banco Central de Marruecos, la economía experimentará un gran auge del 6,2% a finales de este año. Lo que supone un crecimiento de 0,9 puntos respecto a sus previas expectativas en el mes de junio, después de haber registrado en 2020 un gran retroceso debido a las consecuencias de la pandemia.