Marruecos redefine su frontera marítima con Mauritania y España e incorpora a sus aguas el mar del Sáhara Occidental

La nueva línea divisoria ha avivado tensiones
TangerMed

PHOTO/AFP  -   El puerto marroquí de Tánger Med se sitúa entre la ciudad del Estrecho y la frontera con la ciudad española de Ceuta

El Parlamento del país vecino ha aprobado este lunes dos leyes que afectan a España y Mauritania en temas fronterizos. El reino alauí ha redefinido sus fronteras marítimas que colindan con España y Mauritania mediante dos leyes que han sido aprobadas por unanimidad en la comisión donde las presentó Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos. 

Todos los grupos en el Parlamento marroquí secundan estas dos nuevas leyes, las cuales el propio Bourita ha calificado como textos “históricos”. Esta nueva línea divisoria puede causar ciertas polémicas con los países colindantes y reaviva de nuevo la cuestión del Sáhara, cuyo estatus jurídico está todavía sin resolver. 

La nueva legislación de las fronteras marítimas de Marruecos delimita las 12 millas de sus aguas territoriales, las 350 de la plataforma continental (en base a la Convención de la ONU sobre Derecho del Mar) y otras 200 millas que delimitan la Zona Económica Exclusiva.  Con el mapa delante, se puede visualizar mejor la cercanía de las islas Canarias y cómo afectan las nuevas líneas a España. De hecho, el propio ministro marroquí ha declarado a los medios que “puede haber problemas de solapamiento”, pero al mismo tiempo ha asegurado que el diálogo está abierto (tanto con España como con Mauritania) para resolver los posibles problemas “con consenso”. 

Nueva frontera marítima mientras España se rige por un Gobierno en funciones

España se encuentra, según parece, a las puertas de formar un Gobierno, pero, de momento, la decisión marroquí llega en un momento de Ejecutivo en funciones. 

Ante estas dos nuevas leyes marroquíes, el Ministerio de Asuntos Exteriores de España, mediante un comunicado, se ha limitado a confirmar que está al tanto de dicha cuestión y ha confirmado que no conoce el contenido exacto de la nueva legislación. Del mismo modo, ha recordado que los temas fronterizos deben estar regulados de mutuo acuerdo y respetar así “la Convención del Mar de la ONU”.

El Ministerio también ha asegurado en su comunicado que entre los dos países hay “diálogo” y que se abordan las cuestiones fronterizas sobre las aguas territoriales de cada país, un asunto que “está aún pendiente”, según detalla en el comunicado.

Con todo ello, Marruecos ha extendido su soberanía sobre el espacio marítimo del Sáhara Occidental hasta llegar a la ciudad de Saidia, región que ya colinda con Argelia. La cuestión sobre el Sáhara lleva años enquistada y sin tener todavía un estatus jurídico claro, pero con este movimiento, Marruecos desea -como así lo ha asegurado su ministro de Exteriores- no negociar ningún convenio que no incluya su integridad territorial en una clara referencia al Sáhara Occidental.

Rechazo total del Frente Polisario a esta delimitación y advertencia a España que Marruecos “quiere hacer con Canarias lo que hizo con el Sáhara”

El representante del Frente Polisario en Canarias, Hamdi Mansour, ha rechazado de forma categórica la nueva delimitación fronteriza marítima de Marruecos y ha recordado al reino alauí que “las aguas del Sáhara Occidental son del Sáhara” aludiendo a varias sentencias dictaminadas por la justicia europea en las que señalan que “el Sáhara es un territorio diferente a Marruecos”, de forma que “cualquier ley o deliberación que afecte a este territorio está fuera de la justicia”, según ha explicado Mansour.

El representante del Frente también ha declarado a los medios que, cuando el Sáhara logre su independencia, el país está “dispuesto a negociar” todas las fronteras marítimas con los países vecinos como España, “de manera mutua, transparente y respetando sus intereses”.  Además, ha señalado que con esta nueva legislación, Marruecos “quiere hacer con Canarias” lo que hizo con el Sáhara.